Portal informativo de análisis político y social

VUELACERCAS: El mejor beisbol en WBC: Venezuela, gran fiasco; México, triste papel

VUELACERCAS: El mejor beisbol en WBC: Venezuela, gran fiasco; México, triste papel

Mar 23, 2017

Por Salvador Cosío Gaona //

Es claro que el roster del seleccionado mexicano no contó con los mejores peloteros que pudo haber conjuntado, además que varios de los convocados no desplegaron su mejor nivel de juego y no fue Edgar González el más calificado positivamente para ser el mejor manager para conducir a la selección de México.

Sorprendiendo al dejar de lado a Puerto Rico que llegó invicto a la gran final habiendo ganado todos sus cotejos incluyendo a los norteamericanos, el seleccionado de Los Estados Unidos de América se coronó campeón del Clásico Mundial de Beisbol o ‘World Baseball Classic’ (WBC), inesperada coronación ya que no era un escuadrón formado por los mejores peloteros de esa nación, además que en principio los favoritos eran Venezuela y República Dominicana el monarca de la pasada edición 2013 del WBC, pero que habiendo caído en cuartos de final sin lograr su pase a semifinal, los ojos estaban puestos en Puerto Rico y Japón.

Lo cierto es que en el marco de buen juego de pelota y excelentes peloteros, hubo decepciones, alegrías y sorpresas en la cuarta edición del Clásico Mundial de Beisbol o ‘World Baseball Classic’ (WBC), cuya etapa de semifinales y la gran final se jugaron en el Dodger Stadium en la ciudad de Los Ángeles, California, la casa de los legendarios Dodgers que al igual que en los juegos efectuados con motivo de la fase de cuartos de final en San Diego y pesar de ser un festín beisbolero no registraron salvo excepciones gran afluencia de fanáticos.

En un estadio con casi cerca de la mitad de su aforo lleno pletórico de fanáticos impulsando a los boricuas y escasa presencia de aficionados apoyando a Holanda, se efectuó juego de semifinal por el derecho a buscar el título mundial, ganando 4 a 3 los borinqueños que en once innings dejaron tendidos en el campo a los holandeses usando por primera ocasión en el torneo la regla especial del WBC que obliga iniciar las entradas extras a partir de la decimoprimera con corredores en primera y segunda bases sin out.

Hemos de recordar que clasificaron a las semifinales los holandeses y los representativos de Japón provenientes del Grupo E cuyos encuentros se efectuaron en el Tokyo Dome, habiendo pasado los nipones invictos desde la fase de octavos de final en la que en el mismo escenario de la capital japonesa arrasaron con los seleccionados de Cuba, Australia y China, pasando a cuartos de final en primer sitio los del país del sol naciente y en segundo lugar de ese que fue el Grupo B los cubanos, enfrentando en octavos de final a los ganadores del primer y segundo sitio del Grupo A que jugó en Seúl, siendo el líder del pelotón los israelíes que pasaron invictos al apalear a Holanda y ganarle fácilmente a Taiwán y Corea del Sur.

POBREZA DE LOS CUBANOS

La sorpresa fue que además de consolidar la pobreza del juego exhibido por los cubanos que dejaron mucho a deber en esta edición del WBC, los holandeses se colaron a la ronda semifinal superando a los hebreos que por su impresionante desempeño en la fase anterior eran señalados como favoritos a ser actores importantes rumbo a la final acompañando a los muy bien plantados nipones, de ahí que en ese cúmulo de resultados interesantes, antillanos holandeses y japoneses llegaron a la antesala de la pelea por la corona del WBC.

Es menester señalar que así como en su momento dieron grata sorpresa los representantes de Italia, los israelíes igual dieron buena impresión mostrando que hay buenos peloteros de raíces mediterráneas jugando en equipos competitivos, pero más sorpresa positiva resultó el conjunto Holandés compuesto por beisbolistas oriundos de Antillas Neerlandesas con muy buen nivel de juego.

TRISTE PAPEL DE MÉXICO

Y aún siendo triste vale recordar que la Selección Mexicana no pudo pasar de la ronda de octavos de final en el Grupo D que jugó en el Estadio Panamericano, casa de Charros de Jalisco, porque además de no haberse plantado con las mejores cartas al integrar el seleccionado y no haber tenido además la mejor opción como manager, lo cierto es que el representativo de México no tuvo empaque ni fuerza suficiente y sufrió de cuchilladas de los umpires más la aplicación polémica del peculiar reglamento del WBC.

Fue así como  Venezuela y Puerto Rico pasaron a los cuartos de final que como Grupo F se jugó en el Petco Park de San Diego enfrentado además a los seleccionados de República Dominicana y Estados Unidos de América, que habían sido exitosos dejando fuera en el Grupo C jugado en el Marlins Park de Miami a Colombia y Canadá.

FIASCO DE VENEZUELA

Tras el fiasco que fue el equipo venezolano que eran los favoritos por el trabuco que formaron con casi una treintena de peloteros liga mayoristas y fracasaron rotundamente, ante entradas de un tercio y mitad del aforo del estadio sobresaliendo solo el lleno total del encuentro entre los norteamericanos y los dominicanos, calificaron a semifinal los peloteros del país vecino del norte y sus primos hermanos los boricuas.

A pesar del entusiasmo de los fanáticos borinqueños y de los quisqueyanos  que en cantidad abundante acudieron a los cotejos en San Diego, solo lució pletórico el estadio de los Padres en la fragorosa batalla entre los caribeños taínos y los estadunidenses, que concluyó en inesperado triunfo de los locales que en el papel eran un conjunto menos poderoso que los monarcas de la edición anterior del WBC.

Con la casa a medio llenar se dio el encontronazo entre japoneses y norteamericanos y se definió que los del vecino país del norte pasaren a la final al vencer a los nipones y ser el rival de Puerto Rico en la final que tampoco generó cupo completo. Pero hay que señalar que tanto en San Diego como en Los Ángeles quedaron miles de casacas, gorras y camisetas de México en las tiendas y puestos de venta de mercancías alusivas al WBC y aunque hubo alguna presencia azteca en las tribunas en el Petco Park y el Dodger Stadium, muchos miles de paisanos perdieron el interés por asistir al WBC ante el evidente fracaso de la selección que representó a nuestro México.

Es claro que el roster del seleccionado mexicano no contó con los mejores peloteros que pudo haber conjuntado, además que varios de los convocados no desplegaron su mejor nivel de juego y no fue Edgar Gonzalez el más calificado positivamente para ser el mejor manager para conducir a la selección de México.


Twitter: @salvadorcosio1
E-mail: opinion.salcosga@hotmail.com

%d bloggers like this: