Portal informativo de análisis político y social

VIDA URBANA: Actitudes no competitivas

VIDA URBANA: Actitudes no competitivas

May 19, 2012

Por Benjamín Mora Gómez

Aunque aplaudo las inversiones extranjeras en nuestro país, soy crítico de la visión del Instituto Mexicano para la Competitividad al considerarla como el “atraer y retener inversiones”. Ésta, me parece una visión miope, pasiva y que explica el por qué nuestros gobiernos asumen políticas preferenciales para los inversionistas extranjeros sobre los nacionales, lo que causa el cierre de empresas mexicanas y la pérdida de empleos. No me gusta… es cuestión de actitudes.

Hoy, Jalisco y Guadalajara, como ciudad y metrópoli, son menos competitivos que hace apenas 18 años. Sin duda, las estrategias han fallado y la actitud ha sido equivocada. Estamos insatisfechos.

Sostengo que la competitividad es la capacidad de obtener rentabilidad en el mercado en relación a los demás competidores, en el interior del país y en el extranjero. Por la competitividad se descubren, crean y satisfacen necesidades; se conquistan consumidores; crece la facturación de las empresas; se crean empleos permanentes, bien remunerados y con seguridad social que eleva la calidad de vida de las familias al participar de la prosperidad generada, y crece la recaudación fiscal, misma que debe reinvertirse en más infraestructura, y en asesorías y apoyos gubernamentales que potencian la competitividad de nuestras empresas.

Lorenzo Ysasi Martínez, director General del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE), prevé una caída en el crecimiento de las exportaciones de 15 por ciento, en 2011 a 10 por ciento en este año, debido a la incertidumbre del entorno económico internacional por la problemática financiera europea.

En ese escenario adverso, en julio próximo, entrará en operación el Instituto Integral para el Comercio Exterior con la finalidad de fomentar la actividad exportadora de Jalisco. Me parece buena la idea, pero, requiriendo de 12 millones de pesos anuales para su operación, se le asignaron tan solo 2 millones de pesos. Se ufanan de lo que debería preocuparles. Es como irse de vacaciones sin tener para pagar ni el pasaje de ida… insisto, es cuestión de actitudes equivocadas.

Nuestro déficit comercial local, en 2011, fue de ocho mil millones de dólares y aún así, no puede asignarse ni un millón de dólares para tratar de equilibrar ese déficit… insisto, es cuestión de actitudes equivocadas pero también de mal entendimiento del problema y de falta de compromiso… o quizá, el interés del Gobierno no sea el equilibrar el déficit comercial del Estado.

Exigimos la verdad; y no mentir para no engañar.

Se nos anuncia que posteriormente, el Instituto Integral para el Comercio Exterior contará con el apoyo y financiamiento de los gobiernos estatal y federal… ¿Posteriormente?… ¿Cuándo?… No sabemos… pero sí que el anuncio tiene sabor a engaño y a tintura electorera.

Ocho mil millones de dólares anuales de déficit comercial de Jalisco que son poco más de 666 millones de dólares mensuales. Tres seises que nos recuerdan al “chamuco” y que son como maldición que se pretende exorcizar con tan solo 166 mil 666 pesos mensuales. Son muchos seises; son muchos demonios, pero pocos pesos. Y no me gusta porque tiene sabor a no querer que las cosas mejoren y que México gane. Ojalá me equivoque, pero nada será distinto en tanto no cambiemos de gobierno.

E-mail: benja_mora@yahoo.com