Portal informativo de análisis político y social

VUELACERCAS | #ALTIBAJOSdelBRAZO

VUELACERCAS | #ALTIBAJOSdelBRAZO

Jul 11, 2015

Por muchas razones el beisbol es «el Rey de los Deportes» y una muy importante es que nunca se puede estar seguro que una circunstancia en un partido, en una racha de juegos o en casi toda una campaña, es inmutable dado que en la pelota caliente nada se acaba hasta que se acaba y las cosas pueden cambiar en cualquier momento, de ahí que por ello cada encuentro y cada inning es interesante y puede ser escenario de epopeyas de triunfos o derrotas.

Y es el caso del gran lanzador derecho mexicano Joakim Agustín Soria, nacido en Monclova, Coahuila, el 18 de agosto de 1984 que juega para los Tigres de Detroit, que habiendo debutado el 4 de abril de 2007 con los Reales de Kansas City es ya un consolidado especialista en cierres de juego y que lleva ya 198 salvamentos en su historia como Pelotero ligamayorista y alcanzó los 20 juegos salvados para su actual escuadra, y es el ejemplo que ahora comentamos en razón que de traer una estupenda racha en esta temporada y sin ninguna circunstancia extraordinaria que pudiera significar una causal de cambio de rendimiento, sufrió recientemente una sacudida que además de romper su racha exitosa quizá le significó el necesario momento de sufrimiento que debe tener todo serpentinero para recordar cómo es el beisbol y no olvidar que a cualquier pitcher por poderoso y eficaz que sea y aun en un posible gran momento le puede pasar una jornada de esas que sólo deben recordarse como para aprovechar la experiencia y aprender de los errores.

 

Dolorosa derrota de Joakim Soria

Joakim Soria

Resulta que Soria entra en la novena entrada al juego que su equipo tenía prácticamente ganado con ventaja de 6 carreras contra 2 frente a los «Mellizos de Minnesota» en su estadio de Minneapolis y ya con un out pero con corredores en las esquinas amenazantes como para producir un par de carreras, y aunque por la ventaja de cuatro carreras no era necesariamente la circunstancia ordinaria como para que el mánager de su equipo lo jalara desde el bulpen para, dado que su especialidad, diera el cerrojazo para salvar encuentros. Soria fue llamado a subir a la lomita de las responsabilidades para culminar el encuentro y cerrar con la victoria para su conjunto, quizá considerando que superaría holgadamente la situación y aunque con algún leve daño al timbrarse alguna carrera por cualquiera de los corredores recibidos como herencia y colocados en primera base y en la antesala, pero como suele suceder en este precioso deporte en el que todo puede acontecer, Soria salió al campo cargado de infortunio, se enfrentó a cuatro bateadores sin lograr sacar un solo out y a cambio cargó con la derrota al otorgarle pasaporte por 4 bolas malas a Aarón Hicks para así llenar la casa, después golpeó a Kurt Suzuki para que entrara «de caballito» la tercera carrera para los rivales, siguió en su infortunio recibiendo un hit sencillo de Danny Santana que produjo las carreras 4 y 5 de los Mellizos, para cerrar la negra actuación recibiendo vuelacercas con dos hombres a bordo de parte de Brian Dozier y con ello permitir que sus rivales de Minneapolis dieran la voltereta al cotejo colocándose 8–6 en la pizarra y convirtiendo en manicomio a la fanaticada presente en el estadio de los Twins que de esa forma sacaron a palos a Soria dejando en el terreno a los Tigres en una noche de pesadilla para el mexicano y de alegre festejo para la afición de «los Gemelos» del área urbana de Minneapolis-Saint Paul.

Así es el beisbol y tras el encuentro los números de Soria quedan con una foja de 3 juegos ganados y 1 derrota, esta dolorosa que le propiciaron los Mellizos, una estadística aún bastante buena de 3.38 carreras limpias aceptadas en promedio de cada nueve innings lanzados habiendo hasta hoy tirado bolas en 34 entradas y dos tercios con un logro de 30 ponches.

Seguramente Soria espera ya «con ansia loca» su próxima oportunidad de subir al montículo y tirando la fina y fuerte pelota que sabe tejer desde el montecito, volver a disfrutar las mieles del éxito con algún salvamento más que engrose su numeralia o al menos un «hold», regresándole esa confianza personal que lo tiene colocado en la posición de cerrador «As» de su escuadra y uno de los mejores lanzabolas como taponero que tiene la gran carpa y aspirar a culminar la campaña con entre 36 y 37 salvamentos. Ánimo Joakim!

 

Derrota de Marco Estrada

Marco Estrada FB

Y quien también vio cortada su buena racha fue el lanzador derecho mexicano Marco René Estrada, que contabilizó su quinta derrota al perder su escuadra los «Azulejos de Toronto» frente a los «Reales de Kansas» los que le pegaron 9 imparables al sonorense que se mantuvo en la lomita por 6 entradas y 2 tercios y colocó sus numeritos en 6 victorias contra 5 fracasos con una estadística de 3.52 carreras limpias por cada 9 episodios contabilizando ya lanzadas 87 entradas con 69 ponches. No obstante la derrota, Estrada no lució tan mal como para pensar que sea complicado regrese a la senda del triunfo en su próximo encuentro.

 

El Mariachi, alegre

mariachi gonzalez

Quien sigue tirando buena pelota desde el montículo y mantiene solvencia como pilar importante en la rotación de abridores de los Orioles de Baltimore es el jalisciense Miguel «Mariachi» González, que hasta el pasado 5 de julio mostraba buena numeralia con récord de 7–5 en ganados y perdidos con efectividad de 3.87 carreras limpias admitidas por cada nueve innings habiendo lanzado ya 88 entradas y un tercio logrando 66 ponches, esperando que en su ya próxima salida mantenga paso firme.

 

Le rompen racha de ceros a Yovani

Yovani Gallardo

También perdió su gran racha sin recibir carrera el derecho de Penjamillo, Guanajuato, Yovani Gallardo, que sucumbió el 7 de julio contra Arizona y tiene foja empatada a 7 en cuanto a juegos ganados y perdidos con eficacia de sólo 2.67 carreras limpias admitidas por cada nueve innings lanzados, contabilizando ya 107.2 entradas desde la lomita con 76 ponches y estando próxima su siguiente salida es de esperarse se reencuentre con el triunfo y le dé gananciales a su equipo los «Rangers de Texas».

Sigue tirando buena bola el ahora ya cerrador derecho sinaloense de los «Azulejos de Toronto» Roberto Osuna, lo mismo que el zurdo de los «Rockies de Colorado» Jorge de la Rosa y de la misma forma mantiene buenas expectativas el novato zurdo «Manny» Bañuelos con los «Bravos de Atlanta», y sin demasiado aspaviento se mantiene en forma aceptable tirando como relevista el zurdo Oliver Pérez en Arizona, se avista que los cuatro tendrán actividad en los próximos días y habrá que hacer la evaluación de su desempeño y prospectiva tras el receso del juego de estrellas más hay confianza en que mantendrán buena marcha.

Y están los casos de Jaime García, el zurdo que milita con el mejor conjunto hasta ahora que son los Cardenales de San Luis y que llevaba una excelente campaña con números ganadores está en la lista de lesionados desde el 24 de junio pasado y Arnold León que está enrolado con los Atléticos de Oakland pero que ha tenido muy escasa actividad y su última aparición fue el 17 de junio contra San Diego. García debe recuperarse pronto y volver a la rotación para seguir dando triunfos a su equipo y a León su mánager debe de estarle viendo buenas cualidades como para mantenerlo en el roster de su escuadra a pesar de estarlo utilizando tan poco.

Así es el beisbol, y los altibajos en los brazos son algo ordinario, es de desear que todos los lanzadores aztecas preserven espacio y utilidad para sus respectivos conjuntos, aún falta mucha vuelta a esta campaña en la gran carpa y bastantes historias que contar y analizar.

@salvadorcosio1
opinion.salcosga61@hotmail.es