Portal informativo de análisis político y social

Tercera Instancia: Lo que el viento a Juárez

Tercera Instancia: Lo que el viento a Juárez

Ago 20, 2017

Por Modesto Barros González //

Ante los desplantes autoritarios o no del presidente municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, los reclamos y señalamientos de presuntas faltas cometidas le hacen lo que el “viento a Juárez, o sea nada, ni suda ni se acongoja y para él todo sigue y seguirá igual.

Esta semana que concluyó el coordinador de regidores del Partido Acción Nacional, Alfonso Petersen Farah, solicitó a nombre de su fracción que se suspenda el controvertido ejercicio denominado “ratificación de mandato”, por haber hecho y parece que lo sigue haciendo de propaganda de acciones de gobierno.

En tiempo y forma el expresidente de Guadalajara y médico, Alfonso Petersen Farah, entregó el escrito de violación al reglamento interno en el municipio al Consejo de Participación Ciudadana, pero los integrantes del mismo, como ya se esperaba, parece que ni caso han hecho.

El próximo domingo 27 de los corrientes, se llevará a cabo la consulta que supuestamente es para valorar las acciones del gobernante municipal.

Según nota publicada en El Informador el pasado 11 de julio, se dijo lo que necesitarán: “Vamos a requerir 275 observadores y alrededor de mil 350 ciudadanos que atiendan las mesas de votación. Tenemos 187 consejos sociales y trabajaremos con ellos para explicarles lo que significa tener el poder de decidir y una semblanza de Enrique, lo que ha hecho en su gobierno lo bueno, lo regular, lo malo y lo que le falta para que puedan decidir si vale la pena ratificar su trabajo”

Hasta el momento el flamante Consejo de Participación Ciudadana, no ha informado, o no ha querido informar quiénes son los cientos de participantes en el cuestionado ejercicio.

Otra de tantas muestras del autoritarismo del presidente municipal de la capital de Jalisco, es la colocación de monumentos u obras de arte colocadas en distintos puntos de la ciudad, sin importarle la aprobación de la población.

Como nadie puede contradecir o cuestionar al alcalde, ahora si ya apareció el malestar entre grupos católicos y hasta el propio Cardenal y Arzobispo Emérito de Guadalajara, Don Juan Sandoval Iñiguez, manifiesta su inconformidad.

Para el respetado ministro de la iglesia católica la llamada obra “Sincretismo”, colocada esta semana en el camellón de la avenida Del Federalismo, es una falta de respeto a un símbolo tan consagrado como lo es la Virgen de Guadalupe, publicó en entrevista el periódico regiomontano Mural.

Todavía no se sabe si el Alcalde ya está valorando sus necedades que le pueden provocar que “la casa se le caiga” y no llegue a la gubernatura de Jalisco, pero él y sus brillantes asesores sabrán.

Ojalá y no sea faramalla

Para muchos son aplaudidas las acciones que está llevando a cabo la Fiscalía General de Jalisco, para encontrar irregularidades en la construcción y manejos de recursos en la Villa Panamericana, pero según algunas voces y hasta el propio presidente municipal de Zapopan, ya se debe destrabar el problema y dejar que se utilicen la controvertida unidad.

Hasta para el propio Secretario de Educación del Estado, Francisco Ayón López, lograrán recuperar varios cientos de millones de pesos que son patrimonio de los trabajadores al servicio del estado y sus municipios, pero no ha dicho si recibirán los intereses correspondientes a los años que han tenido su dinero y que arbitrariamente dispusieron de ellos los responsables del gobierno de Emilio González Márquez.

Ahora bien, si la intervención de peritos del Instituto de Ciencias Forenses y de Agentes del Ministerio Público, en las instalaciones que albergaron deportistas en 2011, es para demostrar que ya van a salir a la luz pública lo que se presume de abusos de dinero la avaricia de algunos socios, y todo quede en que se puede seguir adelante y poder vender terrenos y edificaciones, será una gran decepción para muchos.

Lo más grave es que el otorgar licencia de habitabilidad por parte del gobierno municipal de Zapopan, provocará un gran detonante para que los terrenos aledaños también sean edificados en lo que los acaparadores deseen, pues ya no se les podrá negar la habitabilidad si ya se dio a la Villa Panamericana.

Ahora si los terratenientes de El Bajío, se van a enriquecer aún más y solo tuvieron que esperar algunos años para lograr sus enormes ganancias, sin importar si hay mayores daños al subsuelo o captación de recursos hidráulicos que por años han sido esos terrenos.

No cabe duda que Viva México y más ahora que ya está por iniciar el proceso electoral del 2018.

%d bloggers like this: