Portal informativo de análisis político y social

Tercera Instancia: Lo tienen acorralado

Tercera Instancia: Lo tienen acorralado

Dic 2, 2017

Por Modesto Barros González // 

Como “gato boca arriba” se defiende el actual presidente municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, ante la embestida que le hacen los dirigentes de los partidos políticos del PAN, PRD y MC, quienes a toda costa quieren que “doble las manos” para que acepte ingresar al cacareado “Frente Ciudadano por México”.

La noche del pasado jueves los flamantes dirigentes Ricardo Anaya, Alejandra Barrales y Dante Delgado, se reunieron con el virtual aspirante a la gubernatura de Jalisco, en una cena convocada por el ex rector de la Universidad de Guadalajara, Raúl Padilla López.

También estuvieron el expresidente del PRD, Carlos Navarrete, el líder de los diputados locales del MC Ismael del Toro y la rectora del Centro Universitario de Los Altos, Mara Robles.

Según notas periodísticas, en la reunión que supuestamente inició como un convivio de “grandes” amigos, también estuvieron Héctor Aguilar Camín, Diego Petersen y Jorge Castañeda, más otros colados más.

Se asegura que al último se quedaron con Enrique Alfaro Ramírez el dirigente del partido que lo cobija, Dante Delgado, así como Ismael del Toro y algunos pocos más.

Tal parece que a los desesperados promotores de autodenominado “Frente Ciudadano por México”, no les gustó lo declarado en un video publicado el último domingo de noviembre pasado por el guía de los emecistas en Jalisco, al decir tajantemente que se deslinda totalmente de cualquier coalición con otro partido político, que él solo lo hará por el Partido Movimiento Ciudadano, para que quede muy claro, según se interpretó en su publicación.

El convocante Raúl Padilla López, está demostrando el interés para que Alfaro Ramírez, acepte la coalición con el PAN y el PRD, aunque el dirigente estatal del PRD, Raúl Vargas López, deja el cargo por haber cumplido el período por el que fue electo, según dijo, pero se especula que lo hace para dejar libre la negociación.

Por su parte quien hace años era materialmente odiado por Enrique Alfaro Ramírez, cuando fue presidente municipal de Tlajomulco de Zúñiga, hoy se convierte en negociador para que acceda la coalición.

De muchos es sabido que el alcalde tapatío es de una sola palabra y cuando dice públicamente que no se coaligará con ningún otro instituto político, es que así será, a menos que lo lleguen a acorralar tanto que ni el mismo Partido Movimiento Ciudadano, propiedad de Dante Delgado Rennauro, llegue a acorralarlo a tal punto que no acepte su candidatura, lo cual es muy difícil que ocurra, pero no se debe de descartar, en política todo puede ocurrir, dicen los conocedores del tema.

DEJAN A MEDIAS OBRAS VIALES  

A nadie dan explicación del retiro de maquinaria para la repavimentación de calles en diferentes puntos del municipio de Guadalajara.

Como ejemplo está lo que ocurre en la Colonia Moderna, donde los trabajos se realizaban lentos, pero bien y de repente se retiraron las máquinas propiedad de una empresa concesionada para realizar esos trabajos.

Personal del gobierno municipal tapatío con tiempo dieron aviso del trabajo que se realizaría y otros pidieron la opinión de los habitantes de la obra de repavimentación.

Sin embargo desde hace más de dos semanas se esfumaron empleados de la obra y las máquinas, con todo que haber levantado el asfalto en varias calles como la de Venezuela.

Las calles quedaron como si fueran brecha y la polvareda es constante perjudicando a quienes viven o trabajan en esa y otras calles.

Llama la atención que hace unos días con “bombo y platillos” el presidente municipal Enrique Alfaro Ramírez, acudió al Mercado de Abastos para cumplirles, según dijo el compromiso de mejorar sus calles y avenidas en el marco del 50 aniversario del importante centro comercial.

En ese acto el alcalde señaló según información en redes: Ya dimos el banderazo de salida para hacer el reencarpetado de la calle Mariposa y vamos a entrarle también a la calle Mandarina.

Agregó: Aproveché para agradecerle al Presidente y a todo el comité de la Unión de Comerciantes su disposición. Les dije que podríamos hacer una renovación integral con un proyecto similar al que se hizo en la Zona Industrial. Vamos a estudiarlo las dos partes a ver si arrancamos el año entrante.

Ahora se verá si se le terminó el dinero para acabar las obras inconclusas en otras calles de la ciudad o en el Mercado de Abastos echarán todas las ganas para dejarlos contentos, mientras que los otros se aguantes, o sea califican a ciudadanos de primera y a los que son de tercera, que bien.

VERDADEROS GORILAS

No se puede pasar por alto la prepotencia e impunidad como trabajan algunos elementos de grupos de seguridad privada, sin que supervisores y propietarios de las empresas a que pertenecen, ni quienes contratan el servicio y mucho menos las autoridades estatales que le dan el permiso de funcionamiento los meta en cintura.

En concreto los trabajadores hacen lo que les pega la gana, parece que son dueños de “horca y cuchillo” sin que nadie los controle.

Elementos de una empresa particular de la Ciudad de México y supuestamente nombrada Seguridad Privada SHITEKI, están comisionados a la peligrosísima y arriesgada tarea de vigilar, entre otras cosas, las oficinas de la delegación del INAPAM, en el edificio del Palacio Federal.

Como normalmente lo hacen esos gorilas uniformados tratan con la punta del pie a las personas de la tercera edad que desde muy temprana hora acuden para conseguir la credencial que los acredita como personas mayores de 60 años y poder conseguir beneficios con el documento.

Como la delegación del INAPAM, se quedó sin credenciales o sin formatos, lo que ocurre con frecuencia, la semana pasada personas mayores se mostraron molestas porque los gendarmes prepotentes les impidieron el ingreso a las instalaciones federales.

Reporteros de distintos medios de comunicación acudieron para hacer su trabajo de informar lo que estaba ocurriendo, uno de ellos Gustavo Magaña, de la empresa RADIORAMA, quien fue testigo de la forma grosera y con lujo de fuerza dispersaron a los adultos mayores.

En cumplimiento de su deber Gustavo Magaña, en la vía pública estaba entrevistando a los molestos inconformes, lo cual no fue del agrado de los gorilas uniformados que le ordenaron que no lo hiciera y mucho menos grabara la voz de los afectados.

De repente uno de ellos se fue encima del reportero y logro tirarlo al piso, como son tan valientes los vigilantes otros dos se fueron encima del periodista y con golpes de pies y manos lo agredieron.

La delegada de la SEDESOL, Gloria Rojas Maldonado, a quien le compete la administración del Palacio Federal y de las oficinas del INAPAN, se hizo la “occisa” y nada más se disculpó, ya que el grupo privado de gorilas lo contratan en las oficinas centrales en la Ciudad de México, y ella no podía hacer nada, como casi siempre lo hacen.

En forma valiente y como buen ciudadano Gustavo Magaña, acudió denunciar a los prepotentes uniformados y se espera que reciban un castigo ejemplar por lo que hicieron con el periodista que solamente estaba trabajando, como si eso fuera ilegal.