Portal informativo de análisis político y social

TERCERA INSTANCIA | ¡Seguro aumentará la envidia!

TERCERA INSTANCIA | ¡Seguro aumentará la envidia!

Dic 3, 2016

Con más éxitos de nuevo culminó la trigésima versión de la mundialmente afamada Feria Internacional del Libro de Guadalajara, en la que participa un verdadero equipo de cientos de colaboradores y de empleados que año con año ponen en alto la organización del importante evento.

Como es natural, las personas cercanas al muy conocido «Licenciado», festejan los logros alcanzados, mientras que quienes los han criticado por años se retuercen nuevamente de coraje e envidia porque les salió muy bien la FIL 2016.

Los que a toda costa quieren y desean fervientemente que ya sea retirado de cualquier importante acto o evento de la Universidad de Guadalajara, del «Licenciado» seguirán esperando por varios años más.

El exrector de la segunda universidad del país, Raúl Padilla López, continúa sumando éxitos y sus proyectos, quieran o no, crecen cada vez más.

Los logros obtenidos no son únicamente de él, con justicia se tiene que reconocer que sus colaboradores más cercanos, durante muchos años han trabajado y entendido los planes a seguir para obtener esos merecidos logros.

Hace más de 30 años organizaron la primera Feria Internacional del Libro de Guadalajara, como rector de la U. de G. inició la red universitaria y llevaron a catedráticos e instalaciones a los principales centros de población de todo el Estado de Jalisco, donde quienes han terminado sus carreras, en su mayoría, se quedan a trabajar y hasta enseñar en sus comunidades, en lugar de abandonarlas como ocurría hace años al tener que concentrarse a estudiar en la zona metropolitana de Guadalajara.

Existen personas que materialmente odian y envidian los éxitos de los demás y por todos los medios tratan de desprestigiar y no valorar las buenas acciones.

Vale la pena decir que Raúl Padilla López no tiene necesidad de que lo defiendan ni es mi intención hacerlo, pero me cuesta mucho trabajo entender que las personas sean «linchadas» por lo que se hizo o se dejó de hacer, pero hasta cuando salen bien las cosas se llegan a enfurecer por los logros obtenidos y que han sido reconocidos por propios y extraños, hasta internacionalmente.

 

 

 

¡QUE LO MANDEN AL CODE!

Tal parece que se están desperdiciando los conocimientos del abogado, diputado local con licencia y responsable de la policía municipal de Guadalajara, Salvador Caro Cabrera, quien acompañó al equipo de la corporación a su cargo a los Juegos Panamericanos Policiales en Argentina.

En forma por demás modesta, muy calladitos sus jefes y él decidieron asistir a la contienda y que los acompañara, mientras la Ciudad casi ardía con problemas de seguridad y desalojos a comerciantes.

Las acciones que son de su incumbencia por las que realmente recibe un sueldo Salvador Caro Cabrera, poco le debe de importar, porque pareciera que es más necesario y redituable para la población obtener medallas en el concurso panamericano.

Lo que sí se tomará en cuenta por su amigo y jefe Enrique Alfaro Ramírez es que de llegar a la gubernatura este último, el jefe policiaco ya casi tiene ganado merecidamente la dirección del Consejo Estatal del Deporte (CODE) Jalisco.

Por cierto, entre el personal de la policía municipal de Guadalajara, señalan que constantemente han visto muy cerca y presuntamente como su asesor de Salvador Caro Cabrera, a quien por muchos años trabajó en la Policía Preventiva de Jalisco y quien también se desempeño como responsable de la policía municipal de Ocotlán, Jalisco.

Se trata de Jesús Rodríguez, apodado «El Manchado» quien durante su desempeño en Ocotlán mantuvo azorada a la población y municipio colindantes con Ocotlán, Jalisco.

Se le ha reconocido que es de mano dura, pero se le pasaba muy seguido y por eso tuvo varias denuncias en la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco, así como en la entonces Procuraduría local.

Como la supuesta intervención de asesoría de «El Manchado» con Caro Cabrera, se mantiene con mucho sigilo, no se ha podido valorar y mucho menos saber si sus brillantes «consejos» han funcionado, menos si recibe un sueldo o cuál es el cargo que le otorgaron, o sea todo es un verdadero misterio.

En pocos días se sabrá si las cosas siguen igual o se dan los esperados cambios en materia de seguridad pública en Guadalajara y toda su zona metropolitana.

mobago1948@gmail.com