Portal informativo de análisis político y social

VUELACERCAS | Julio Urías debe sacar alma y corazón

VUELACERCAS | Julio Urías debe sacar alma y corazón

Jun 4, 2016

El equipo los Cachorros de Chicago consolida su paso y mantiene lugar y ritmo como el escuadrón más sólido de las dos ligas que conforman la Gran Carpa.

Con ese paso victorioso de los oseznos se encaminan hacia la gran posibilidad de romper la maldición y, tras lograr culminar la temporada regular como los mejores en su división y circuito, poder jugar el Clásico de otoño y no dejar pasar la oportunidad de conseguir el anhelado título mundial que hace ya muchos años no han podido acopiarse.

Y esa consistencia que están mostrando los Cachorros ya le ocasionó sufrir su segunda mala actuación al joven serpentinero sonorense Julio César Urías, que ha tenido la dicha y honor de haber debutado en Grandes Ligas en esta campaña, pero también la desdicha de no haber podido lucir adecuadamente sus cualidades.

En su partido del histórico debut, al chamaco Urías le tocó bailar con la más fea ya que la ofensiva de los Mets de Nueva York lo maltrató demasiado y tras ser retirado del encuentro habiendo lanzado tan sólo poco más de dos entradas y utilizando un número grande de lanzamientos, casi como si hubiese jugado el triple de entradas, admitiendo bastantes hits y carreras ocasionándole su retorno temporal a las sucursales de la organización californiana en clase Triple A.

Y específicamente a los Cachorros les tocó recibir al chaval que pronto fue vuelto a involucrar en el rol de abridores de los californianos, ya que la necesidad de su equipo generó la circunstancia de requerir sus servicios de nuevo y le tocó enfrentarse al mejor conjunto de peloteros de ambas ligas de clase mundial, siendo nuevamente vapuleado por la poderosa ofensiva de Cachorros, estando ahora en la posibilidad escasa de seguir en el equipo grande porque es muy probable lo retornen a sucursales para seguirlo puliendo.

A Urías le está faltando temple, serenidad y acoplamiento anímico, bien harían los conductores técnicos del equipo profesional de peloteros más querido por la afición mexicana y los cientos de miles de paisanos que se han establecido en los Estados Unidos de América en considerar someterlo además de a un buen trabajo de reacondicionamiento físico y de afinamiento técnico, apoyarle con profesionales en psicología aplicada al deporte.

Si Julio logró ganarle a la adversidad en ocasión de un problema en su ojo izquierdo y fue capaz de luchar y al ser un muchacho dotado de paciencia y perseverancia, ordinaria y debidamente conjuntadas, saliendo airoso, Urías tiene las cualidades de un guerrero que esperemos se crezca al castigo, esperamos le sigan dando una nueva y quizá última oportunidad , volver a regresar desde las trincheras donde se fraguan los buenos peloteros o si deciden que permanezca, brindarle una mayor preparación técnica para que obtenga mejores resultados usando su veloz recta que puede llegar a alcanzar 97 millas por hora de velocidad y también afianzar su repertorio aprendiendo otros muy buenos lanzamientos. Esperemos reciedumbre y coraje del joven Julio César Urías.

EL CAÑONCITO CADA VEZ MEJOR

Mientras tanto sigue poniendo el nombre del beisbol mexicano en alto otro joven pelotero, el sinaloense Roberto «Cañoncito» Osuna mantiene su buena racha y ya ha logrado doce salvamentos, manteniéndose invicto y con una eficacia envidiable de apenas 1.10 carreras limpias admitidas en promedio por cada nueve innings lanzados, siendo en apenas su segunda campaña en la gran carpa un fantástico y segurísimo baluarte de sus Azulejos de Toronto, el chamaco de apenas 21 años está mostrando el temple que junto con la calidad que tiene lo convierten hoy en día en el serpentinero más consistente de entre los lanzadores mexicanos vigentes en equipos de Grandes Ligas.

Habrá que desearle a Urías que con agallas haga lo necesario para superar la crisis inicial que le ha impedido lucir su gran capacidad como pitcher abridor, además de seguir respaldando a ese gran cañón que es sin duda Roberto Osuna.

@salvadorcosio1
opinion.salcosga@hotmail.com