Portal informativo de análisis político y social

«VUELACERCAS» | Águilas y Cañeros con «toque charro» en final del pacífico

«VUELACERCAS» | Águilas y Cañeros con «toque charro» en final del pacífico

Jan 21, 2017

Lo que inicialmente se pensó podría haber sido fácil victoria de Cañeros de Los Mochis sobre Tomateros de Culiacán, así como de Águilas de Mexicali sobre Naranjeros de Hermosillo, resultó en series de alta competencia entre los equipos semifinalistas buscando el título de campeón de la temporada 2016-2017 de la Liga Mexicana del Pacífico de Beisbol, ya que aunque tanto mochitecos como cachanillas ganaron los 2 primeros encuentros en sus respectivos estadios, sus rivales sacaron la casta y tanto el escuadrón de tierra culichi como el equipo sonorense equilibraron la contienda y dieron una gallarda pelea, mas finalmente los favoritos se alzaron con la victoria aprovechando la ventaja de jugar hasta 4 de los 7 juegos en su casa abriendo y cerrando las series contando con el respaldo de sus apasionadas y por demás entusiastas aficiones.

Ya inició, luego entonces, la serie final por la corona y el estadio Emilio Ibarra Almada, de la ciudad de Los Mochis, en Sinaloa, es el escenario en el que los Cañeros reciben a Águilas de Mexicali jugándose en territorio de verde los primeros 2 encuentros de la serie que es a ganar 4 de los 7 cotejos posibles entre dichos escuadrones que llegaron a confrontación culmen tras que en la fase de repesca la novena cachanilla pasó sobre Mayos de Navojoa y «Los siempre verdes» hicieron trizas a Venados de Mazatlán.

Después, ya como semifinalistas, los bajacalifornianos hicieron jugo a los Naranjeros de Hermosillo, en tanto los Cañeros convirtieron en puré a los Tomateros, eso solamente en sentido metafórico pues realmente las dos series se tornaron competidísimas y tuvieron que resolverse hasta en el séptimo partido, con la sensacional voltereta de Cañeros que tras estar perdiendo lograron remontar e imponerse a sus acérrimos rivales culichis, en tanto el séptimo cotejo entre Hermosillo y Águilas culminó a favor de Mexicali tras desahogar intensas 16 entradas, imperando en todo momento mucha emoción y gran calidad beisbolística. Hubo garra, pasión y entrega en las confrontaciones ya que además del celo deportivo entre rivales consuetudinarios, «se jugó a morir» ya que para los 4 conjuntos es un anhelo coronarse y ser la base del equipo representativo de México en la Serie del Caribe a realizarse del 1 al 7 de febrero en Culiacán, siendo especialmente para Tomateros una gran ilusión ganar el título al ser anfitriones de este certamen que implica a los mejores equipos de las ligas invernales de beisbol profesional en países latinoamericanos, que en la edición de este año se efectuará en el nuevo estadio de los Tomateros.

Como ya se ha comentado profusamente, además del más apropiado y cuidadoso manejo que de cada escuadrón hicieren su respectiva directiva y cuerpo técnico con el fin de consolidar verdaderos equipos equilibrados y armónicos, mucho del éxito alcanzado por las dos organizaciones beisboleras que con gran merecimiento llegaron a la gran final del mejor beisbol profesional de invierno en nuestro país corresponde al buen tino de elegir adecuada y oportunamente a sus respectivos refuerzos, especialmente los foráneos contratados para lograr el fortalecimiento del roster cubriendo mejor las posiciones de campo en cuanto a labores defensivas y su ofensiva como en el staff de lanzadores, tanto los peloteros contratados antes y durante el calendario regular como los que se cooptaron en los drafts en las diversas etapas de la postemporada para afinar la solidez en áreas susceptibles de mejorar para lograr el mejor desempeño y aspirar con más posibilidades a coronarse campeones.

En su momento se comentó que Mayos de Navojoa perdió ante Mexicali en la repesca y parte de la causa fue haberse equivocado en no aprovechar la fortuna de tocarle ser número uno para elegir en el draft y haber optado por la opción de obtener los valiosos servicios del cerrador Sergio Romo, proveniente de Charros de Jalisco, pues pensando les sería más útil, eligieron como refuerzo al lanzador abridor Fabio Castro, de Yaquis de Ciudad Obregón, pues como en el calendario regular este lanzador mexicano le ganó a Mexicali dos juegos, creyeron volvería a ganarles en postemporada y resultó un fracaso, como el fracaso que tuvieron tanto Yaquis como Charros al haber sido vergonzosamente eliminados quedando fuera de los juegos de playoff rumbo al título, siendo las peores escuadras del circuito en la campaña actual.

Para las semifinales, Los Mochis se agenció al poderoso infielder Yosmany Guerra quien respondió a las expectativas acoplándose magníficamente al equipo verde, de forma similar como Mexicali, Hermosillo y Culiacán recibieron gran apoyo de los refuerzos obtenidos, debiendo señalar sin temor a equivocación que quien ha mostrado mejor valía hasta ahora en los playoff ha sido Sergio Romo para Los Mochis, que además de brindar gran espectáculo y tremenda motivación a sus compañeros hoy finalistas, ha sido un pilar fundamental con sus salvamentos y Cañeros es sin duda favorito a coronarse, ya que además siguieron tomando buenas decisiones y en el draft para elegir refuerzos con vista a esta gran final optaron por agenciarse los servicios del también ligamayorista Oliver Pérez, serpentinero zurdo que en verano jugó con Nacionales de Washington fungiendo como preparador de cierre o holder y en la temporada invernal actual participó exitosamente con Culiacán y haga sensacional mancuerna con Romo. Habiendo sido primero en el turno para elegir refuerzo Águilas de Mexicali dejaron ir la posibilidad de agenciarse a Oliver Pérez y optaron por el jardinero y buen toletero Jason Jarrod Burgeois que proviene de Naranjeros de Hermosillo.

A pesar de su lamentable campaña, Charros de Jalisco está presente en la gran final del beisbol invernal mexicano con Guty Murillo por Mexicali y el gran bigleaguer Sergio Romo con Cañeros, siendo muy posible que ambos participen reforzando a cualquiera de las novenas que resulte campeona y acuda a Culiacán representando a México en la Serie del Caribe del 1 al 7 de febrero, pues la gran calidad de los dos peloteros charros es garantía de valía para cualquier equipo, siendo incluso factible que «Manny» Rodríguez, qué jugo reforzando a Culiacán, también pueda ser incorporado para apoyar en el infield del conjunto que con base en el equipo campeón sea armado por la Liga Mexicana del Pacífico que preside Omar Canizales, que buscará tener un trabuco que aspire a ganar en el escenario del bonito estadio de Tomateros.

@salvadorcosio1
opinión.salcosga@hotmail.com