Portal informativo de análisis político y social

TERCERA INSTANCIA | ¡Limosneros y con garrote!

TERCERA INSTANCIA | ¡Limosneros y con garrote!

Ago 22, 2015

En muy pocos días deberán de llegar al Congreso de Jalisco las reformas y adiciones a la Ley de Movilidad y Transporte del Estado, en la cual quedarán contempladas todas las obligaciones a las que deberán de sujetarse los prestadores del servicio público y privado del transporte de pasajeros con chofer, mejor conocidos como taxis, incluidos los que todavía ilegalmente trabajan con las plataformas de la internet.

Como ya es sabido, la empresa UBER es la más prepotente y que se resiste a ser regularizada, sigue «pataleando» para imponer lo que más les conviene, tan es así que el pasado viernes en una entrevista de radio su vocero José Eseverry, se atrevió a decir y casi exigir que no les deben de controlar la autoridad el número de vehículos que tengan en servicio, sino dejar a las necesidades de mercado.

Quiere decir que los señores de UBER son tan soberbios que se sienten ser los únicos que pueden prestar el servicio y las otras empresas que también operan en forma similar no deben crecer y ellos acaparar ese nicho de usuarios.

En unos días nos daremos cuenta los «brincos» que van a dar los de UBER, por la obligación que les impongan para funcionar y como parece que no les gusta respetar las leyes y reglamentos vigentes.

Pobrecitos, cuánta arrogancia demuestran, con eso de que hacen lo que se les pega la gana en muchos lados, creen que en Jalisco podrán hacer lo mismo.

 

¿Y cómo le van a hacer?

En casi 40 días tomarán posesión los nuevos presidentes municipales en Jalisco, y quien lidera a los de la Zona Metropolitana de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, ya advirtió que tomarán el control en varias ramas en materia de vialidad.

Sin embargo, está vigente a los diez días de su publicación en el Periódico Oficial «El Estado de Jalisco», ocurrido el sábado 7 de junio de 2014, el convenio que celebraron los presidentes municipales de Guadalajara, Zapopan y San Pedro Tlaquepaque, quienes previamente lo habían autorizado en sesión de cabildo de cada uno de ellos.

En la publicación aparece que el Gobierno del Estado de Jalisco podrá llevar a cabo hechos y acciones en suplencia de esos ayuntamientos y que se describen y entre los que destacan:

  1. Expedir por parte del Ejecutivo del Estado el reglamento para ordenar, regular y administrar los servicios de vialidad y transito en los centros de población ubicados en su territorio y en las vías públicas de jurisdicción municipal, conforme a la Ley de Movilidad y Transporte.
  2. Autorizar, de conformidad con los planes parciales de desarrollo urbano la ubicación de lugares para el establecimiento de los sitios y matrices de éstos (taxis y autobuses), a propuesta de los interesados.

Con respecto a la vigencia del convenio y lo más interesante es que se comprometieron alcaldes y el Ejecutivo estatal a que: «El presente convenio empezará a surtir efectos a partir de su firma y dejará de surtir efectos el último día de gestión de la Administración Pública Estatal, siendo prorrogada por un término igual si las partes convinieren y previa solicitud de «El Municipio».

Esto debe de entenderse que cada uno de los municipios.

También se precisa que en sesión extraordinaria del Ayuntamiento de Guadalajara, Jalisco, de fecha 24 de septiembre de 2013, se aprobó por mayoría calificada el decreto que autoriza el multicitado convenio.

Además que sobre la buena fe declararon las partes que en el presente documento no existe dolo, error o mala fe en su objeto y su contenido, por lo que de conformidad lo firman por triplicado, el día 10 diez de octubre de 2013.

Ante esto llama la atención el que los regidores del mismo partido político del próximo presidente municipal de Guadalajara, no le hayan informado que existe el convenio hasta enero de 2018 y que ahora se pretenda ignorar las obligaciones contraídas, lo mismo en Zapopan y en San Pedro Tlaquepaque.

Ahora hay que esperar qué intentarán hacer los nuevos alcaldes que tienen la intención de verificar el control que tiene la Secretaría de Movilidad y Transporte en esos municipios.

Supuestamente se debe de respetar la vigencia de ese convenio, con todo y que excede el periodo de vigencia de los alcaldes, como se ha respetado en Tlajomulco el contrato que suscribió hace unos años el cabildo con un particular para la construcción del Edificio de Oficinas municipales y que ese se hizo a 20 años de vigencia, para pagarle al constructor, sin embargo se sigue respetando esa obligación.

Ya veremos qué va a pasar y si el Ejecutivo Estatal sede a las exigencias de los nuevos salvadores de Jalisco.

Ver para creer, no queda de otra.

mobago1948@gmail.com