Portal informativo de análisis político y social

Tercera Instancia: No pasa nada

Tercera Instancia: No pasa nada

Abr 29, 2017

 

Por Modesto Barros González //

LA TAN DESAGRADABLE ESCENA QUE PROTAGONIZARON EL PASADO MARTES 18 DE ABRIL EN EL RUMBO DE LA COLONIA OBLATOS, DEBIERA TENER UN ESCARMIENTO PARA MEJORAR LA SEGURIDAD EN LA ZONA METROPOLITANA DE GUADALAJARA.

 

Luego del criticable comportamiento de elementos policiales y de la fiscalía, donde se demostró que más les interesa el futuro político de algunos actores que su verdadera obligación de brindar y mejorar la seguridad pública, el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz los metió al orden o por lo menos eso busca lograr.

Como se ha comentado que tal parece que ya arrancaron las campañas políticas extraoficiales y algunos buscan el golpeteo y descalificación de adversarios para tratar de hacerlos quedar mal ante la población. La tan desagradable escena que protagonizaron el pasado martes 18 de abril en el rumbo de la colonia Oblatos, debiera tener un escarmiento para mejorar la seguridad en la Zona Metropolitana de Guadalajara.

El espectáculo inició, según la versión oficial del diputado con licencia y comisario de seguridad pública de Guadalajara, Salvador Caro Cabrera, elementos de su corporación detectaron a un sujeto en una motocicleta sin placa de circulación y se les hizo sospechoso por lo que procedieron al arresto con fines de investigación.

Cuando los policías sin uniforme reglamentario ocupantes de un automóvil sin una placa de circulación y la otra cubierta parte de la matrícula llevaban a cabo su «supercientífica» investigación, fueron sorprendidos por elementos de la Fiscalía General del Estado, al parecer del grupo denominado Mando Único.

Hasta el momento el responsable de la policía preventiva municipal tapatía no ha dicho y parece que no lo hará en qué área fueron remitidos sus «elementos» del grupo de investigación, mucho menos si ya desarticuló el agrupamiento y al presunto responsable del mismo de nombre Filiberto Ortiz apodado «El Pinto», por su enfermedad que tiene de vitíligo que se manifiesta con manchas en su cuerpo y multicitado en denuncias de tortura cuando fue director de seguridad pública de Ocotlán, Jalisco.

Hace unos días, el gobernador convocó a una comida en Casa Jalisco a los presidentes municipales de la zona metropolitana de Guadalajara y así firmar la «pipa de la paz».

En esa reunión dejaron en claro que es necesario que se reformen y adecuen varios artículos del Código Penal y del nuevo sistema de Justicia Acusatorio Adversarial, mejor conocido como Juicios Orales, que tanto dolor de cabeza les está dando a las Fiscalías y corporaciones policiales de Jalisco y de casi todo el país.

El presidente de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, en varias declaraciones exigió la separación del Fiscal General Eduardo Almaguer Ramírez, pero el mismo gobernador le dio el espaldarazo y tajante les dijo que no sale de la dependencia.

Por lo que toca al otro «gallito de pelea» o sea el comisario tapatío Salvador Caro Cabrera, parece que también le dieron impunidad y seguirá en el cargo, así que tal parece que nadie resultó afectado por el encontronazo que se dieron los dos políticos.

Por desgracia y sin ser «ave de mal agüero» creo que no pasará mucho tiempo en que no se vuelvan a dar fricciones entre elementos policiales municipales y de la Fiscalía General.

También está muy difícil que se reforme la ley para que las corporaciones policiales de los gobiernos municipales puedan operar grupos de elementos investigadores y sin uniforme, o sea vestidos de civil, con todo y que el comisario Salvador Caro Cabrera, declaró que pedirá que se hagan reformas para permitirlo.

Lo más triste del asunto es que pareciera tener poco interés el brindar mejor seguridad pública para la población y algunos buscan tapar con un dedo el gravísimo problema que se padece en casi todo el país.

El tiempo seguirá su marcha y mientras tanto se tendrá una muy tensa calma, mientras se acerca la fecha en que se declare abierto el próximo proceso electoral en el estado de Jalisco, donde seguramente se darán hasta con la cubeta todos aquellos que querrán ocupar importantes cargos públicos.

E-mail: mobago1948@gmail.com

%d bloggers like this: