Portal informativo de análisis político y social

TERCERA INSTANCIA | ¡Quieren cobrar por casi todo!

TERCERA INSTANCIA | ¡Quieren cobrar por casi todo!

May 7, 2016

Con la bandera de mejorar el medio ambiente, de nueva cuenta se busca que los habitantes de los municipios de Jalisco tengan que pagar para que les recojan los desechos sólidos, mejor conocidos como «basura» y también desde hace años han buscado las autoridades que se aporte para el alumbrado público.

En los últimos meses ha sacado las uñas la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial del gobierno de Jalisco, cuya titular María Magdalena Ruiz Mejía, parece que está «desatada» por querer cobrar por todo y para todo.

Entre otras cosas quiere que los habitantes paguen por mes la recolección de la basura y que se elimine la propina que voluntariamente se da a los empleados recolectores, o sea a golpear a esa clase de trabajadores sin importarle el daño que les hacen y sí «apoyar» a los municipios en el oneroso gasto que es otorgar ese servicio, parece muy solidaria la señora secretaria de Semarnat.

La funcionaria tiene más de tres años en el cargo y a gritos y sombrerazos no ha podido meter orden en la verificación vehicular, pero ante los acontecimientos en la Ciudad de México, se le prendió el foco y ahora sí ordenó que los policías viales le hicieran la chamba y se dice que han sido infraccionados más de seis mil conductores de vehículos que no mostraron el engomado de verificación.

Desde los años anteriores se dieron jaloneos con los dueños de los talleres automotrices autorizados a verificar y entregar la calcomanía de la dependencia, pues para ello desde la pasada administración gubernamental los obligaron a comprar un costoso equipo de medición de gases, a destinar un área de su taller para cumplir con el requerimiento, además a tener acceso constante por la internet a la Semarnat para de inmediato remitir los resultados de la unidad verificada y además de recibir constantes «inspecciones» por personal de la ya desprestigiada dependencia.

Como es de muchos conocido, la flamante secretaría no entrega a tiempo los engomados y tan es así que ahora tuvieron la brillante idea de darlos a cuentagotas a los talleres y con todo y que la reglamentación obliga a verificar los automotores particulares una vez al año, por la brillante idea de la señora Ruiz, ahora deben de ir pasando la verificación las unidades que hasta el momento tienen la obligatoriedad de acuerdo al último dígito de su placa, así que el presente mes van en el «cinco».

Si usted tiene una terminación superior se deberá de esperar hasta el mes que le toque, sin importar que ya sea necesaria la afinación, de otra forma lo obligan a dar dos viajes al taller, uno para afinarlo y luego el mes que le obliga llevarlo a que se lo verifiquen, valiente facilitación burocrática para los ciudadanos.

Lo que sí vale la pena es esperar conocer la iniciativa entregada el pasado viernes por el gobernador de Jalisco al Congreso para conseguir una mejor calidad del aire en la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Hasta el momento se desconoce si se incluirán en la verificación de automotores las motocicletas, los camiones de carga y los posibles mecanismos para controlar la circulación de vehículos con placas de otros estados o hasta del extranjero, además si se trasladará la obligación a municipios del interior de Jalisco, ya lo veremos.

La intención de mejorar la calidad del aire en la ZMG ya tiene muchos años de meros intentos, pero ahora se espera que sí se logren algunas acciones, aunque ya amenazó la señora Ruiz que las multas deben de ser de un mil 500 pesos para quienes sean sorprendidos sin la calcomanía vigente de verificación, o sea otro fin recaudatorio más.

Ahora tocará a los diputados hacer su chamba para que salga lo mejor posible el ordenamiento legal que les remite el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, porque todos tienen la buena voluntad de hacerlo pero cuántos de ellos no estarán cuidando «rancho» para la próxima contienda electoral en la entidad.

mobago1948@gmail.com