Portal informativo de análisis político y social

Vuelacercas: El ideal de Charros, ser campeón de la primera vuelta

Vuelacercas: El ideal de Charros, ser campeón de la primera vuelta

Nov 12, 2017

Por Salvador Cosío Gaona //

El ideal de Los Charros de Jalisco era lograr amarrar tempranamente su calificación a la postemporada rumbo al título en esta campaña 2017-2018 de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) de béisbol, buscando para ello algo que se antoja ya muy difícil aunque por supuesto no imposible: el estar en la muy grata y exitosa situación de quedar colocados en el liderato o al menos en el segundo lugar de la tabla de posiciones.

Al terminar la primera vuelta del calendario regular del actual torneo, y lo complejo es que para ello deben regresar con balance positivo de la gira que emprendieron entre el martes 7 y el domingo 12 de este mes de noviembre de 2017 en curso, en el marco de la cual visitaron a Los Aguilas en su estadio B’Air de la Ciudad de Mexicali y en el nuevo estadio de Ciudad Obregón a Los Yaquis de esa urbe sonorense, coleros del circuito hasta ahora, así como posteriormente ganar y con amplitud al recibir a Cañeros de Los Mochis y a los Tomateros de Culiacán, en lo que serán las últimas dos series de esta primera fase del calendario ordinario.

Para decirlo más claro: Charros necesita que en el balance de esos 12 finales juegos de la fase inicial pudieren ser éxitosos en al menos 9 o 10 de ellos para asegurar la clasificación y con ello dedicarse sin esa presión en la segunda vuelta a consolidarse como el mejor escuadrón del circuito rumbo a la corona de la LMP y poder, luego entonces, jugar como seleccionado de México en la Serie del Caribe que habrá de efectuarse en sus 13 cotejos entre los días 2 al 8 de febrero del 2018 en el Estadio Panamericano de béisbol de la calle Santa Lucía en la colonia Tepeyac Maestros de Zapopan, hogar de los caporales albicelestes de Jalisco.

TROPIEZO EN LA FRONTERA

Desafortunadamente Charros no pudo superar a los Aguilas en Mexicali y la serie efectuada entre los días martes 7 y jueves 9 del presente mes y año quedó a favor de los fronterizos cachanillas, pues los jaliscienses cayeron derrotados en ambos enfrentamientos al llegar a extra innings y solo fueron capaces de agenciarse el tercer juego del serial.

En los fracasos de los dos primeros eventos, sucedió que no obstante la buena labor de los lanzadores  abridores, que fueron el zurdo Tyler Alexander, en el primer encuentro, y el derecho Kyle Lloyd en el segundo juego, sucedió la posterior inconsistencia en el trabajo de los pítchers relevistas, además de ocurrir la falta de batazos oportunos habiéndose quedado en muchas ocasiones varios peloteros de la escuadra jalisciense en las bases sin haber podido ser impulsados a la registradora haciendo falta la generación de esas carreras necesarias para haber podido alcanzar éxito en los partidos.

Es relevante el slump de bateo del estelar norteamericano Jarrod Saltalamacchia y el fracaso del flamante cerrador, el colombiano Ernesto Frieri, y con la adición de algunos errores a la defensiva más el deficiente transitar por las bases, ya que en varias ocasiones ocurrió que peloteros albiazules jaliscienses fueren sorprendidos y puestos fuera de juego al intentar llegar a la segunda base buscando infructuosamente alargar un hit sencillo convirtiéndolo en doblete y fracasando en el burdo intento, además de en otras ocasiones fallar al pretender alcanzar la segunda almohadilla desde la inicial en jugada de robo de base.

LAS EQUIVOCACIONES DE TARASCO

En la serie ante Aguilas en Mexicali el manager de Charros Tony Tarasco no utilizó como taponero al lanzador importado Robert Stock en los dos primeros enfrentamientos y en ambos cotejos el juego se perdió en extrainnings, cuando al haber llegado empatados a la última entrada del cotejo, quedaron tendidos en el terreno tras que el conjunto local sarandeó al colombiano Frieri, cerrador de los campiranos zapopanos, quien fracasó rotundamente en su encargo de taponear a la artillería enemiga imponiendo cerrojo a la registradora para preservar sin anotación en contra a fin que la artillería albiazul pudiese en el siguiente inning generar anotación o construir el rallye de carreras para el posible triunfo, resultando en lamentable derrota.

