Portal informativo de análisis político y social

Vuelacercas: El IV Clásico Mundial de Beisbol; triste papel de potencias mundiales, decepcionaron Cuba y Venezuela

Vuelacercas: El IV Clásico Mundial de Beisbol; triste papel de potencias mundiales, decepcionaron Cuba y Venezuela

Mar 30, 2017

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Por Salvador Cosío Gaona // 

Al margen de los resultados deportivos para México y las sorpresas en cuanto a lo que se esperaba del desempeño de país que son potencia mundial y generaron desencanto y la grata novedad de advertir como naciones a las que no se les consideraba con potencial beisbolero suficiente como para descollar hicieron muy buen papel, es de señalar que se desarrolló con sobrado éxito en cuanto a organización, promoción, asistencia y comercialización la cuarta edición del Clásico Mundial de Beisbol o «World Baseball Classic» (WBC), efectuado del 6 al 22 de marzo en las diferentes sedes que acorde a su calendario y fases fueron: el Tokyo Dome de la capital de Japón; el Gocheok Sky Dome de Seúl, capital de Corea del Sur; el Marlins Park de Miami, en Florida; el Estadio Panamericano, la Casa de Charros de Jalisco en Zapopan; el Petco Park en San Diego, California y el Dodgers Stadium de la ciudad de Los Ángeles, en California, en el que se coronó campeón el seleccionado de los Estados Unidos de América.

El señalado éxito en lo que respecta a lo extradeportivo alcanza, sin duda, a la sede que en Jalisco albergó al Grupo D de la etapa de octavos de final, pues el público respondió ampliamente y además del festín beisbolero, dejando de lado el fracaso del seleccionado mexicano, los fanáticos que prodigaron gran asistencia al Estadio Panamericano, casa de los Charros de Jalisco, gozaron de buena calidad de juego de pelota, excelente organización, servicios de clase mundial así como ambiente y esparcimiento familiares.

Más severo aun que el doloroso fracaso que sufrió el seleccionado de México fue el que aquejó al representativo de Venezuela, que en el papel era el roster más afamado y siendo la gran mayoría de sus peloteros muy relevantes jugadores en destacados equipos de las Grandes Ligas, siendo figuras como Miguel Cabrera, José Altuve, Héctor Rondón, Robinson Chirinos, Joulys Chaisin, Yangervys Solarte, Alcides Escobar, Martín Prado y Salvador Pérez, entre otros muchos peloteros más que pese a su innegable valía individual no pudieron conjuntarse como un equipo sólido y apenas pasaron de panzazo a la ronda de cuartos de final luciendo bastante deficiente como escuadra, fracasando al quedarse sin ir a la semifinal pero además mostrando bajo nivel de juego.

EL DESENCANTO DE DOMINICANA

Además del papel deslucido desplegado por el equipo de Cuba, no puede dejarse de advertir el mediocre resultado del conjunto que fue armado para representar a República Dominicana, ya que habiendo sido el equipo campeón de la edición 2013 del WBC y coronándose invicto en esa oportunidad, ahora destelló solo en la primera ronda y fueron eliminados  en cuartos de final a pesar de contar con muchas figuras destacadas en su roster integrado con muchos bigleaguers de la talla de Robinson Canó, José Bautista, Alex Colome, Bartolo Colón, Manny Machado y Jeurys Familia, entre otros.

LA GRATA ACTUACIÓN DE PUERTO RICO

Habiendo pasado de la agradable sorpresa de observar y disfrutar un equipo bien armado y que con menos estelares que dominicanos y venezolanos les superó notablemente, el seleccionado de Puerto Rico, que contó con varios muy buenos elementos como Xadier Molina, Carlos Beltrán, Francisco Lindor, Javier Báez, Seth Lugo, Ángel Pagán, Enrique «Kike» Hernández, entre una constelación de estrellas ligamayoristas, pasaron de ganar todos sus cotejos en octavos y cuartos de final jugando en Zapopan y en San Diego y arañar el título tras pasar a semifinal y final, pero terminaron tristemente apaleados 8-0 por el equipo de los Estados Unidos de América, conjunto que sin haber contado con un roster muy sólido porque no lo integraron con los mejores elementos posibles, los apabulló en la final tras medianamente haber transitado en las fases de octavos y cuartos de final, al ser bien manejados por el mánager Jim Leylland, pasando en segundo lugar de una fase a otra del certamen, pero creciendo conforme el avance del torneo, lograron el campeonato tan anhelado en las tres ediciones anteriores, destacando Marcus Stroman, Andrew McCutchen, Chrstian Yelich, Adam Jones, Brandon Crawford y Giancarlo Stanton, entre otros peloteros.

LA FALLAS DEL EQUIPO MEXICANO

Además del costo que debe cargársele al seleccionador y mánager Édgar González Sabín, es importante advertir que fallaron varios peloteros que tienen valía individual y se consideraba serían grandes pilares para que la escuadra mexicana hubiese ofrecido mucho mejor resultado, debiendo haber pasado sin sobresaltos de la fase de octavos de final que les tocó jugar en el estadio de Charros en Zapopan a la etapa de cuartos de final a jugarse en San Diego, a la cual no pudieron avanzar además de por su baja calidad de desempeño como colectivo, a causa del polémico arbitraje perpetrado por los Umpires y a la aplicación sospechosa y difusa del extraño reglamento confeccionado ex profeso para el evento, debiéndose reclamar el mediocre aporte de los infielders Adrián González, Luis Alfonso Cruz, Luis Urías, Brandon Laird; de los outfielders Chris Roberson, Alex Verdugo y Sebastián Elizalde, resaltable el poco útil bateo de los receptores Sebastián Valle y Xorge Carrillo, además de errores mascoteando, en especial el que cometió Carrillo al soltar la bola en un globo fácil que de haber capturado y consumado el out pudo acabar con el ataque y culminar el juego, ganar con holgura a los venezolanos, lo que hubiera propiciado jugar el desempate con el equipo italiano con posibilidades de haber logrado pasar a la fase siguiente a jugarse en el Petco Park de San Diego. 

MEJORES ACTUACIONES

Sin haber sido excepcional podría calificarse como admisible el desempeño de algunos peloteros mexicanos como Esteban Quiroz, Vidal Nuño, Japhet Amador, Joakim Soria, Luis Alonso Mendoza, Vidal Nuño y Efrén Navarro, señalando los claroscuros de Fernando Salas, Sergio Romo, Giovani Gallegos, Yovani Gallardo, Miguel González, Carlos Torres, Roberto Osuna, Jake Sánchez y Oliver Pérez. 

Quedó claro el bajo nivel para jugar en el WBC de algunos peloteros aztecas como Miguel Aguilar, Luis Felipe Juárez y «Manny» Rodríguez, habiéndose desperdiciado al buen lanzador Héctor Daniel Rodríguez que no tuvo oportunidad de jugar. 

Es deseable y exigible que para futura edición sí se cumpla armando el mejor equipo posible ya que entre algunos peloteros que fueron convocados y declinaron y otros muchos que siendo muy buenos, no fueron llamados a pesar de ser ostensiblemente mejores que varios de los que fueron seleccionados. Ojalá que también en cuanto a una próxima edición del WBC se elija un buen mánager pues es inobjetable afirmar que falló crasamente Édgar González a quien quedó muy grande el saco.

Twitter: @salvadorcosio1

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad