Portal informativo de análisis político y social

TERCERA INSTANCIA | ¡Tempestad en un vaso con agua!

TERCERA INSTANCIA | ¡Tempestad en un vaso con agua!

Oct 15, 2016

Afortunadamente todo quedó en puros dimes y diretes al llegar a un concertado acuerdo entre presidentes municipales del área metropolitana de Guadalajara y el titular del Poder Ejecutivo estatal.
En la última quincena de este mes se dieron fuertes declaraciones por parte de los alcaldes pemecistas, principalmente del guía espiritual del grupo, Enrique Alfaro Ramírez, quien el viernes dio su brazo a torcer y acudió a Casa Jalisco y salir en la foto con el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz.
Tal parece que el coordinador del PMC en el Congreso, Ismael del Toro, y el presidente municipal de Zapopan, Pablo Lemus Contreras, lograron tranquilizar los ánimos y calmar al impulsivo alcalde tapatío para que se conforme la Agencia Metropolitana de Seguridad (AMS).
Los presidentes de Guadalajara, Zapopan, Tlajomulco de Zúñiga, El Salto, Ixtlahuacán, Juanacatlán, Zapotlanejo y la primera edil de San Pedro Tlaquepaque, llegaron al acuerdo con el Ejecutivo de Jalisco, para regresar a los elementos de la Fuerza Única Metropolitana, que supuestamente por arrebatos partidistas fueron concentrados a sus respectivas corporaciones municipales.
Tal parecía que las fuertes declaraciones y hasta ultimátum que dictó el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, quien hace un mes desairó al gobernador al no ir al grito a palacio de gobierno y hasta comentó «No soy paje del gobernador. Hace mucho tiempo que no había alcalde en Guadalajara, hoy hay alcalde, no paje, yo no soy paje del gobernador», así de «sencillito» lo dijo el ingeniero civil.
Por el momento en el jaloneo deberá salir ganando la población del área metropolitana al implantarse nuevas medidas de seguridad, ya que las que hasta el momento en un año de gobierno de los actuales munícipes no han podido disminuir los actos delictivos.
Ahora hay que esperar para saber cuántos días o meses se calmarán los ánimos, pero no deberán de pasar muchos porque están por venir los acomodos para las próximas elecciones locales y las mismas federales en 2018.

 

 

¡Tan malo el pinto como el colorado!

En el «chamaqueo» que parece le hicieron al responsable del Poder Judicial del Estado de Jalisco, Luis Carlos Vega Pámanes, por parte del comisario de seguridad del gobierno municipal de Guadalajara, Salvador Caro Cabrera, los dos y otros oficiosos se han visto mal.
El representante del importante órgano de gobierno estatal, se puso de modo al quererse informar del paradero de unos sujetos armados que presuntamente eran delincuentes apañados por elementos al mando de Caro Cabrera.
Vega Pámanes parece que le quiso quitar el cargo a Felipe de Jesús Álvarez Cibrián, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco, al preguntar el paradero de los individuos armados.
Hasta el momento no se ha proporcionado la grabación completa y tal parece que el magistrado no pidió la libertad de los sujetos, pero el escándalo así se lo han etiquetado.
Como muchos quieren sacar raja en lo político por cualquier acción el diputado Augusto Valencia, expanista y ahora activo militante del partido Movimiento Ciudadano, se le fue a la yugular a Vega Pámanes y parece que quiere instaurarle juicio político, o sea la paja en el ojo ajeno, porque él nada ha dicho de su familiar que contrató a su cuñada en el gobierno municipal de Zapopan.
Ahora la amarga experiencia le deberá servir al magistrado Vega Pámanes, para no andar de oficioso y para saber que siempre hay quien esté grabando las conversaciones, para bien o para mal, sean por cualquier sistema de comunicación, sobre todo utilizando la telefonía celular.
Todo quedará en un mal sabor de boca y en los primeros días de enero próximo terminará su encargo y será uno más de los magistrados de que debe ser muy respetado Poder Judicial de Jalisco, y que ha sido desde hace tiempo muy vituperado organismo.

mobago1948@gmail.com