Portal informativo de análisis político y social

VUELACERCAS | Mexicanos destacan en la gran carpa

VUELACERCAS | Mexicanos destacan en la gran carpa

Oct 22, 2016

De los 16 de peloteros mexicanos que incursionaron esta temporada en equipos de la Gran Carpa, ocho lograron llegar con sus respectivos equipos a la postemporada pero a las series de campeonato por el título de la Liga Nacional y la Liga Americana llegaron solo 4, dos en Dodgers de Los Ángeles: el joven lanzador aperturista sonorense Julio César Urías y el bombardero tijuanense y dueño de la primera almohadilla Adrián «El Titán» González, los otros 2 con Azulejos de Toronto: el serpentinero abridor sonorense Marco René Estrada y el lanzador cerrajero oriundo de Juan José Ríos en Sinaloa, Roberto Osuna Quintero.

Roberto Osuna y Marco Estrada tuvieron un extraordinario desempeño con Toronto durante la campaña y en postemporada, especialmente el chamaco Osuna, que disputa con Estrada el reconocimiento como el mejor pelotero mexicano vigente en Grandes Ligas, ha sido bautizado con el simpático mote de #OsunaMatata y se consagró como ídolo entre la fanaticada de su equipo, logrando el joven cerrojero, de escasos 21 años, alcanzar el récord como el serpentinero de menor edad en lograr 30 salvamentos en un año de juego ligamayorista, culminando con 36, además de 4 victorias, sumando 56 cerrojazos exitosos en su carrera en Grandes Ligas. A pesar de su juventud y que apenas completó su segunda intervención anual en el mejor beisbol del orbe es ya todo un pelotero estrella, hoy por hoy mejor cerrador que Joakim Soria y Sergio Romo, siendo un orgullo que como pelotero de Liga Mexicana del Pacífico Osuna sea parte de la organización Charros de Jalisco.

 

ESTRADA, EL MEJOR ABRIDOR

Marco Estrada es sin duda el mejor serpentinero mexicano abridor y con la mayor perspectiva para las próximas campañas, acorde a su juventud combinada con una ya sólida experiencia, superando por ahora a los consagrados como Miguel «El Mariachi» González, Yovani Gallardo, Jaime García y Jorge de la Rosa, obviamente corriendo adelante de los chamacos César Vargas y Luis Enrique Cessa Gasperín, mencionando aparte a Julio Urías quien se perfila para conjuntar con Estrada el par de más sólidos baluartes como serpentineros abridores en sus respectivos equipos.

Una muy buena campaña con Dodgers tuvo el muy joven pelotero Julio César Urías quien hizo su debut en Gran Carpa y además de obtener saldo victorioso como serpentinero abridor se adjudicó récords como el ser el más joven mexicano con victoria en juego de playoff, obtenido cuando en la serie divisional su equipo doblegó a los Nacionales de Washington para ganarles el derecho a jugar la serie de campeonato del anciano circuito frente a los Cachorros de Chicago, siendo incluso Urías el monticulista más joven en abrir un partido en series de playoffs rumbo al Clásico de Otoño.

Junto con Urías destaca, en Dodgers, Adrian «El Titán» González, que emergió en la postemporada pegando hits y bambinazos estelares tras que en la última fase de la campaña regular sufrió baja de juego pero finalmente retomó su fuerza bateadora y es el baluarte ofensivo de su equipo además de un pilar en la defensiva.

 

CHARROS, INCONSTANTE

Charros de Jalisco sigue dando tumbos y como dirían en el barrio: «andan entre azul y buenas noches», dando algunas pocas buenas actuaciones que se quedan cortas ante las ya varias derrotas. Frente al balance desfavorable en las primeras series, los directivos de la franela jalisciense deben tener claro que para preservar el apoyo del público es menester apretar las tuercas y fortalecer al equipo, y aunque expresan que «pronto» el conjunto funcionará perfectamente en cuanto se complete el elenco y lleguen las estrellas a salvar la desanimante situación y aseguran que habrán de remontar la adversidad y terminarán la primera vuelta al menos a media tabla, hay que llamarles a considerar la importancia que para los fanáticos tiene el contar con un escuadrón que gane y brinde gran espectáculo. Charros debe dejar de ser un equipo de claroscuros y volver a ser el conjunto exitoso y ganador que la afición esperaba.

Por más que en algunos de los últimos encuentros han mostrado alguna ligera mejoría a la ofensiva con la incorporación del torpedero Michael Choice y el leve repunte en eficacia productiva de «Manny» Rodríguez, Amadeo Zazueta, Agustín Murillo, Edson García y Arthur Charles, lo cierto es que el pelotón no ha logrado conjuntarse armónicamente y dista mucho de ser el poderoso trabuco que los aficionados anhelábamos tener esta campaña 2016–2017 suspirando por el ansiado título.

Y es que Charros tiene un cuerpo de pitcheo flaco y poco confiable sin la profundidad ofensiva que se esperaba por el calibre y calidad que tienen los peloteros y hasta ahora son más los dolorosos descalabros que las escasas victorias y eso está provocando mucho enfado en la noble afición jalisciense.

La directiva operó ya algunos ajustes y han sacado del equipo al decepcionante lanzador foráneo Kyle Patrick Simon, quien al parecer vino aquejado de una lesión y no tuvo ética para informarlo oportunamente a la organización, habiendo sido despedidos también los jardineros extranjeros Lasting Miledge y Sean Helton y estando en observación el dominicano Jesús «Cacao» Valdez quien no ha mostrado la eficacia que se debe exigir a un pelotero ocupando plaza de foráneo jugando como bateador designado, pero es urgente se analice bien cuáles jugadores deberán dejar su lugar en fecha próxima ante el inminente arribo de los refuerzos estelares, ya que el roster es de 29 y entre ellos solo 6 plazas para foráneos, por lo que cada uno de los peloteros que integren el conjunto deben exhibir capacidad y pasión deportiva para aspirar a permanecer ocupando un espacio en la lista de activos, atreviéndome a señalar que los lanzadores estadounidenses Aaron Kurcz y Bruce Kern deberán irse para dar lugar a Terance Marin y Robert Suárez, y debe pensarse bien sobre el futuro de los lanzadores Marco Tovar, Daniel Guerrero, Manuel Flores, Ramón Delgado, Octavio Acosta y Víctor González, entre otros, así como los outfielders Mario Valenzuela y Carlos Figueroa.

La esperanza es que el pitcheo se fortalezca ampliamente cuando en algunos 10 días más se reporten listos los abridores mexicanos Orlando Lara y Héctor Ambriz así como los también aperturistas extranjeros Terance Marin y Alex Sanabia además del cerrador venezolano Robert Suárez, con la seguridad que mejorará notablemente la producción de carreras al llegar los primeros días de noviembre el tremendo «Gigante de Mulegé» Japhet Amador. ¡Habrá que tener paciencia!

@salvadorcosio1
bambinazos61@gmail.com