Portal informativo de análisis político y social

Vuelacercas: Tomateros, digno campéon; ahora a disfrutar la Serie del Caribe

Vuelacercas: Tomateros, digno campéon; ahora a disfrutar la Serie del Caribe

Ene 29, 2018

Por Salvador Cosío Gaona //

Culminó la Serie Final por el campeonato correspondiente a la temporada 2017-2018 de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), el máximo circuito de beisbol profesional en Mexico jugándose en invierno, disputada apasionadamente por los ahora campeones Tomateros de Culiacán y los Mayos de Navojoa, que entre volteretas se fue hasta el límite máximo de siete encuentros, definiéndose entre aciertos y errores de ambos equipos finalistas en medio de pasión y emoción al máximo llegando a extra innings en el estadio Manuel “Ciclón” Echeverria de Navojoa -la llamada “Perla del Mayo”-.

Tras doce entradas merecidamente Tomateros de Culiacán logró el campeonato al obtener su undécimo título y por ende ganar el derecho a ser el escuadrón cuyo roster será la base del seleccionado mexicano que contenderá vistiendo la casaca tricolor en la sexagésima edición de la Serie del Caribe, cuyos 13 cotejos serán escenificados en el Estadio Panamericano de beisbol de la Colonia Tepeyac, en Zapopan, que es la casa de los Charros de Jalisco. Sin duda una memorable serie y un extraordinario último encuentro, candentes y en un mar de emociones además de grandes lances pero sin faltar los errores e imprevisiones propias del buen juego de pelota, que por eso es precisamente el Rey de los Deportes.

La tan competida batalla última en pos de la coronación fue sin duda mucho muy disputada por las dos más relevantes escuadras de la LMP que contaron con la mejor gestión para armar y mantener un buen conjunto de peloteros tanto mexicanos como especialmente los importados, los que tanto a lo largo del acumulado en el calendario ordinario como en la postemporada usaron buena estrategia y tuvieron el mejor manejo de sus jugadores a cargo de los respectivos pilotos, además de haber tenido acertadas decisiones en cuanto a la forma de haberse reforzado en cada etapa de los playoffs.

Los dos equipos sin duda merecen el reconocimiento a su esfuerzo ambas escuadras, la tropa sinaloense de Tomateros de Culiacán, cuya directiva encabeza Héctor Ley, siendo piloteada atingentemente por el polémico y hasta antipático mánager Romar Benjamín Gil y el escuadrón sonorense, de los Mayos de Navojoa, cuya directiva preside el empresario agropecuario Víctor Cuevas, siendo su timonel el venezolano Willy Romero.

Los Culichis con una pesada nómina quizá solo superada por la de Charros de Jalisco y con un moderno estadio sin duda el más grande y mejor estructurado de la LMP y quizá de Latinoamérica, mientras que los Los Mayos, son una organización a la que debe distinguirse por el éxito en preservar una franquicia a pesar de la fragilidad en la economía de esa zona, con un estadio vetusto sin contar con mayor apoyo gubernamental y con la nómina más barata de la LMP, más con una afición que aporta un extraordinario respaldo a su equipo.

Es de reconocerse el esfuerzo de la directiva de Navojoa cuyos Mayos han armado un gran conjunto que llegó a la final tras un muy buen desempeño del conjunto en el calendario ordinario de la temporada y con una labor sólida en la postemporada.

Mayos dejó en el camino a Charros en la ardua semifinal evitando que los caporales albiazules jaliscienses pudiesen disputar la gran final ante los Tomateros a quienes habían vencido en la etapa de repesca o fase inicial de la postemporada y con ello habían adquirido entonces un nuevo brío y la etiqueta de favoritos, más siendo como es el béisbol, una caja de sorpresas, Navojoa derrotó a Jalisco y llegó a la final en tanto el equipo de Culiacán, que había clasificado a la semifinal como el escuadrón perdedor pero con menos mal resultado en la repesca, hubo de enfrentarse al que tenía la etiqueta de gran favorito que fue Águilas de Mexicali, escuadra a la que incluso Charros buscó evitar enfrentarse en la repesca y que como dicen en el argot popular: ‘pintaba para Campeón’, que llegó sólido a la semifinal pero en el marco de esos imprevistos propios del Deporte Rey, fue sorpresivamente humillado al barrerlo ‘el menos malo de los semifinalistas’ como llegó etiquetado a esa etapa su verdugo, Tomateros.

Ha concluido la temporada 2017-2018 de la LMP, que fue plena de todo lo que hace sin duda a nuestro béisbol el gran Rey de los Deportes, temporada que deja muchísimos gratos recuerdos a pesar de los también ocurridos ingratos momentos.

En el balance general para Charros, la campaña puede catalogarse como buena ya que a pesar de los altibajos y claroscuros el equipo logró clasificar y llegar hasta la semifinal obteniendo en consecuencia el tercer lugar por haber sido el mejor en resultados frente al otro escuadrón que sucumbió en semifinal como lo fue Mexicali, siendo lo mejor el que se logró mantener ese ánimo positivo en la noble fanaticada, que apoyó y estuvo presente en gran cantidad durante la campaña, de la que el equipo albiazul se despidió jugando en casa brindando un muy brillante desempeño al ganar ese memorable cotejo a los Mayos en el quinto juego de la serie el lunes 15 de enero con un sensacional desempeño del roster: bien dirigido ese día por Roberto Vizcarra Acosta, gran pitcheo con la labor del abridor William Oliver que ganó el duelo al liga mayorista Héctor Velázquez Aguilar que abrió el cotejo por Navojoa y perdió el encuentro, con el estupendo cierre del estelar cerrador Sergio Francisco Romo y excelente labor ofensiva y defensiva.

Ahora lo que viene es disfrutar lo que sin duda será un gran festín beisbolero internacional con los trece juegos de la Serie del Caribe en la que se espera que el seleccionado de México pueda coronarse y ahí estarán involucre algunos peloteros de Charros como el segundo base José Manuel ‘Manny’ Rodríguez Espinosa, el antesalista Agustín Murillo Pineda, el fino receptor Gabriel Gutiérrez Beltrán y el estelar serpentinero zurdo Tyler Alexander, siendo lamentable no estará convocado el gran Sergio Romo.

Dispongámonos a disfrutar la Serie del Caribe y a los grandes peloteros que integrarán los escuadrones que estarán representando a los países que conforman la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe que encabeza el dominicano Juan Domingo Puello y que son el campeón defensor Puerto Rico, República Dominicana, Venezuela y el anfitrión México, además del tradicional país invitado que es Cuba, torneo que sin duda brindará gran satisfacción y debiendo advertir que quizá pasen muchos años, para volver a tener en el escenario jalisciense una edición más del máximo certamen beisbolero profesional latinoamericano por equipos, siendo más probable podamos vivir otro Clásico Mundial antes que un torneo latinoamericano como el que apreciaremos a partir del viernes 2 de febrero próximo.

Twitter: @salvadorcosio1
E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com