Portal informativo de análisis político y social

«VUELACERCAS» | Sabor a finales en grandes ligas

«VUELACERCAS» | Sabor a finales en grandes ligas

Sep 10, 2016

En menos de tres semanas estará terminando la temporada 2016 de las grandes ligas, ya en los primeros días del próximo mes de octubre se estarán efectuando los emocionantes duelos a morir, en los que se estará disputando el llamado lugar comodín o «wild card» entre los dos mejores equipos de cada una de las dos ligas, la antigua o nacional y el moderno circuito o Liga Americana, que no hayan logrado culminar como líderes de más divisiones Este, Oeste y Central de cada liga y al concluir esa definición, inmediatamente se jugarán las series para generar los escuadrones finalistas de cada circuito y posteriormente llegar al famoso «Clásico de Octubre» o «Serie Mundial».

Y es momento oportuno para volver a visualizar quiénes de los peloteros mexicanos jugando actualmente en la «Gran Carpa» tienen posibilidades de alcanzar, junto con sus equipos, un espacio en las series de postemporada o play off, sea desde la búsqueda de la «wild card» o en las series de campeonato de cada liga o en la máxima definición que es la Serie Mundial.

Al respecto es de considerar a los lanzadores Roberto Osuna y Marco Estrada, que juegan con los Azulejos de Toronto, Yovani Gallardo compitiendo por Orioles de Baltimore, Oliver Pérez con los Nacionales de Washington, Jaime García lanzando con Cardenales de San Luis, Julio César Urías de los Dodgers de Los Ángeles y Sergio Romo, de San Francisco, además de Luis Enrique Cessa jugando con Yankees de Nueva York. Contando obviamente a «El Titán» Adrián González el gran bateador y primera base de Dodgers de Los Ángeles.

 

Osuna y estrada, lo más destacado

De entre los lanzadores mexicanos ligamayoristas destacan con mayor consistencia el abridor de Azulejos de Toronto, Marco René Estrada, y el cerrador del mismo conjunto Roberto Osuna Quintero, siendo este joven serpentinero, nacido el 7 de febrero de 1995, en el poblado Juan José Ríos, en Sinaloa, el pelotero paisano más consistente y por ende el candidato más viable a terminar la temporada con el título del pelotero más valioso de entre los beisbolistas mexicanos participando en grandes ligas en 2016, logro que sería muy significativo para el chamaco que a sus 21 años y apenas en su segunda campaña como activo en grandes ligas es ya un peloterazo.

Quien le disputará ese galardón será precisamente Estrada, quien volvió a la acción tras otra necesaria etapa de recuperación tras recurrente lesión y parece estar en buena forma. El lanzador, oriundo de Ciudad Obregón, es a sus 33 años el abridor más sólido y con mejor futuro y está cumpliendo ya 8 campañas en gran carpa, pudiendo caminar exitosamente al menos 5 años más, a diferencia de Osuna, quien salvo que alguna mala circunstancia le pueda llegar a aquejar en un futuro, tiene la posibilidad de bregar con éxito por al menos 11 o 12 campañas más en equipos de máximo nivel.

Aunque por diversas circunstancias no han tenido la mejor campaña acorde a su calidad comprobada, también son destacables los serpentineros Jaime García, abridor de los Cardenales de San Luis y Miguel González «El Mariachi» que juega con Medias Rojas de Boston, siendo señalable que sea por lesiones de las cuales han logrado recuperarse pero les han impedido continuidad necesaria, o por baja de juego temporal e incluso por mal fario al no obtener victorias debido a malos relevos, fallas de sus coequiperos o inconsistencia de la ofensiva de sus compañeros, no han visto el éxito que sin duda merecen y al tener capacidad y mucha calidad seguramente tendrán su segundo aire y culminarán la temporada con buen ritmo y números presumibles.

