Portal informativo de análisis político y social

UNA GANGA DE CEREMONIAS

UNA GANGA DE CEREMONIAS

Ago 27, 2011

Una verdadera ganga nos debería parecer el costo que representarán las ceremonias de inauguración y clausura Juegos Panamericanos 2011 en nuestra ciudad, de 23 millones de dólares, al paso que vamos deberíamos estar enormemente agradecidos con el coordinador de la Justa Continental, Herbert Taylor, por su afán de colaboración y entrega totalmente desinteresada para que la justa deportiva se realice y que nuestra entidad y México brillen en todo el mundo por su realización.

A los ciudadanos nos quieren dar la oportunidad de que tengamos eventos espectaculares de talla mundial, para ver si así se nos quita lo pueblerino, porque oportunidades como éstas nunca vamos a volver a tener. Tan es así, que no han escatimado en recursos, a Jalisco hay que endeudarlo todo lo que se pueda, todo lo que hay en las arcas del erario público, hay que secarlas, hasta donde topen, hay que comprometer todas las partidas federales, hasta el 2017, hay que desviar los recursos de los programas sociales de las personas más necesitadas, de programas de construcción de vivienda económica IPROVIPE, al cabo que son 525 mdp y del Instituto de Pensiones 350 mdp, al cabo qué tanto es tantito si se habían presupuestado cinco mil 345 y le vamos a llegar a los nueve mil millones de pesos, claro siempre y cuando les cuadren las cifras.

Pero qué importa si con esto se promociona el gobernador Emilio González Márquez, por todo el país, para ser candidato a la Presidencia de la República a costa de nuestro dinero, qué tiene, si él lo puede hacer, acaso alguien o algunas personas le han dicho algo, cuál preocupación de los legisladores o de las autoridades competentes para transparentar los recursos, si con las obras que vamos a tener embellecerán a Jalisco y como consecuencia habrá una derrama económica que no sabremos qué hacer, confirmando una vez más que Jalisco es el Estado donde los ciudadanos vivimos mejor y somos muy felices.

Si también con ello promocionamos la candidatura de Herbert Taylor al Gobierno del Estado, ya que han aparecido por diversos lugares de la ciudad bardas con la leyenda “Herbert Taylor, su servidor”, que más da. Es más hemos abusado de la buena voluntad de Taylor y de su inmensa capacidad de ayuda, ya que solamente recibe un sueldo mensual de 70 mil pesos, seguro con todas las prestaciones que marca la ley.

Y qué hablar del costo millonario de la burocracia y las asesorías de los Panamericanos, si existen empleados que tienen cobros por asesorías hasta por 230 mil pesos –además de su sueldo–. Tan sólo el costo operativo ascendió a 201 mdp el año pasado. Además, para moverse los pobrecitos servidores públicos, destinaron para la compra de vehículos más de 10 millones de pesos para tal fin.

Las autoridades nos vendieron la idea de que el cambio sería total, en lo deportivo y en otras muchas cosas más. Se construirían autopistas, ampliarían y extenderían avenidas existentes, se trazaría nuevas calles, habría tren subterráneo y red subterránea de transporte.

Ahí no paraba el optimismo, se renovarían y remodelarían trenes urbanos, se crearían estacionamientos, habría más espacios verdes, se modernizarían los sistemas de señalización y se implementaría tecnología avanzada en el control de tránsito.

Poco por no casi nada, se va a cumplir. Los políticos crearon altas expectativas para que los juegos contarán con nuestro respaldo apoyo, pero nos engañaron, como siempre la obra se manejo con un costo mucho más bajo del que finalmente será. En el año del 2006 se habló de una cifra de 180 mdd y al parecer las cifras se contagiaron de la carrera panamericana, porque han saltado la barra de altura insospechada en donde los juegos podrían alcanzar 750 mdd o sea un incremento del 600 por ciento.

Pero esta danza de los millones de dólares se ve salpicada por los manejos discrecionales, la sacadera de dinero de una partida a otra y las grandes diferencias de millones de pesos en presupuestos que no sirvieron para nada, porque al final de cuentas salen con más del 50 por ciento de incremento. Además de pagar los errores de los ingenieros que yo no sé de dónde salieron o dónde estudiaron, es la pregunta que me hago con las obras que realiza el Gobierno por las cuales pagamos en remiendos casi 300 mdp.

Qué bonita familia, a la fecha no contamos con la información certera y detallada del costo total de los Juegos. La información publicada por el Gobierno y la Copag es confusa y amañada, los números nomás no les cuadran porque a veces el dos resulta que es 10 y la duplicidad de obras. Para cuando tengan que aclarar las cuantas, Emilio González Márquez está inmerso en su sueño empecinado de conseguir la candidatura por la Presidencia de la República por su partido el PAN, seguramente negociará y dejará a personas que le cuiden las espaldas.

Los juegos aún no han empezado y ya están embarrados de opacidad, engaño, discrecionalidad, desvío de partidas, ausencia en la rendición de cuentas, un presupuesto irrisorio e infantil y por supuesto con una enorme deuda del Estado que cargará en la espalda por ser el Gobernador que más ha endeudado al Estado.

 

E-mail: nadiamarcela@hotmail.com