Portal informativo de análisis político y social

Vuelacercas: Charros en la medianía; quedan en cuarto lugar

Vuelacercas: Charros en la medianía; quedan en cuarto lugar

Nov 20, 2017

Por Salvador Cosío Gaona //

Las definiciones llegaron hasta el último momento de vida de la primera vuelta de la Liga Mexcana del Pacífico (LMP) -nuestro máximo circuito de béisbol profesional practicado en época invernal-, y como era impredecible en cuanto a la seguridad de ello, no había nada escrito para ninguna escuadra en relación a cómo podría ser su colocación en la tabla de posición al culminar la primera vuelta del calendario regular del certamen, fase inicial que apenas finalizó, ya que está en el último juego de la última serie de tres encuentros se generó esa definición de cómo terminaron las diversas novenas en el standing y los correspondientes puntos a obtener tras el fin de la vuelta inicial, lo que fue conocido plenamente hasta que cayeron los últimos outs de cada enfrentamiento.

UN CONJUNTO QUE LE FALTA EQUILIBRIO

Los Charros de Jalisco siguen sin mostrar equilibrio al no consolidarse como un confiable equipo ganador y serio aspirante al título de LMP en esta campaña 2017-2018
que llego al final de su primera vuelta. Por más que en el balance lograron un índice ligeramente superior de éxitos sobre fracasos, puede catalogarse hasta ahora como una escuadra de la medianía. Quedaron colocados en el cuarto lugar cosechando apenas 5 puntos.

Charros no pudo barrer a los Cañeros de Los Mochis en la penúltima serie de la primera vuelta desahogada en casa, pues tras ganar los dos primeros cotejos fue derrotado feamente en el tercero de ellos perdiendo así la oportunidad de llevarse dicha serie por limpia.

Lo ideal para la novena jalisciense que dirige ‘el sabio de la sabermetria’ Don Anthony Tarasco, era llevarse esa serie ante Cañeros endilgándoles las tres derrotas y así haber podido enfrentar con mayor fortaleza a Culiacán, que fue su último rival del calendario en primera vuelta, un conjunto mucho más complejo que lideró con firmeza el standing a quienes, insistimos, de haber podido lograr ganarles la serie y por limpia, pudieran haber logrado escalar hasta el liderato.

Más tras la fea forma en que perdieron los campiranos albicelestes el cotejo final de la reciente serie ante Los Mochis y la derrota hilada que sufrieron en el primero del serial ante Tomateros, les resultó mucho muy complicado, al final imposible, lograr la meta anhelada y propuesta, que era obtener al menos el segundo lugar de la tabla de posiciones y por ende esos posibles siete puntos, para así amarrar su calificación q la postemporada rumbo a la disputa por el título de campeón en esta temporada del maximo béisbol de invierno en Mexico y obtener el derecho a ser el equipo base del seleccionado mexicano que compita en la sexagésima edición de la Serie del Caribe.

LA CUARTA POSICIÓN Y CINCO PUNTOS

Charros culminó ubicado en la cuarta posición adquiriendo en consecuencia solo cinco puntos e iniciaran entonces la segunda fase del torneo en condiciones de lograr la aspiración a calificar, pero comprometiendo así mucho el escenario para el éxito final tras la segunda vuelta, con mucha presión buscando en la fase complementaria del torneo colocarse en segundo o primer sitio y así terminar la agenda ordinaria de juegos ubicados en sitial de privilegio que les otorgue algunas ventajas en los playoffs y preservar válidamente la aspiración a coronarse campeones.

Pero Charros tuvo suerte, pues aun pudo suceder un descalabro mayúsculo y que en vez de ganar por dos juegos a uno la última serie de la primera vuelta, hubieren sido derrotados en el último cotejo por los culichis y en esa forma pudieran incluso haber caído quizá hasta el quinto lugar del standing final de la primera vuelta, logrando solo 4 puntos y haber quedado luego entonces en situación demasiado compleja para la calificación debiendo bregar a contraflujo en lo que resta del certamen.

LA RECEPTORÍA, GRAN FORTALEZA

Charros tiene un muy buen plantel, sobrado en varias de sus líneas -como el caso de la receptoría pues, ¡tiene 5 catchers!-, con muy buena solvencia en la defensiva tanto en el cuadro como en los jardines, más con aún muchos problemas para lograr la estabilidad suficiente en su cuerpo de lanzadores; además que, teniendo un gran potencial ofensivo, hay mucho contraste entre los encuentros en que los ganan a base de batazos y la cara oscura cuando son derrotados, incluso apaleados, porque además de inconsistencia de los serpentineros no se produce el bateo oportuno y proliferan los ponches, los globitos, las rolitas y los hits aislados que a falta de un batazo oportuno prohíjan que se queden en muchas ocasiones varios peloteros Charros anclados en los senderos sin anotar las carreras que se requieren para ganar encuentros.

CHARROS PUEDE MEJORAR

A reserva de un necesario análisis detallado de cada uno de los peloteros, que en gran número ha tenido y tiene aún Charros hasta esta época final de la primera vuelta y el inminente inicio de la segunda etapa del torneo, sí es posible destacar el muy buen desempeño de peloteros como José Manuel ‘Many’ Rodríguez y Edson García, seguidos de otros que han venido cumpliendo pero podrían mejorar como es el caso de Amadeo Zazueta, Agustín Murillo, Alberto Carreón, Carlos Figueroa, Gabriel Gutiérrez, Carlos Rodríguez, y Santiago Chávez, además de los foráneos Billy Burns y Brock Stassi, que ya regresaron a su tierra por haberlo así pactado desde su arribo. Quedaron a deber tres foráneos que ya se fueron: Art Charles, Matt Clark y Chris Colabello, estando aún sin mostrar su real utilidad Jarrod Saltalamachia e incluso Japhet Amador.

EL TALÓN DE AQUILES

El pitcheo es sin duda el talón de Aquiles de Charros y en este apartado se salva Tyler Alexander y en menor medida otros que han sufrido desequilibrio pero tienen capacidad para consolidarse como son Kyle Lloyd, Daniel Guerrero, Jesús Cruz y quizá Octavio Acosta, que deberá además revisar su equilibrio emocional. Podrían considerarse han cumplido otros pocos relevistas como Ivan Salas, Luis de la O, Carlos Stiff Rodríguez Carrillo, Luis Iván Rodríguez y Robert Stock, siendo esperable se recuperen pronto Adrián Guzmán y Manuel Flores, quizá madurando otros como Jeff Ibarra, Carlos Pech y Federico Castañeda, siendo fallido el colombiano Ernesto Frieri y con muy poco mostrado hasta ahora por el recién llegado Josh Zeid y el que de nuevo está con Charros, Will Oliver.

NUEVOS REFUERZOS
Será importante además que los nuevos refuerzos foráneos que están ya entrenando para tomar los espacios que dejarán Stassi y Burns al terminar esta primera vuelta sean realmente útiles, porque no se ve que Saltalamacchia y Amador estén resultando lo exitosos que se preveÍa. Los jardineros que empezarán a jugar con Charros en la segunda vuelta supliendo a Burns y Stassi son Anthony Alford proveniente de la organización de los Azulejos de Toronto y Donald Dewees Jr, que estaba jugando en sucursales nivel doble A de los Reales de Kansas City que aunque en cuanto a sus números previos no lucen como las grandes estrellas foráneas que vengan a solucionar mucho, ojalá funcionen y no sean un fiasco como fueron Clark y Colabello, ni vengan a pasearse como lo hizo la campaña pasada y lo hace ahora Japhet Amador, esperando que el carismático Saltalamacchia reaccione y además de seguir con su buen guante y carisma se reencuentre como habilidoso y útil toletero.
Urge se consolide Charros en todas sus líneas o seguirá siendo un conjunto de la medianía sin perfil de campeón, que lo mismo dará grandes victorias con buen espectáculo como también provocará tristeza y sufrimiento a la noble afición por las derrotas.

Twitter: @salvadorcosio1

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com

%d bloggers like this: