Portal informativo de análisis político y social

Vuelacercas: Se espera candente asamblea de la Liga Mexicana del Pacífico

Vuelacercas: Se espera candente asamblea de la Liga Mexicana del Pacífico

Feb 26, 2018

Por Salvador Cosío Gaona //

Como punto estelar deberá ser la discusión sobre el fracaso deportivo de México en la sexagésima edición de la Serie del Caribe que se efectuó del 2 al 8 de febrero pasado en el estadio de beisbol casa de los Charros de Jalisco en Zapopan.

A poco más de dos semanas que culminó el serial caribeño y por los lamentables resultados que en lo deportivo cosechó México, es válido decir que el grupo de peloteros que formaron el roster de México, así como el mánager Romar Benjamín Gil y el cuerpo técnico de apoyo, sólo portó la casaca mexicana, ya que sería una gran ironía afirmar que el grupo de beisbolistas defendieron la camiseta tricolor, ya que de plano no hubo defensa de ella.

Se han suscitado diversos señalamientos cruzados entre lo dicho por Benjamín Gil, quien fue el mánager del equipo mexicano, y lo expresado por el presidente de LMP, Omar Canizales, pues el timonel asegura que prácticamente no tuvo oportunidad de intervenir en el armado del roster ya que simplemente se lo impusieron desde la presidencia de la LMP.

Canizales por su parte asegura que el equipo se integró en su mayor parte en base a lo determinado por Gil y la presión que al respecto hicieran los directivos de los Tomateros de Culiacán, que encabeza Héctor Ley, para fortalecer las decisiones del piloto y exigir se cumplieran en lo más posible e imperaran así las designaciones y omisiones para integrar el listado de nominados en base a los caprichos, filias y fobias del mánager y los dirigentes de la organización culichi.

SANCIONAR CONDUCTA DE GIL

La asamblea de la LMP deberá analizar y pronunciarse en relación a la conducta mostrada por Romar Benjamín Gil el aún manager de los Tomateros de Culiacán, quien habiendo sido protagonista de una lesiva y por demás inmoral actitud y conducta al terminar la campaña 2014-2015 ofendiendo al equipo y afición de los Charros de Jalisco al proferir vulgaridades agresivas mofándose tras haber obtenido la corona en esa temporada, volvió a hacerlo en enero al concluir la más reciente campaña 2017-2018 habiéndose burlado en forma soez y nuevamente vulgar, ahora de los directivos, peloteros y cuerpo técnico de los Mayos de Navojoa así como de la afición que sigue y apoya a ese equipo.

EL NUEVO ESQUEMA DE LA LMB

La asamblea podría quizá ser el escenario propicio para que inicie el análisis sobre las posibles medidas a adoptarse ante los inconvenientes que resultaran del inminente inicio del nuevo esquema de competencia de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) —el máximo circuito mexicano del Rey de los Deportes jugándose profesionalmente en época de verano-, ya que justo en este año 2018 se inaugurará el formato novedoso de contar con doble temporada en un solo ciclo anual.

La primera temporada estará iniciando en aproximadamente un mes, por la tercera semana de marzo, y el segundo calendario y su respectiva postemporada estará finalizando en el mes de septiembre, a muy pocas semanas del inicio de las actividades ordinarias de la LMP en lo que será la temporada 2018-2019 del circuito invernal.

Es fundamental el que empiecen a bosquejar cómo habrán de afrontar la severa problemática que aquejará en razón de la fatiga de muchos o quizá la mayoría de los peloteros, que jugando en ambas Ligas, tendrán mucho muy escaso tiempo de descanso y para perseverar en buena forma física con el objetivo de tener condición física y mental adecuadas a fin de presentarse oportunamente en su respectivo campamento de pretemporada y estar en plena disponibilidad para afrontar el reto del inicio del calendario ordinario de la temporada invernal, que es por ahí entre los días 9 al 11 de octubre de este que será beisboleramente  intenso 2018.

Se escucha como algo a iniciar en la discusión el que deja darse el paso que ya se ejecutó en la LMB en cuanto a la habilitación de la plena calidad de peloteros mexicanos a todos los que, por no haber nacido en suelo patrio, están estamentados como extranjeros al no ser oriundos y a pesar de contar los atributos legales que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos les señala para ser considerados nacionales, como el haber nacido de uno o ambos padres con nacionalidad mexicana o haber obtenido esa calidad de connacionales al haber logrado recibir legalmente la naturalización correspondiente según alguna de las diversas hipótesis jurídicas que al efecto están normadas por la Constitución de la República y sus normas reglamentarias.

Los equipos podrían abrir su abanico de posibilidades en cuanto a cooptar peloteros incorporándolos en su roster en calidad de paisanos, liberando espacio que ahora ocupan al estar en sus equipos como extranjeros muchos de los llamados “pochos” y podrían así contratar a otros beisbolistas de otra nacionalidad diversa a la nuestra para fortalecer su recurso humano enfrentando así con menos dificultad el handicap que reviste la menor oferta de buenos jugadores por culminar muy agotados muchos de los que están en el mercado ordinario, tras desahogarse la pesada agenda bicampaña de la LMB.

A ese esquema de eliminación del candado que impide jueguen como mexicanos todos los peloteros que lo son legalmente, pero que por el sectarismo y conveniencia de la LMP no tienen reconocido su derecho al respecto, podría anexarse el que pudiese consolidarse el acuerdo de jerarcas de la LMP en cuanto a incrementar el número de peloteros permitidos a tener en el roster con etiqueta de importados, pasando de los ocho que hasta ahora se permiten a un número que podría quizá llegar a 10 o incluso más.

De la misma forma se puede adicionar también el monto de beisbolistas que cada equipo pueda tener en su roster activo para pasar de los 29 que actualmente se permite hasta llegar a un número que podría ser de 32 elementos, con lo cual podrían incorporarse a la actividad de los escuadrones varios peloteros jóvenes que estarían así recibiendo la oportunidad de participar con mayor asiduidad y tener la opción de foguearse para obtener la experiencia idónea que los catalogue como útiles.

Estás medidas podrían ir ligadas de la reducción general a sólo cinco los días que en general deban esperar los equipos para poder reactivar jugadores que hayan sido temporalmente inhabilitados por diversas causas, modificándose el esquema que es ahora de cinco días de espera para reactivación de peloteros de campo y 10 en relación a los serpentineros.

Seguramente no ultimarán la discusión o sólo se harán los albores para seguir analizando y pensar en fraguar los acuerdos en posteriores asambleas de la LMP, ya que de las decisiones que resuelvan adoptar dependerá que la liga conserve y pueda magnificar su carácter y calidad.

Twitter: @salvadorcosio1

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com

%d bloggers like this: