Portal informativo de análisis político y social

VISOR INTERNACIONAL: PRECANDIDATOS REPUBLICANOS Y SU POLÍTICA EXTERIOR

VISOR INTERNACIONAL: PRECANDIDATOS REPUBLICANOS Y SU POLÍTICA EXTERIOR

Feb 27, 2012

Los más recientes resultados en la contienda al interior del Partido Republicano por la elección de su candidato a la presidencia de los Estados Unidos, arrojan los siguientes resultados:

-Mitt Romney (ex gobernador de Massachusetts): 105 delegados
-Rick Santorum (ex senador por el estado de Pennsylvania): 71 delegados
-Newt Gingrich (ex presidentes de la Cámara de Representantes): 29 delegados
-Ron Paul (Congresista por el estado de Texas): 18 delegados
-Jon Huntsman (ex gobernador de Utah y ex-embajador de Estados Unidos en China): 2 delegados

Como se puede observar, quien se ha metido fuertemente en la carrera por la nominación republicana es Rick Santorum (quien cobró fama en el 2003 por declaraciones antihomofóbicas), pero aún faltan por definir 2061 delegados y son necesarios 1144 de estos para ganar la postulación como candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, elecciones a celebrarse en noviembre de 2012. La próxima votación de las Primarias se llevará a cabo en Arizona y Michigan (Estado natal de Romney), el día 28 de febrero.

Es importante considerar que en las pasadas elecciones legislativas en Estados Unidos, el Partido Republicano reconquistó importantes espacios en ambas Cámaras, quedando ahora del lado del partido conservador la mayoría absoluta en la de Representantes con 242 congresistas republicanos por 193 de los demócratas.

En la Cámara Alta (Senado), el partido Demócrata sigue conservando la mayoría de los espacios, con 51, mientras que los Republicanos cuentan con 47 y sólo dos senadores independientes.

En el reciente debate entre los precandidatos republicanos que se llevó a cabo en Arizona el pasado miércoles (22 de febrero), se evidenció la encarnizada lucha que libran principalmente los dos punteros en la contienda, Rick Santorum y Mitt Romney.

Al inicio del debate comenzaron con duros golpes, Romney refiriéndose al desempeño de Santorum en su paso por la Cámara Alta; lo acusaba que durante su mandato en el Senado los gastos aumentaron 80 por ciento en el presupuesto federal. También se hizo referencia a propuestas e iniciativas apoyadas por él, algunas de las cuales reflejan su perfil de católico conservador.

La respuesta de Santorum hacia Romney no se hizo esperar y, visiblemente exaltado, le reclamó que “no tenía ni idea de lo que estaba diciendo” –punto para Romney–.

Newt Gingrich fue el primero de los cuatro en lanzarse duramente contra la actual administración presidencial de Barack Obama, incluso llamándolo como el “presidente más peligroso de la historia estadounidense”, utilizando esta estrategia para intentar entrar de nuevo en la contienda, dada la gran desventaja que ahora tiene con los delanteros, Romney y Santorum.

Algunos de los demás temas que se tocaron fueron el de las leyes de inmigración, seguridad, empleo y las guerras en Medio Oriente.

Al tiempo que se daba el encuentro televisado de los precandidatos, cientos de manifestantes de origen hispano protestaban afuera de las instalaciones del Mesa Arts Center de Arizona, en donde los precandidatos intercambiaban ideas, refutaban y debatían.

Estudiantes, organizaciones y la activista Dolores Huerta se manifestaron en contra de los aspirantes republicanos por sus posturas antiinmigrantes.

“Todos ellos están en contra de nosotros (la comunidad hispana) en contra de una reforma migratoria”, aseguró Huerta, cofundadora de la Unión de Campesinos (UFW), en una entrevista.

Bajo el lema “Veten a (Mitt) Romney”, los estudiantes hispanos se manifestaron particularmente en contra del ex gobernador de Massachusetts, quien aseguró que de llegar a la Casa Blanca vetaría esta propuesta.

El Dream Act abriría la posibilidad de la legalización de estudiantes indocumentados que hayan llegado a este país antes de cumplir los 16 años de edad y que terminen por lo menos dos años de universidad o se inscriban en las Fuerzas Armadas. (EFE, 22/2/2012)

“Queremos recordarles a todos los votantes latinos que Romney prometió vetar el Dream Act, queremos enviar el mensaje que nosotros vetaremos a Romney en las urnas”, declaró DeeDee García, presidenta de la agrupación Tequila Party (un movimiento político hispano liderado por mujeres, cuya consigna es concientizar sobre el voto razonado al matriarcado latino, ya que la mayoría de votante en las elecciones presidenciales son mujeres).