Aunque el colmilludo y eficaz cerrador Joakim Soria sigue bregando, no se le ha visto este año con la fortaleza y brillo acostumbrados, ahora defendiendo la casaca de los campeones Reales de Kansas City, de la misma forma que no está teniendo la mejor campaña este 2016 Yovani Gallardo quien está en el rol de abridores de Orioles de Baltimore. Siendo poco grato advertir la inconsistencia de Jorge de la Rosa en Rockies de Colorado, como también solo destellos ha venido generando el trabajo de Oliver Pérez con los Nacionales de Washington, lo mismo que resulta ingrato el que en su segunda oportunidad jugando en grandes ligas, ahora con Padres de San Diego tampoco esté teniendo una exitosa campaña el joven César Vargas y apenas cumpliendo lo posible también se aprecia al exyankee Ramiro Peña quien forma parte del roster de San Francisco.

Aunque no con la regularidad que podría esperarse está haciendo un gran esfuerzo el joven Luis Enrique Cessa Gasperin, incrustado en Yankees de Nueva York y quien ya probó las mieles de las victorias pero seguramente aprovechará esta campaña para madurar y hacer de la siguiente su mejor posible, pues ha demostrado tiene capacidad y temple para triunfar.

Mención especial merece Julio César Urías quien volvió de sucursales por la necesidad de su equipo de suplir temporalmente por lesión en el rol de inicialistas al estelar Clayton Kershaw y no obstante el plan de Dodgers era mantenerlo en triple A para fortalecer sus capacidades y volverlo a incluir el próximo año en el equipo titular tras que una vez que debutó en esta campaña ha tenido altibajos, Urías ha vuelto y está ante él el reto de permanecer y afianzarse, y de lo que según su última actuación se desprende tiene amplia posibilidad de mantenerse en el equipo máximo de sus Dodgers, pues fue utilizado para enfrentar a un verdadero as del pitcheo Stephen Strasburg quien llegó a ese encuentro con una foja ganadora de 13–0 y perdió el encuentro dejando lo invicto, y para ello tuvo mucha importancia la actuación de Urías, quien para abrir por Kershaw y solo permitió una carrera en cuatro rollos y aunque salió sin decisión, los Dodgers derrotaron 6–3 a los Nacionales de Washington dejando clara constancia el chamaco Julio César que su reiterado retorno puede ser el definitivo para quedarse en el primer equipo de su organización, que no obstante lo sigue cuidando pues lo sacaron de la lomita tras responsabilizarse exitosamente de cuatro episodios y sin haber llegado siquiera a tirar 80 lanzamientos, luciendo controlado y sin arredrarse al enfrentarse a un consagrado como sin duda es Strasburg.

Desde esa época, hace casi dos meses, el jugador más sólido es Roberto Osuna, que recién logró su salvamento número 31, incrementando su récord, pues era el jugador más joven en haber logrado 30 salvamentos en una campaña. Osuna ayudó a que Azulejos saliera de una mala racha de varios juegos hilvanados con derrota, habiendo sido barridos por el joven equipo que tiene ahora Yankees de Nueva York y al retomar la senda del triunfo Osuna salvó jugando valientemente sacando la novena entrada para que Toronto venciera a Boston, equipo con el que disputa palmo a palmo el liderato de la división oeste de la Liga Americana.

Roberto Osuna Marín tiene al día 10 de septiembre 61 innings lanzados con efectividad de tan solo 2.36 de porcentaje de carreras limpias por cada nueve entradas, habiendo recetado 74 ponches. Sin duda una gran campaña del sinaloense, el mejor pelotero mexicano jugando activamente en esta campaña 2016.

Hay que destacar que tras Osuna, están desarrollando una muy buena temporada los dos más jóvenes pitchers mexicanos que debutaron este año que son Julio Urías, consolidándose bien con Dodgers y Luis Cessa, que ha aprovechado bastante bien las oportunidades que está teniendo con Yankees, habiéndose desinflado Jaime García y con altibajos de fin de campaña Marco Estrada, anotándose los buenos juegos entreverados con actuaciones irregulares de Yovani Gallardo, Miguel «El Mariachi» Gonzalez y Joakim Soria, cumpliendo una actuación apenas regular Oliver Pérez.

Esperamos ver a muchos peloteros mexicanos en play offs y por supuesto que a todos los mejores jugando por México en el clásico mundial de Beisbol a jugarse del 2 al 9 de marzo de 2017 en el estadio de «Charros de Jalisco».

@salvadorcosio1
opinion.salcosga@hotmail.com