Portal informativo de análisis político y social

«VUELACERCAS» | #CARACTERyDESTREZA

«VUELACERCAS» | #CARACTERyDESTREZA

May 21, 2016

Ya casi arribando al primer tercio de la temporada 2016 del beisbol de las grandes ligas, no obstante lo variable que puede ser nuestro «Rey de los deportes», es interesante tratar de advertir cuál puede ser la prospectiva en cuanto al desempeño hasta el final de la campaña de los peloteros mexicanos que están participando en equipos tanto en la Liga Nacional como en la Liga Americana.

Es muy similar la trayectoria que en lo que se lleva jugado en esta edición 2016 de la gran carpa tienen los pitchers abridores Jaime Omar García de los «Cardenales de San Luis» y Marco René Estrada que juega para los «Azulejos de Toronto», ya que ambos están en la consideración más positiva distinguida según la apreciación de sus respectivos mánagers y ocupan un espacio como indiscutibles titulares en el roster de sus equipos, pero además están consolidados como puntales fundamentales del cuerpo de serpentineros abridores de su escuadrón.

Pero la diferencia entre los dos lanzadores aztecas estriba en las posibilidades de mantener presencia y ritmo de juego a pesar de las vicisitudes propias de la edad, la consistencia basada en su aptitud física y mental que tiene que ver con la fortaleza espiritual para superar secuelas de lesiones, intervenciones quirúrgicas y emprender con reciedumbre la correspondiente rehabilitación, así como las inesperadas malas rachas temporales con las que se modela el carácter tras lograr superarlo.

Sin dejar de advertir la necesidad de evitar toda serie de tentaciones propias de quienes habiendo logrado llegar a un alto pedestal, dejen de lado la importancia de la humildad, la honestidad y la disciplina para preservar habilidades y la capacidad para aprender y actualizarse, manteniendo los pies en el piso sin escuchar el canto de las sirenas, desechando invitaciones a dilapidar salud física y fortaleza cerebral para mantener la supremacía y control, evitando irresponsabilidad, indisciplina y cualquier tipo de exceso.

El tamaulipeco Jaime García tiene 29 años y Marco Estrada ya cumplió 32, de ahí que por edad y momento, más el nivel de potencialidad para crecer y la actitud para enfrentar el éxito sin perder el piso y desmanarse, García puede ser considerado actualmente el mejor pitcher abridor mexicano pintando para concluir la campaña con entre 23 y 25 salidas y al menos de ellas lograr la victoria en 14 o 15 y consolidar una efectividad de entre 2.7 y 2.9 carreras limpias en promedio por cada 9 innings jugados pudiendo llegar a lanzar entre 180 y 185 innings, para conseguir quizá recetar a los bateadores rivales entre 175 y 180 ponches. Al 20 de mayo Jaime ha lanzado 50 innings y un tercio con 51 ponches permitiendo solo un promedio de 2.86 carreras sin error de por medio por cada 9 entradas jugadas con un récord de 3–3 en nuevos ganados y perdidos.

Toronto está volviendo por sus fueros y dejando atrás malas rachas, volviendo a la senda triunfadora y elemento esencial de ello son dos serpentineros mexicanos, descollando como abridor el sonorense Marco Estrada, quien en su último encuentro jugado el 19 de mayo pasado ante «Twins de Minnesota» ganó en 11 entradas al son de 3–2 con Muy buena salida del abridor sonorense Marco Estrada quien tiró 8 entradas completas recibiendo solo 3 hits y únicamente solitaria carrera limpia, otorgando un pasaporte y ponchando a 9, sale sin decisión llevándose la victoria el relevista corto Roberto «El Cañoncito» Osuna, quien en excelente actuación lanzó novena y décima entradas sin recibir hit ni carrera y ponchando a 2.

Marco Estrada tiene ahora 1–2 en ganados y perdidos, siendo lo más importante que alcanza una muy buena efectividad con solo 2.61 ERA, habiendo lanzado 51.2 entradas con 50 chocolates.

Y es muy gratificante para los mexicanos que amamos el beisbol apreciar la solidez del pitcheo del joven serpentinero sinaloense Roberto Osuna, que a sus 21 años juega su segunda campaña en grandes ligas y está colocado como uno de los mejores relevos cortos con excelentes estadísticas con 2 victorias y cero derrotas, una extraordinaria eficacia con solo 1.36 carreras limpias en promedio por cada 9 innings lanzados habiendo actuado en 20 entradas con 22 ponches y con la honrosa suma de ya 8 salvamentos.

Ayer tuvo actividad con los «Nacionales de Washington» el serpentinero relevista corto mexicano Oliver Pérez y trabajó bien un inning, también jugó con Atlanta el joven parador en corto Daniel Castro con buena actuación defensiva pero pésimo al tolete, se fue de 4–0.

En mi valoración muy personal de los peloteros aztecas jugando esta temporada en gran carpa sigue punteando Roberto Osuna, seguido de Jaime García, Marco Estrada y Adrián González.

Es fundamental que nuestros peloteros mexicanos hagan su mejor esfuerzo para preservar nuestra fama como deportistas entregados en cuerpo y alma. Ojalá pronto veamos de nuevo jugando excepcionalmente a mexicanos valiosos como Jaime de la Rosa, «Manny» Bañuelos, Yovanni Gallardo, César Márquez y Miguel «El Mariachi».

@salvadorcosio1
opinion.salcosga@hotmail.es