Portal informativo de análisis político y social

«VUELACERCAS» | Expectación provocan cuatro mexicanos en postemporada de grandes ligas

«VUELACERCAS» | Expectación provocan cuatro mexicanos en postemporada de grandes ligas

Oct 15, 2016

En pleno apogeo la lucha intensa por el título de la Liga Nacional entre Dodgers de Los Ángeles y Cachorros de Chicago, así como por el banderín de la Liga Americana entre los Azulejos de Toronto y los Indios de Cleveland, y en lo que resta de la semana habrá campeones de cada circuito para iniciar el gran enfrentamiento de los monarcas de cada liga y escenificar la Serie Mundial o Clásico de Otoño, el que para quienes amamos al Rey de los Deportes significa el más grande evento competitivo de beisbol profesional de máximo nivel por equipos de composición multinacional.

Tras un arduo trabajo, pues su rival fue un hueso duro de roer, Dodgers pasó por encima de Nacionales de Washington al ganarles en el quinto juego de la serie divisional en el estadio de su competidor en la capital de los Estados Unidos de América y vencer en el serial por 3 juegos a 2, siendo un muy emotivo último encuentro en el que la victoria en labor de monticulista de relevo se la llevó el brillante chamaco mexicano Julio César Urías, haciendo historia al ser el serpentinero más joven en obtener un triunfo en postemporada de la gran carpa con salvamento del estelar Clayton Kershaw quien entró a cerrar sin el descanso necesario a su brazo de lanzar pues había lanzado apenas unos cuantos días antes alzándose con la victoria en el primer cotejo de la serie en ese mismo escenario la casa de los capitalinos norteamericanos, jugando para los de Washington el relevista azteca Oliver Pérez quien algunos destellos luminosos emanó, en contraste con el éxito obtenido por Urías jugando para Dodgers sin que podamos decir lo mismo de un semiapagado Adrián «El Titán» González al que se le vio bien como es usual en la defensa de la inicial pero sin lucir demasiado con el tolete.

 

Indios barrieron a Medias Rojas

Por su parte, Indios barrieron a los Medías Rojas de Boston ganándoles los dos primeros juegos en Cleveland y el tercer encuentro en el histórico Fenway Park, propinándole una agria despedida al ídolo David «Big Papi» Ortiz, ya que ese tercer cotejo de la serie divisional que los patirrojos perdieron ante la tribu de Ohio y fue a la vez el último en el que Ortiz jugó como pelotero profesional, dejando una enorme cauda de éxitos y récords.

Cachorros de Chicago, que buscan romper la ancestral maldición de la cabra y lograr el título del anciano circuito y por supuesto quieren ganar el anillo de campeones de la Serie Mundial, tras ya demasiados años de ayuno al respecto, vencieron a los Gigantes de San Francisco en donde juega el paisano lanzador relevista Sergio Romo quien poco o casi nada pudo hacer para evitar que su conjunto sucumbiera ante los de Illinois.

 

Mexicanos en postemporada

El sueño de los fanáticos mexicanos es que Dodgers con los paisanos Adrián González y Julio Urías en sus filas puedan dominar a Cachorros y evitar rompan el mal fario para dejarlos a un lado y ser quienes abanderen a la antigua liga frente a quien resulte vencedor por el título del nuevo circuito, enfrentándose por el galardón los pájaros azules canadienses que tienen como parte fundamental de su roster a los dos mejores serpentineros aztecas jugando actualmente en el máximo nivel del beisbol mundial: el destacado abridor sonorense Marco René Estrada y el fenomenal cerrajero sinaloense Roberto Osuna, que se juegan la supervivencia rumbo al clásico otoñal cotejando a los poderosos Indios de Cleveland, debiendo señalar que en el corazón de la fanaticada beisbolera mexicana debe estar la ilusión de que Azulejos con Estrada y Osuna derroten a Indios en tanto Dodgers con «El Titán» González y Julio Urías venzan a Cachorros, y así quizá poder disfrutar de una Serie Mundial de antología en la que cuatro peloteros mexicanos estén, dos en cada escuadrón, luchando por ser los campeones del mundo.
Pitcheo incierto de Charros

Y en cuanto a nuestro beisbol profesional de máximo nivel de época invernal que es la Liga Mexicana del Pacífico, tras el juego inaugural que en el estadio de Zapopan atrajera a un muy número público que casi llegó a 13 mil asistentes el pasado miércoles 12 de octubre del año en curso y del que se guarda grato recuerdo por la victoria de Charros de Jalisco por 19 carreras a 8 frente a los Tomateros de Culiacán, los Charros han estado sufriendo por la falta de consistencia de su cuerpo de lanzadores, no pudiendo ser demasiada ayuda el enorme poder del grupo ofensivo del escuadrón jalisciense, que tras la explosiva demostración de poder que dieron en el encuentro inaugural han sido controlados por los lanzadores de Culiacán y Ciudad Obregón.

 

Los lanzadores extranjeros

La esperanza es, además que los serpentineros importados Kyle Simmons, Bruce Kern y Aaron Kurcz culminen su adaptación al beisbol mexicano y muestren la calidad, fuerza y destreza que deben tener como para permanecer en el equipo, que el grupo de lanzadores mexicanos que no son realmente lo más sólido que se quisiera pero «es lo que hay», saquen la casta y con la entrega apasionada que para jugar y triunfar en el beisbol se requiere, aporten su mejor esfuerzo para que Charros obtenga triunfos, siendo importante resaltar que se espera al estelar Orlando Lara para que a más tardar en los primeros días de noviembre esté ya incorporado al pelotón, en calidad de puntal del rol de tirabolas abridores, así como que el destacado lanzador Héctor Ambriz también se integre ya al equipo y secunde en el rol de pitchers iniciadores de juegos, a sabiendas que en breve debería estar ya recuperado y activarse como otro baluarte del cuerpo monticular de Charros y sin que deba dejar de ser motivo de aliento el saber que a mediados del próximo mes de noviembre arribará para ser otro pitcher básico el estadounidense Terance Marín.

Además que deberá incrementarse la eficacia del bloque de serpentineros, Charros de Jalisco aumentará su poderío bateador al incorporarse próximamente el bombardero norteamericano Michael Choice, consolidando un auténtico trabuco toletero junto con los poderosos aporreadores Arthur Charles y Jesús «Cacao» Valdez, así como los excelentes bateadores Amadeo Zazueta, José Manuel «Manny» Rodríguez, Mario Valenzuela, Agustín Murillo, Edson García, Alan Espinoza y quizá Lasting Miledge, acorde a las limitaciones derivadas del cupo permitido de peloteros extranjeros.

La afición seguirá apoyando a Charros porque anhela el campeonato que sabe puede lograrse.

@salvadorcosio1
opinión.salcosga@hotmail.com