Portal informativo de análisis político y social

TERCERA INSTANCIA | ¡Los malos tan tranquilos y los buenos olvidados!

TERCERA INSTANCIA | ¡Los malos tan tranquilos y los buenos olvidados!

May 9, 2015

Tal parece que el mundo está al revés y las nuevas formas de valorar a las personas se busca basar en descalificar y criticar al gobierno en turno, sin importar el nivel que se trate.

Los delincuentes organizados o no hacen de las suyas en casi todo el país, mientras que los esfuerzos de las autoridades en muchas ocasiones son descalificadas como ineficientes o corruptas.

Este sábado se llevó a cabo una marcha por la paz, para que se termine con tantos hechos sangrientos y delitos cometidos contra la población en general, pero reclamando severamente al gobierno.

Los malvados trafican con drogas, secuestran inocentes, roban negocios y casas-habitaciones, asaltan en las calles y cometen innumerables ilícitos, mientras que los cuerpos policiales y militares hacen su trabajo para capturarlos y disminuir los delitos que cometen.

En esa lucha casi eterna han perdido la vida muchos policías y militares, los cuales ahora hasta deben de esconder sus nombres para evitar represalias a sus familiares, quedando en total anonimato.

Del personal asesinado en el cumplimiento de su deber sólo se acuerdan sus familiares y amigos pero el resto de la población no dice nada, total, para eso les pagaban o ellos escogieron la peligrosa profesión, dice mucha gente.

Las protestas contra la inseguridad tienen el lícito fin de exigir a los gobernantes que se combata con mayor eficacia, pero valdría la pena que también se reconociera a quienes han entregado su vida cumpliendo con su trabajo.

Hace algunos años en la Cámara de Comercio de Guadalajara, cada vez entregaban un reconocimiento y un premio en efectivo a los buenos elementos policiales de la Zona Metropolitana de Guadalajara, pero ese estímulo se canceló, como si ya no hubiera a quién premiar.

La sociedad en general, grupos sociales tan sensibles a lo que ocurre, grupos empresariales y de comercio debieran de buscar cómo estimular a los elementos de los cuerpos de seguridad de todo el estado.

El hacer justo reconocimiento a los policías también es una forma de dar a conocer a los niños y jóvenes que tanto mujeres como hombres trabajan todos los días en combatir a la delincuencia y salvaguardar la seguridad de toda la población.

Si bien es cierto que existen malos elementos policiales que se relacionan con los hampones, afortunadamente son los menos y al estar evaluando el desempeño de sus labores de todos los uniformados o vestidos de civil como los de la fiscalía, se podría descubrir al mal personal.

Supuestamente en Jalisco debe de funcionar el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública, Prevención y Reinserción Social, organismo con nombre muy largo y acciones muy cortas.

En su página de internet, señala que es «un órgano de consulta, análisis y opinión en materia de seguridad pública del Sistema Estatal de Seguridad Pública, orientado a la vinculación y enlace con organizaciones académicas, empresariales y sociales, autoridades, consejos ciudadanos, organismos similares y la población en general, para la promoción de la participación social, análisis, formulación, articulación de propuestas de acciones y políticas relacionadas con la seguridad pública, así como el seguimiento y evaluación de acciones y programas institucionales».

Seguramente sus análisis y propuestas son muy en secreto y pocos saben qué hace ese organismo y todavía dicen en su visión que «que en el mediano plazo, Jalisco cuente con un modelo de seguridad y justicia con participación ciudadana que fomente el desarrollo humano. ¿Cuál es su misión?
Lograr para Jalisco un modelo de seguridad y justicia con participación ciudadana que propicie el desarrollo comunitario, familiar e individual con paz.

¿Cuáles son sus facultades y atribuciones de ley?
Entre sus funciones se encuentra: ser órgano de consulta, análisis y opinión en materia de seguridad pública; impulsar la participación ciudadana en las tareas de prevención social de la violencia y la delincuencia; gestionar el observatorio de la seguridad y la gobernanza urbana que procese la información generada por el Sistema Estatal de Seguridad Pública y otras fuentes de información, así como difundir los productos de su análisis».

También parece que es puro rollo y nada efectivo, además lo integran ese Consejo dicen «Ciudadanos, organismos gubernamentales y no gubernamentales, empresariales, universidades, académicos especializados e instituciones educativas que trabajan en sesiones de Consejo General, de Coordinación General y de las comisiones permanentes de trabajo».

La pregunta es qué han hecho, cuándo han dado la cara siquiera para reconocer el artero asesinato de policías, cuándo han salido a explicar qué debe hacer la población en casos de emergencia de narcobloqueos o quema de negocios y tantas cosas más que supuestamente deben de conocer en sus sesudas reuniones que deben tener.

 

mobago1948@gmail.com