Portal informativo de análisis político y social

TERCERA INSTANCIA | ¡Será verdad tanta belleza!

TERCERA INSTANCIA | ¡Será verdad tanta belleza!

Nov 14, 2015

El presidente municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, quiere demostrar que trae muchas ganas de hacer bien las cosas y no le importa estar abriendo frentes por diferentes lados, con tal de «poner orden» en el municipio, según ha declarado en múltiples ocasiones y desde la campaña política.
Si se ofrecen muchas soluciones y reordenar la ciudad, es casi seguro que varias no se cumplirán y las que sí se logren serán altamente publicitadas, como lo hacen todos los políticos.
Enrique Alfaro Ramírez, ha dicho que investigará el otorgamiento de permisos para construir desarrollos habitacionales, como el que ocupa en lo que fuera el Club Deportivo Guadalajara, en el cruce de la avenida López Mateos y la calle Colomos, que hace años vendió Jorge Vergara Madrigal a un señor de apellido Levy de la Ciudad de México.
Durante varios años no se hizo ninguna obra en el enorme predio pero de repente se permitió que hicieran movimiento de tierra en la cabecera oriente del terreno y pocos meses después se dio el milagro, los desarrolladores ya tenían el permiso total para construir edificios de departamentos y un mediano centro comercial, a cambio del pago de 56 millones de pesos de licencias y nadie dijo nada, ni los candidatos a diputados por ese distrito, ni los que buscaron la presidencia municipal tapatía.
Ahora si ya están esculcando el vertiginoso cambio de la autoridad municipal y a toda marcha se está construyendo, por lo que se ve casi imposible que el alcalde local logre detener la multimillonaria obra.
Otro intento mediático que busca Enrique Alfaro Ramírez, es anular el contrato que celebró la administración municipal encabezada por Alfonso Petersen Farah, hoy regidor, el desarrollo conocido como Puerta Guadalajara.
Se debe recordar que unos españoles engañaron como a un «chino» a Alfonso Petersen Farah y regidores de su gobierno para que les entregaran alrededor de 14 hectáreas y según los ibéricos dieron de garantía, entre otras cosas, un hotel que supuestamente construirían en una población de España, lo que no se pudo confirmar y todo quedó en puras promesas de los «intrépidos» constructores ibéricos.
Todavía está en veremos que logre el alcalde dar por anulado este contrato pero por lo menos la intención parece tenerla y sobre todo hará mucho ruido por varias semanas, aunque no gane el pleito o tenga que indemnizarlos.
El alcalde también ha puesto la mira en varios permisos de construcción de elevados edificios y quiere a toda costa demostrar y que se castigue quién o quiénes pudieran haberlos otorgado sin cumplir la ley.
Ahora sí que con la ley en la mano busca que se sancione a los presuntos malos funcionarios de la pasada administración y no se ha dicho si en persecución también quiere que se castigue a quienes hayan participado en la posible corrupción.
De que se persiga y castigue a responsables está en veremos y que se detengan obras en proceso o se llegue a derrumbar lo ya construido está más difícil que ocurra.

¡Ganó juicio la magistrada Patricia Campos!

Aunque varios diputados de la pasada legislatura quitaron la posibilidad de continuar como magistrada del Tribunal Administrativo a Patricia Campos, la resolución emitida hace unos días señala que debe ser reinstalada y además se le debe pagar los sueldos y prestaciones que dejó de percibir en lo casi dos meses que materialmente la despojaron del cargo.
Hay que recordar que también ya no fue ratificado el magistrado Víctor Manuel León Figueroa.
El fallo que emitió un juzgado federal a favor de Patricia Campos parece que no lo quieren aceptar los diputados de la nueva legislatura, pero si realmente se vive en un Estado de Derecho, en pocos días se conocerá a quién le asiste la razón y posiblemente deberá ser reintegrada a su puesto la abogada, así que ya veremos.