Portal informativo de análisis político y social

VUELACERCAS | La lucha de mexicanos por mantenerse en la gran carpa

VUELACERCAS | La lucha de mexicanos por mantenerse en la gran carpa

Abr 30, 2016

A punto de cumplirse un mes del inicio de la temporada 2016 de las Ligas Mayores de nuestro amado «Rey de los Deportes», los mexicanos que están involucrados en equipos de «la Gran Carpa» buscan embalarse a fin de conservar su espacio en el roster y, especialmente en tratándose de los serpentineros, preservar su lugar y turno en el grupo de abridores cuando su característica o asignación coyunturalmente determinada por el cuerpo técnico es esa o en relación a los relevistas mantenerse tan activos y como resulta útil para su equipo y necesario para ellos sostenerse siendo exitosos cumpliendo el rol que se les elige y desempeñan, sea para hacerse cargo de la lomita de las responsabilidades recibiendo la bola en la etapa intermedia de los cotejos, tanto para mantener la ventaja que lleve el escuadrón por, entre otros motivos, el buen desempeño del lanzador que abrió el partido, como con el fin de atajar los brotes de acierto a cargo de los bateadores del conjunto rival y controlar las peligrosas ofensivas que hacen sucumbir a los equipos, o con el objetivo de preparar el cierre del cotejo y sostener la ruta de la posible victoria y dejando el escenario listo para que el pitcher cerrador haga su labor de coronar exitosamente el esfuerzo de los peloteros coequiperos que han labrado juntos una buena actuación y merecen coronarla con el triunfo.

 

Jaime y Estrada, altibajos

Esta campaña que aún es muy joven ha sido de altibajos para varios lanzadores mexicanos que como Jaime García en «Los Cardenales de San Luis» y Marco Estrada con «Los Azulejos de Toronto», han podido mostrarse a plenitud exhibiendo su maestría y gran calidad lanzando auténticas joyas de pitcheo, tirando juego completo o al menos durante hasta siete entradas o más luciendo impactante velocidad, pero sobre todo genial dominio de la esférica con un amplio repertorio de lanzamientos que les hacen fácilmente obtener outs y colgar ceros al maniatar fácilmente a muchos excelentes peloteros que se distinguen ordinariamente por su destreza para usar la majagua, superando a los pitchers, pero ya también García y Estrada han debido encarar situaciones no fáciles por las cuales han sufrido para maniatar a los toleteros rivales quienes al prenderles a «doña blanca» sacan la bolita picando alegremente fuera del cuadro y hasta del campo de juego, siendo superados y por ello abandonar el cotejo los tirabolas sin ligar triunfo o incluso cargando a cuestas con la derrota en su estadística personal.

 

Las Lesiones

Yovani Gallardo

Otros abridores mexicanos consolidados y maduros están sufriendo esta campaña y no han logrado manifestarse como es su habitual desempeño o como ha sido en las últimas temporadas, y es el caso de abridores como «Manny» Bañuelos que de estar listo para ser el quinto abridor en Atlanta no ha podido superar una lesión en el hombro y se ha postergado su reencuentro con los grandes escenarios beisboleros en gran carpa, así como Yovani Gallardo en Orioles de Baltimore y Jorge de la Rosa con Colorado, quienes han batallado con su dominio de la esférica o incluso con la velocidad y además de la frecuente combinación de factores adversos como los errores defensivos e incapacidad ofensiva de sus compañeros de conjunto así como de la fortuna y coyuntural eficacia al bat o fildeando en los beisbolistas de los equipos rivales, no han logrado aún estabilidad y ritmo como para significarse acorde a la calidad y fortaleza que les ha caracterizado en muchas campañas que llevan ya militando con mucho más éxito que tumbos en organizaciones ligamayoristas y están necesitados de remontar y obtener mejores lauros en este segundo mes y hacia adelante de la ruta en la campaña 2016 del mejor beisbol del mundo.

Similar escenario tienen actualmente los pitchers relevistas como Oliver Pérez en Washington y el estelar Joakim Soria con los Reales de Kansas, excelentes lanzadores que aún están en deuda este año con la afición pero como el caso de casi todos los serpentineros mexicanos ligamayoristas vigentes, entregarán su máximo esfuerzo con honestidad y pundonor a efecto de acomodarse y volver por sus fueros» a fin de serle útil a sus respectivos conjuntos para ganar encuentros y aspirar a colarse a las series de postemporada y buscar los mejores trofeos.

 

Los suben y los bajan

Mariachi gonzalez

Mención especial merece el pitcher jalisciense Miguel «El Mariachi» Gonzalez, quien habiendo sido separado de los Orioles de Baltimore aceptó luchar por un espacio en el primer equipo con los Medias Blancas de Chicago, jugando inicialmente en sucursales de triple A y habiendo logrado lo ascendieran al roster de clase mundial, no pudo sostenerse y lo han regresado a que busque mayor recuperación de su velocidad y control y habrá que desear que el oriundo de Tepatitlán de Morelos saque la casta y retorne pronto al mayor nivel del Deporte Rey.

Eso mismo se desea para el novel Luis Enrique Cessa Gasperín, quien habiendo podido permanecer en el roster principal con los Yankees de Nueva York y haber debutado con mediano éxito, fue remitido temporalmente a sucursales, pero es de esperar que en fecha no remota sea reintegrado al primer equipo de los Mulos de Manhattan y nos sorprenda gratamente, ya que tiene cualidades excelentes para triunfar.