En su opinión, el Partido Republicano está totalmente “desconectado” de la comunidad latina en Estados Unidos debido a su postura a favor de estrictas políticas migratorias.

Añadió que la campaña del Tequila Party apoya actualmente “cualquier candidato, excepto a Mitt Romney”. Sin embargo, será importante tener en cuenta que, a excepción de Ron Paul, los otros tres aspirantes a la candidatura republicana son abiertamente antiinmigrantes y que, de llegar a la presidencia del país, endurecerían las leyes migratorias en todos los estados, emulando la Ley SB-1070 de Arizona que criminaliza el estatus de inmigrante ilegal. En este estado, casi el 30 por ciento de sus habitantes son hispanos y representan más del 16 por ciento del electorado.

En el debate televisado por la cadena CNN –mass media de corte sionista a todas luces– tres de los cuatro precandidatos (Santorum, Romney y Gingrich) hicieron reveladoras declaraciones que nos indican el direccionamiento que tendrían muchos de los próximos acontecimientos mundiales de ser uno de estos el próximo presidente de les sionistas Estados Unidos de América. El trío de aspirantes republicanos coincidieron en que era “inaceptable” que Irán se convirtiera en un país nuclear; lo igual manera coincidieron en que Estados Unidos debe intervenir para poner fin al régimen –totalmente legítimo– del presidente sirio Bashar Al-Assad.

“Siria es el títere de Irán. Ambos son una amenaza no solamente para Israel, han sido además una fuerza de desestabilización para todo Líbano”, sostuvo Santorum.

Sólo Paul se desmarcó de esas afirmaciones, asegurando que Estados Unidos debía abstenerse de tomar acciones contra Siria o Irán. En el impasse sirio, las declaraciones y movimientos diplomáticos mundiales continúan su curso y aceleramiento. En días pasados hubo un notorio movimiento de la diplomacia rusa por la crisis siria, intentando alcanzar puntos de acuerdo con algunas potencias occidentales y del mundo árabe, antes de la reunión de “Amigos de Siria” (FOS por sus siglas en inglés), celebrada el viernes en Túnez, a la que incluso acudió la representación de la Santa Sede (El Vaticano), pero en la cual los grandes ausentes fueron China y Rusia (quienes vetaron una resolución en la ONU en contra del gobierno de Al-Assad), refrendando su rechazo a cualquier resolución de la comunidad internacional que consideren intervencionista.

Al inaugurar la reunión de alto nivel, el presidente tunecino Moncef Marzuki pidió la renuncia del presidente sirio Bashar Al-Assad y la creación de una fuerza de pacificación para finalizar con las matanzas. Estas declaraciones en paralelo con las de la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton hechas en Londres en preparación a su intervención en la reunión en Túnez: “Si Al-Assad no accede, creemos que continuará aumentando la presión (en su contra)… Creo que la estrategia seguida por los sirios y sus aliados no puede pasar la prueba de la legitimidad… en ningún tiempo… Aumentarán su capacidad las fuerzas de oposición”, expresó Clinton. “Estas fuerzas, de algún lugar y de alguna manera, encontrarán los medios para defenderse y emprender acciones ofensivas”, (msnbc.com,24/2/2012) apuntó, dejando entrever claramente que los rebeldes sirios continuarán recibiendo apoyo del exterior lo que incrementará el derramamiento de sangre del pueblo sirio.

Los intentos del grupo a favor de una “pacífica transición de poder” en Siria es una pieza más en el concierto de voces imperialistas para disuadir al presidente Bashar Al-Assad, para que desista de su intención de conservar el control del país y lo deje –nada más suculento para quienes pretenden obtener enormes beneficios si esto se diera–, con todo lo que conlleva, como la probable expansión del territorio israelí hacia el norte, entre muchas otras cosas más, para beneficio de las potencias occidentales que apoyan directa e indefectiblemente a la nación judía y a través de sus aliados regionales, el CCG (Consejo de Cooperación del Golfo) y la mayoría de los países pertenecientes a la Liga Árabe, miembros traidores a su origen y a sus causas libertarias de autonomía nacional, sometidos a los designios de las potencias occidentales.

;

* Analista geopolítico y consultor en Mercadotecnia Política y Opinión Pública

E-mail: albertogomez.consultor@gmail.com</st