Portal informativo de análisis político y social

VUELACERCAS | #MexicoCAMPEON16

VUELACERCAS | #MexicoCAMPEON16

Feb 13, 2016

México es el monarca del beisbol profesional en Latinoamérica y es bueno se reconozca así por las autoridades y además se genere un nuevo impulso a la promoción del «Rey de los deportes» tanto en respaldo a los equipos y ligas profesionales como a buscar la mayor participación de la sociedad, especialmente de la niñez y la juventud, sin dejar de pensarse en involucrar también a quienes son ya veteranos, ojalá que la recepción que el Presidente de la República otorgó en «La Residencia Oficial de Los Pinos» tanto al equipo que recientemente se coronó en Santo Domingo como a los directivos de la Liga Mexicana del Pacífico y de los equipos que la integran, sirva como valioso estímulo para que se aprecie mejor a nuestro deporte amado.

Es deseable que tras el festejo, el respaldo presidencial sea a fondo y no quede en la emotiva bienvenida y el reconocimiento por el gran triunfo logrado y pronto se note en apoyos gubernamentales para que así más mexicanos practiquen y disfruten el juego de pelota.

Y es que tras concluir la primera etapa del certamen como el mejor equipo habiendo ganado los cuatro encuentros de dicha fase inicial venciendo a Dominicana, Cuba, Venezuela y Puerto Rico; el conjunto representativo de México venció en semifinales a los cubanos quienes dieron pelea en los primeros innings pero cayeron 7–2 tras estupenda actuación de los peloteros mexicanos guiados desde el montículo por una excelente salida de Héctor Daniel Rodríguez y varios buenos relevos, entre ellos del «CHARRO» Terance Marín, Ismail Caridad y el cerrador de lujo Steve Hensley.

Como se anotó oportunamente, el exitoso y eficaz trabajo de concertación efectuado por el dirigente del beisbol profesional del Pacífico mexicano Omar Canizales logró que el seleccionado de México fuere un auténtico trabuco que desde el inicio de la justa beisbolística latinoamericana fue señalado como favorito; la conciliación de Canizales y la buena voluntad de cooperación de  los directivos de todos los equipos de la liga, pero especialmente de Antonio Toledo Ortiz, presidente de «Los Venados de Mazatlán» generaron que el representativo de nuestra patria fuere muy sólidamente armado, integrado con base «Los Venados», que fue el equipo campeón del torneo 2015–2016 de la Liga Mexicana del Pacífico y del cual se integraron 14 peloteros complementándose con otros 14 refuerzos provenientes del resto de los escuadrones que conforman la organización del beisbol profesional mexicano de invierno, de tal manera que de entrada hubo gran optimismo al apreciarse un escuadrón con gran calidad y solidez en su cuerpo de lanzadores, así como en todas sus posiciones a la defensiva, además de lucir poderoso en cuanto a su batería de bateadores y eso fue condición clave para el éxito.

México se enfrentó en la final al conjunto de Venezuela cuyos peloteros jugaron con entrega y pasión generando un cotejo muy competido, en el que por el equipo mexicano brillaron peloteros como Sebastián Valle, Eddie Gamboa, Alex Liddi y Jake Sánchez, en un encuentro que provocó muchas emociones y angustiante suspenso al resultar una cerrada contienda, llegando los finalistas empatados a la novena entrada tras estarse alternando como líderes en el juego, que culminó definiéndose con un tremendo vuelacercas producido por el bateador designado Jorge Vázquez, que al lograrse y con eso darle el triunfo a México, provocó la algarabía  jubilosa de la afición que se congregó para apoyar al equipo mexicano en el «Estadio Quizqueya Juan Marichal» de Santo Domingo al cristalizar la faena y convertirse así nuestro seleccionado nacional en Campeón y además llegar invicto, habiendo triunfado en todos y cada uno de los 6 enfrentamientos que sostuvo en esta edición del certamen beisbolero latinoamericano.

La contienda en Santo Domingo congregó a muchos aficionados que hicieron ambiente a favor de sus equipos, provenientes de Cuba, Puerto Rico, Venezuela y México, distinguiéndose la importante delegación venezolana, pero más aún la muy numerosa cantidad de aficionados mexicanos, en contraste con la baja presencia de la afición local, toda vez que al parecer hubo fallas en la estrategia de promoción y comercialización de los boletos de ingreso a los partidos, además que se dice el costo fue demasiado alto para el nivel en que ahora se encuentra la economía de República Dominicana, pero especialmente por una insana actitud de choque entre directivas Y aficionados radicales que provocaron el desinterés popular en concurrir a los encuentros a pesar de ser estupenda oportunidad de apreciar a los mejores beisbolistas latinoamericanos y también varios buenos peloteros oriundos de Los Estados Unidos de América.

Ya desde la edición de 2015 ocurrida en San Juan de Puerto Rico se notó apatía de fanáticos puertorriqueños y eso obliga a la directiva de la organización beisbolística caribeña a efectuar un objetivo análisis a efecto de encontrar la forma de reactivar el ánimo de los aficionados al «Rey de los Deportes» en República  Dominicana y Puerto Rico, donde ya se vio claramente que hay problemas y debe procurarse atención urgente a fin de evitar se acentúen en detrimento de la exitosa realización de las próximas ediciones del máximo certamen caribeño de la pelota caliente profesional de invierno en esos países hermanos, existiendo la duda sobre las condiciones socioeconómicas que pueden imperar en Venezuela, donde está agendado se efectúe la edición 2018 de la competencia, ya que la correspondiente al próximo año 2017 será en Culiacán y ahí como en cualquiera de las otras 7 plazas donde existen equipos profesionales de beisbol invernal en México está asegurado el éxito cuando ahí se lleven a cabo futuras ediciones de la justa.

México es sin duda el país que ofrece las mejores condiciones para asegurar éxito de la «Serie del Caribe» en los años por venir, ya que tanto los escenarios deportivos como la infraestructura general de las ciudades son lo mejor para el desarrollo de la competencia y hay toda la seguridad y estabilidad para mantener las expectativas en razón de la situación económica y el insuperable ánimo participativo de la afición mexicana que, como suele ser usual, atiborrará los estadios en cada uno de los juegos, de ahí que, además de la edición a efectuarse el año siguiente en Culiacán, la organización caribeña de beisbol debe pensar seriamente en generar una sinergia adecuada a efecto de aprovechar las ventajas que Mexico ofrece y a fin de procurar el necesario éxito que prohíje preservar la consistencia de la competencia año con año se realicen más ediciones de ella en ciudades mexicanas.

Y un sitio ideal para efectuar la próxima que sea asignada a nuestro país después de la de 2017 en el nuevo estadio de los «Tomateros de Culiacán» será el estadio panamericano en Zapopan, que es la casa de nuestros «Charros de Jalisco», lo que deberá ocurrir quizá en 2019 tras la edición de 2018 que está prevista a desahogarse en tierra venezolana o incluso en ese año si es que llega a darse una adecuada concertación a efecto que Jalisco sea el anfitrión y se traslade a Venezuela para el subsecuente, como decíamos siendo niños: «¡hagamos changuitos!».

@salvadorcosio1
opinion.salcosga@hotmail.com