Portal informativo de análisis político y social

Tercera Instancia: Ya no saben cómo llamar la atención

Tercera Instancia: Ya no saben cómo llamar la atención

Sep 9, 2017

Por Modesto Barros González //

Algunos políticos que a toda costa quieren hacer ruido para que volteen a verlos y conseguir crecimiento entre el electorado, hacen circo, maroma y teatro para lograrlo.

Según una invitación a rueda de prensa que presuntamente envía el Comité Estatal del Partido Encuentro Social (PES), que dirige el expriista Gonzalo Moreno Arévalo, darán a conocer la selección que hará para conseguir a su candidato a la gubernatura de Jalisco.

También en redes electrónicas están manejando que el empresario dulcero Enrique Michel Velasco, podría ser el abanderado del PES, ya que una supuesta desilusión con el Partido Morena, propicia que se aleje del eterno aspirante a la presidencia de la república Andrés Manuel López Obrador.

Hasta el momento son meras especulaciones porque el acaudalado empresario Enrique Michel Velasco, se ha dicho que está convencido con el dueño del partido MORENA, y sería muy desafortunado el que ahora quiera ser el abanderado por un instituto político con menos militantes.

También dicen en las redes que el anuncio que emitirá Gonzalo Moreno, será para la postulación de Antonio Pérez Garibay, padre del corredor de autos Sergio “Checo” Pérez, quien en las pasadas elecciones contendió por la presidencia municipal de Guadalajara.

Pérez Garibay, en esa campaña prometió el “oro y el moro”, hasta se atrevió a decir que él cumpliría aunque no ganara, como al fin de cuentas ocurrió, aseguró que con sus recursos instalaría bebederos de agua potable en escuelas públicas del municipio y hasta donde se tiene conocimiento no se ha instalado ninguno, o sea promesa incumplida.

Sin embargo Pérez Garibay, parece que realmente su meta es estar de nueva cuenta en las boletas electorales aunque tenga una mínima posibilidad de llegar.

Por lo que toca a Enrique Michel Velasco, seguramente agradecerá que lo quieran postular en el PES, pero si no lo postula MORENA, mejor se seguirá con su responsabilidad en la gran empresa que dirige, señalan personas que lo conocen y saben que sus ganas de “novillero” no llega a tanto para meterse en la refriega política con pocas posibilidades.

¡NO QUIEREN SOLUCIONAR EL PROBLEMA!

Todo demuestra que ni los directivos del Grupo Aeropuertuario del Pacífico (GAP), ni el Gobierno de la República a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), quieren terminar de una vez por todas con el conflicto que tienen con los ejidatarios de El Zapote.

Como tantas veces se ha señalado el titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, se aferra a no pagar lo que por ley les corresponde a los dueños del predio que arbitrariamente expropiaron y hoy ocupa parte de la terminal aérea tapatía.

Ruiz Esparza, con la prepotencia y protección del mismo gobierno federal, no ha hace caso a los mandatos emitidos por jueces y magistrados del Poder Judicial Federal, sin que nadie le diga que cada vez más está complicando la solución al problema.

Empresarios han declarado en múltiples ocasiones que el aeropuerto de Guadalajara y otros más que administra la empresa española GAP, se deben de mejorar las instalaciones y terminar con el mal servicio que prestan, además que se resuelva el conflicto con los ejidatarios de El Zapote, sin olvidar que hay otro ejido y un particular que también se dicen ser propietarios de otros predios del mismo aeródromo.

Ahora ya inició el temporal electoral, donde todos prometen y muy pocos cumplen, pero quienes ya están por salir en unos cuantos meses, menos se preocuparán por dejar arreglado el conflicto.

De las pocas esperanzas que le quedan a los afectados (los ejidatarios de El Zapote), es que el Poder Judicial Federal, realmente ya se faje los pantalones y obligue a que se cumplan los fallos que han emitido respetables magistrados quienes desde hace más de año y medio dictaron que se les liquidara el importe de sus terrenos, pero ante el flagrante desacato por parte de la SCT, se han quedado callados o seguramente les ordenaron hacerse “patos”, con todo y que se dice que vivimos en un estado de derecho que más bien parece estado chueco.

Los señorones del GAP, un día dicen una cosa y otros cambian de parecer, son como las veletas que se mueven para donde los vientos del gobierno federal les ordena, mientras tanto siguen ganando millones de pesos con la concesión que obtuvieron.

Haber hasta cuándo se resuelve el problema que muy poco les interesa hacerlo a los responsables.