Portal informativo de análisis político y social

Tercera Instancia: Por fin marcha atrás de Alfaro

Tercera Instancia: Por fin marcha atrás de Alfaro

Dic 17, 2017

Por Modesto Barros González //

A DOS DÍAS DE SOLICITAR LICENCIA AL GOBIERNO DEL MUNICIPIO DE LA CAPITAL DE JALISCO, EL ALCALDE ENRIQUE ALFARO PARECE QUE SE TENTÓ EL CORAZÓN Y DEJARÁ TRABAJAR A LOS CALANDRIEROS.

El presidente municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, por fin cedió un poco de las acciones emprendidas contra los dueños y conductores de las tradicionales Calandrias al otorgarles un respiro para que puedan trabajar en éste período vacacional.

A dos días de solicitar licencia al gobierno del municipio de la capital de Jalisco, el alcalde parece que se tentó el corazón y los dejará trabajar, además logró que los tres calandrieros que estaban en huelga de hambre desistieran de su manifestación.

Contrario a lo que hizo Enrique Alfaro Ramírez, en noviembre pasado por el puente que se formó en el día de muertos y que no les permitió que trabajaran y hasta remitió arrestados caballos y carruajes que estaban prestando el servicio en la zona centro de la ciudad.

Ahora presuntamente se condolió aunque algunos dicen que el desgaste de su imagen por varias acciones en el ejercicio de gobierno, provocaron que dejara de abrir frentes y más aún porque entrará, ahora de lleno a buscar “simpatías” para su intención de ser el próximo gobernador del Estado de Jalisco.

Por lo pronto también ya se pusieron en operación algunos de los carrozas de tracción eléctrica que quiere a toda costa que sustituyan a las tradicionales calandrias tiradas por caballos.

La empresa concesionada debe de estar muy contenta por el jugoso negocio que empieza y que por 20 años podrá explotar, aunque todavía no se sabe bajo qué reglamento vial operarán en la Ciudad o en todo el Estado, además de cuántas podrá poner en funcionamiento con el transcurso del tiempo, ya que está visto que goza de mucha influencia en el actual gobierno municipal.

Hasta el momento se ha dicho que el responsable del gobierno municipal de Guadalajara, lo ocupará el reconocido político Enrique Ibarra Pedroza, quien se desempeñó como Secretario General.

En pocas semanas se notará si Ibarra Pedroza, continúa con la mano dura contra algunos grupos de habitantes de la Ciudad o empieza a disminuir acciones para que en su momento consigan votos para los distintos candidatos del partido político que los abandera, aunque no sean militantes de los mismos.

¡LO CRITICAN PERO YA SE VERÁ!

La nominación como precandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), a la gubernatura de Jalisco de Miguel Casto Reynoso, para muchos provocó sorpresa y de inmediato aparecieron las críticas dentro de su mismo partido.

Tal parece que muchos no quieren reconocer que la no postulación de Arturo Zamora Jiménez, ha sido una ventaja para la oposición, pero su razón debe tener el notario público, senador con licencia, expresidente municipal de Zapopan y primer titular de seguridad pública.

Sea como sea ya es el abanderado del PRI Miguel Castro Reynoso, quien también tiene carrera política al haber ganado cargos de elección popular, como dos veces la presidencia municipal de San Pedro Tlaquepaque y una diputación local, además de haberse desempeñado exitosamente como titular de la Secretaría de Desarrollo e Integración Social (SEDIS) del actual Gobierno Estatal.

Se debe reconocer que dentro de su desempeño como Secretario de la SEDIS, Castro Reynoso visitó casi toda la entidad y lo que debe de quedar claro que es conocido por los habitantes, con mayor ventaja que los otros aspirantes a la gubernatura por los distintos institutos políticos.

Aunque supuestamente las autoridades electorales federal y local han dicho que las campañas políticas se reducirían en tiempo, se está viendo que ya están en plena campaña todos, tanto quienes aspiran a la Presidencia de la República como los que quieren ser el próximo Gobernador de Jalisco, sin que nadie les imponga restricciones, con la supuesta “precampaña interna”.

Hay que esperar que en verdad sean unas campañas políticas de altura y que no aparezca la “porquería” para desprestigiar a los contendientes, aunque está difícil que lleguen a ser realmente limpias, pero ya lo veremos en los próximos meses.

%d bloggers like this: