Portal informativo de análisis político y social

TERCERA INSTANCIA: ¡Por fin se destrabará la Villa Panamericana!

TERCERA INSTANCIA: ¡Por fin se destrabará la Villa Panamericana!

Feb 11, 2017

Por Modesto Barros González

El gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, anunció que ahora sí en unos meses se solucionará el conflicto de la conocida como Villa Panamericana, con el acaudalado empresario Francisco Cornejo Reynoso, quien reclama varios millones de pesos y el Instituto de Pensiones del Estado también tiene varios millones de pesos metidos.

El conflicto heredado por la administración de Emilio González Márquez, de no muy gratos recuerdos, no ha podido ser destrabado presuntamente porque todos quieren sacar raja y exigen que el gobierno estatal pague.

Según lo señalado por el actual gobernador, ya tiene casi todo listo para que se utilice el complejo inmobiliario que pretendía vender en departamentos la empresa Corey Integra, S.A. de C.V., en la que el accionista principal es Cornejo Reynoso, hasta nombraron el desarrollo habitacional «Villa Bosque».

El pataleo tiene más de dos años en el cual se acabó el dinero para mantenimiento del fideicomiso que «manejaba» las Villas Panamericanas y el conocido abogado Víctor Manuel Peña Briseño, ha buscado todos los recursos para que le paguen a su despacho y socios y principalmente su cliente recupere más de 300 millones de pesos que reclama, seguramente con intereses.

Hasta donde se tiene conocimiento, el gobierno municipal de Zapopan no ha expedido el permiso de habitabilidad, que es el «tesoro» oculto para los propietarios de decenas de hectáreas ubicadas en ese Valle y en cuanto se otorgue la habitabilidad, los poseedores se hincharán de más dinero al construir más desarrollos, entre ellos al multicitado empresario quien presuntamente compró al ejido el terreno de las Villas Panamericanas y muchos más.

Ojalá y el gobierno salga menos perjudicado en la negociación y que por fin sea utilizado ese elefante blanco que dejó la administración del tan criticado exgobernador Emilio González Márquez.

¡SIN CONTROL CIRCULAN AMBULANCIAS PRIVADAS!

En la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) operan varias empresas de diferente tamaño que prestan el servicio de emergencia en vehículos conocidos como ambulancias.

Existen las que están mejor equipadas y se nota que son profesionales en urgencias médicas quienes las conducen y atienden a las personas que lo requieren.

Sin embargo, la gran mayoría parece que no cumplen con los ordenamientos legales, tanto en conocimientos y mucho menos con el equipo necesario, algunas tienen llantas muy desgastadas y mal pintadas.

Para meter en cintura ese tipo de vehículos y negocios, tienen que participar en sus respectivas esferas la Secretaría de Salud y la Secretaría de Vialidad y Transporte.

Constantemente se aprecia por calles y avenidas de la ZMG ambulancias a toda velocidad, cuyos conductores utilizan algunas de ellas hasta dos sirenas, la conocida como «electrónica» y la tradicional con mayor potencia de sonido llamada de «aire».

Si en verdad utilizaran la o las sirenas para una verdadera emergencia estaría justificada su actuación, pero tan solo hay que darse cuenta que en ocasiones nada más la ocupa el chofer, sin médico o enfermeros, entonces posiblemente acuden a cuestiones muy particulares de la empresa.

Por cierto la mala utilización de ambulancias no solo es de las particulares, pues también lo hacen en servicios de emergencia de los gobiernos municipales y hasta en la Cruz Roja.

En lo que por muchos años se conoce como la Benemérita «Cruz Roja», casi en cada cambio de turno de los operadores de la institución asignados al Centro de Comunicaciones Base Palomar, ubicado en el fraccionamiento del mismo nombre, trasladan en una ambulancia a quienes tienen que cubrir el turno de trabajo y recoger a los que terminan.

Para colmo con la prepotencia característica de algunos de ellos, utilizan la sirena para abrirse paso y llegar más rápido a su destino.

Si usted pensó en quién paga el desgaste de la unidad y la gasolina que utilizan, pues está en lo cierto, ahora lo pagamos todos los que tenemos algún automotor que en el refrendo no impusieron la obligación de entregar veinte pesos y por eso no les debe de alcanzar los recursos a la Benemérita Institución, mejor que ¡VIVA MÉXICO, SEÑORES!