Tras la victoria en el último encuentro de la serie ante Mexicali en la frontera, Charros lució blanqueando a Yaquis en el primer cotejo del serial en Ciudad Obregón y ya se vio de nuevo brillar al abridor Octavio Acosta en lo que se advierte está recuperado tras los varios días fuera de circulación por problemas de salud, habiendo lanzado buena pelota en seis entradas y dos tercios admitiendo seis hits pero ninguna anotación, haciendo buena labor el staff de relevo con Jeff Ibarra despertando del letargo queriendo abandonar la mediocridad, más el buen trabajo de Iván Salas preparando el violento y fenomenal cierre de Robert Stock a base de tres ponches en solo 13 disparos.

BARRER A YAQUIS

Es de esperarse que Charros gane la serie -y ojalá barriendo-, ante Yaquis en Ciudad Obregón, que es hasta ahora positivo que, salvo la deficiencia notable al batear del carismático y buen fildeador ligamayorista Jarrod Saltalamacchia, el equipo muestra buena labor ofensiva, especialmente a través de José Manuel ‘Many’ Rodríguez y Edson García, además de un desempeño aceptable de Billy Burns, Broke Stassi, Amadeo Zazueta, Agustín Murillo y Japhet Amador, aunque no deja de advertirse necesidad de afinar el orden al bat para evitar dejar tantas veces varios compañeros en los senderos.

En cuanto al pitcheo, hay ya varios tira bolas abridores funcionando bien, como los norteamericanos Alexander y Lloyd, el chamaco Jesús Cruz Sustaita, además de los ya recuperados Daniel Guerrero y Octavio Acosta, destacando buena labor de otros pitchers del bullpen como Luis de la O, Iván Salas e incluso los que venían fallando como Jeff Ibarra, Federico Castañeda, Edwin Salas y Luis Iván Rodríguez.

Charros debe urgentemente afinar la eficacia de su gran ofensiva y resolver el problema con el déficit de abridores y con ello tener más sólido el grupo de relevistas y al cerrador. Han activado al abridor Will Oliver que regresó a Charros tras haber estado en la campaña 2015-2016 en la que hubo manejo poco propicio para darle oportunidad de tomar buen ritmo y ahora se espera cumpla adecuadamente.

FUERA COLABELLO Y STARK

Al haberse marchado ya de Charros, Chris Colabello y Matt Clark, Oliver ocupa ese espacio para un pelotero foráneo que estaba vacante en el roster activo, aunque sigue por ahí en el roster ampliado el infielder toletero Art Charles, todo indica que la directiva optará por darle salida y traer a otro lanzador extranjero, que deberá ocupar el lugar del fallido cerrador Ernesto Frieri pues se requiere fortalecer el staff ya que aún no se recupera Adrián Guzmán y no hay buenas noticias sobre la lesión de Orlando Lara.

Charros debe regresar con gran ánimo a casa el próximo martes 14 de noviembre que vienen Los Cañeros a quienes deberán barrer para regresarles la humillación que endilgaron al limpiar a los campiranos en la primera serie sostenida entre el 17 y el 20 de octubre pasado, allá en el estadio Emilio Ibarra Almada, pues además de cobrar la afrenta eso podría ser la catapulta de Charros a fin de conseguir terminar la primera vuelta del torneo clasificados desde ahora para los playoffs si logran culminar estamentados en primer o segundo sitial del standing.

Charros tiene con qué ser el mejor equipo del circuito, falta ordenar y fortalecer la ofensiva y especialmente consolidar su esquema en cuanto al pitcheo. Ojalá cesen las lesiones y ya empiece a dar frutos la famosa ‘sabermetría’ del manager científico Tony Tarasco.

Twitter: @salvadorcosio1

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com