Portal informativo de análisis político y social

Vuelacercas: Charros puede ser finalista; obligado a pulir su juego. La aduana para la final se llama Mayos de Navojoa

Vuelacercas: Charros puede ser finalista; obligado a pulir su juego. La aduana para la final se llama Mayos de Navojoa

Ene 14, 2018

Por Salvador Cosío Gaona //

Todo apuntaba que serían mucho muy competidas las series de la etapa de semifinales de la campaña 2017-2018 de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), nuestro máximo circuito profesional de béisbol jugándose en invierno, por más que al inicio de estas resultaba posible elucubrar en relación a la contienda entre Águilas de Mexicali y Tomateros de Culiacán, en que la que lucía favorita la escuadra bajacaliforniana piloteada por el manager veracruzano Pedro Meré Cárdenas sobre la novena sinaloense que comanda el inefable y polémico manager tijuanense Romar Benjamín Gil Aguilar.

Sin embargo, los pronósticos han fallado. La sorpresa la están dando los pupilos de Gil que están avasallando a Los Cachanillas y pueden llevarse la serie para llegar a la final y enfrentar a Mayos de Navojoa o a Charros de Jalisco, que disputan la otra serie semifinal, esa sí competida cual se preveía podría ser.

MAYOS Y CHARROS, MUY PAREJOS

Y en lo que respecta a la batalla que están desahogando los Mayos de Navojoa manejados por el venezolano Willy Romero ante Charros de Jalisco que conduce el manager coahuilense Roberto Vizcarra Acosta, la contienda sigue siendo tan pareja como se preveía al resultar bastante complicado haber tratado en forma objetiva de aventurar en predecir cuál de esas dos fuertes escuadras podría llevarse el éxito ganando cuatro de los siete cotejos y por ello convertirse en finalista para enfrentar a quien logre imponerse entre Águilas y Tomateros, serial que como se dijo ya, parece podría desembocar a favor de los sinaloenses.

Por más que para la gran afición que sigue y apoya a los campiranos albiazules sea un anhelo convertido en ilusión el que la novena jalisciense resulte triunfadora, el camino no luce fácil y aunque Charros tiene posibilidad de éxito, la escuadra sonorense está bien parapetada y sólida, siendo con algún ligero margen la favorita para pasar a la final, a menos que los caporales afinen estrategia y pulan su juego.

Hemos de recordar que en esta campaña actual, Charros tuvo una primera vuelta de altibajos, bajo la batuta del primer manager que el conjunto tuvo en esta temporada, que fue ‘el genio de la sabermetría’ Tony Tarasco, quien aunque se le señala como que fracasó como timonel, es de señalar que de alguna forma logró que la novena culminara la fase inicial como cuarto lugar, cosechando cinco puntos, record ligeramente ganador en la relación de victorias y derrotas en los cotejos de la primera vuelta, debiendo dejar el timón del equipo tras un inicio muy oscuro en la segunda vuelta, tras lo que fue designado nuevo timonel Roberto Vizcarra, quien no exento de altibajos pero culminado la segunda vuelta a tambor batiente logró que la novena calificara a postemporada y ya sabemos que jugando con garra y pasión lograron pasar a semifinales tras ganar la serie de repesca a los Tomateros por cuatro cotejos a siete.

ARMÓ BUEN STAFF DE INICIALISTAS CON REFUERZOS

Charros llega a la disputa de la semifinal ante Mayos con buena expectativa, pues hay un staff abridor con un buen aperturista que es el refuerzo proveniente de Yaquis de Ciudad Obregón que es el derecho David Reyes, con el concurso de Luis Alonso Mendoza Rodríguez, otro buen lanzador derecho que también recién se incorporó como respaldo extra, proveniente de Naranjeros de Hermosillo.

Charros cuenta también con el zurdo Tyler Alexander, quien a pesar de algún desajuste en la serie anterior, ha vuelto a ser el soporte del pítcheo abridor de Charros, anhelando recobre solidez Octavio Adrián Acosta; más debiéndose señalar existencia de un problema en el bulpen ya que solo están sólidos Will Oliver, Tomas Solís, Jeff Ibarra e Iván Salas, teniendo altibajos aún sea más hacia lo positivo que a la debacle los foráneos Brandon Cunnif y Rommel Lewis , destacándose especialmente Sergio Romo, que aún siendo un gran lanzador cerrador no está exento de complicaciones eventuales ya que no es infalible.

También es cierto que la ofensiva de Charros está en buen nivel de desempeño con el bateo consistente de Edson García y los destellos de Jabari Blash y Yordanys Linares, el despertar de Agustín Murillo y Gabriel Gutiérrez así como el reencuentro con el tolete del cachalote de Mulege, Japhet Amador, más siendo relevante resaltar que se está a la espera que tenga ya un mejor desempeño a la ofensiva Amadeo Zazueta y que pronto pueda salir de un dramático slump de bateo el capitán José Manuel ‘Many’ Rodriguez Espinoza.

LA CLAVE DE LOS CAMBIOS

El éxito de Charros dependerá de cómo se eviten desaciertos en el manejo de los cambios y ajustes al utilizar a los peloteros de soporte en el dogout, con movimientos adecuados a la ofensiva para optimizar bateo oportuno y evitando cometer errores a la defensiva, así como procurar, con agresiva estrategia, anotar y sumar carreras cada inning desde al iniciar todo juego, procurando el dominio del pitcheo abridor sobre la ofensiva de Mayos -que no es la más eficaz, dado que tienen en el pítcheo su mayor fortaleza-, más eligiendo y cuidando bien la participación de los relevistas.

Antes del inicio de la serie semifinal se había dicho que para aspirar a pasar a la final era necesario que Charros se trajera al menos un triunfo de los dos primeros cotejos de la serie, a efectuarse en Navojoa, buscando ganar los tres cotejos posteriores a desahogarse en el Estadio Panamericano de béisbol en Zapopan, y lo cierto es que el objetivo inicial se logró pues la novena jalisciense pudo arrebatar una victoria en el estadio Manuel ‘Ciclón’ Echeverría, casa de los Mayos en Navojoa, más ya sufrió un doloroso descalabro en el primero de los tres cotejos programados para efectuarse en el estadio casa de los Charros, tras que habiendo logrado una buena salida luciendo bien el derecho Luis Alfonso Mendoza, fallaron los relevistas entre ellos Manuel Flores que admitió el empate y el gran cerrador Sergio Romo que cargó con la derrota al permitir par de bambinazos y cuatro carreras siendo imposible que la ofensiva respaldara al pítcheo, ya que Mayos demostró que en efecto tiene un excelente staff de serpentineros que maniataron a los Charros evitando anotaciones.

Charros podría ganar la semifinal, que se definiría quizá en los cotejos a desahogarse en Navojoa más ello dependerá de cómo trabaje la directiva y el cuerpo técnico a efecto de tratar de amainar los errores defensivos, optimizar el bateo oportuno y organizar mejor el desempeño de los lanzadores, aprovechando el gran apoyo del público que está acudiendo en grandes cantidades al estadio de la Colonia Tepeyac en Zapopan. Hay que apuntar que, de lograr el pase a final, a Charros le conviene que su rival por la corona sea Culiacán ya que por reglamento abrirían serie jugando en casa y eso lo otorga ventaja. Más ahora la realidad es que deben extremar el buen juego, sacar la casta y lograr descarrilar a Navojoa, que será difícil pero es posible. ¡Ojalá!.

Twitter: @salvadorcosio1

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com

%d bloggers like this: