Portal informativo de análisis político y social

Y DESPUÉS DE LOS PANAMERICANOS, ¿QUÉ?

Y DESPUÉS DE LOS PANAMERICANOS, ¿QUÉ?

Ago 7, 2011

Muchas críticas hemos hecho a los Juegos Panamericanos… que si servirán de trampolín político, que si hay despilfarros, que los arreglos de arterias viales terminan siendo maquillaje, que si perdimos una gran oportunidad para transformar a la ciudad, en fin, la lista podría hacerse interminable.

 

En estos días pasé horas conociendo cada sede panamericana, constaté edificios de calidad internacional –en su interior– pero algunos con alrededores descuidados y no hay que olvidar que estamos a contra-reloj. Por citar un ejemplo, para arribar a la Unidad López Mateos tiene uno que lidiar con baches y banquetas dañadas, ya no digamos la basura tirada.

 

Sin embargo, en mi recorrido también encontré gratas sorpresas, grandes riquezas y quiero compartirlas con usted. Me deleité al recorrer cada rincón del Centro Acuático: su belleza, diseño, funcionalidad y tecnología. Me ilusionó imaginar ese complejo repleto de nadadores grandes, medianos y pequeños –teniendo o no recursos económicos– beneficiándose del entrenamiento de profesionales. Un campo germinante de nuevos talentos. Pero para eso se requiere planificación, patrocinios de la iniciativa privada, acuerdos con planteles escolares, becas, programas. No hay que empezar después de los Panamericanos, ya deben poner manos a la obra.

 

En el Centro Panamericano de Tenis –también de primer nivel– me topé con Sergio Meza, un ingeniero de profesión que a raíz de un accidente automovilístico quedó paralizado del pecho a los pies. Ahí estaba él practicando en solitario con un montón de pelotas entre los rayos de su bicicleta, porque él era su propio bolero. Me confió que el deporte fue su gran rehabilitador no sólo en cuestión física, sino más importante aún, la mental. Ahora él promueve la inclusión de las personas con discapacidad en todas las áreas, incluyendo la deportiva.

 

Ahí conocí también al profesor Mario Berruti, con ideas geniales para acercar el tenis a todos, no se trata de salvar sólo a nuestros jóvenes de la delincuencia, necesitamos formar carácter en esos niños para que sepan tomar buenas decisiones en momentos críticos.

 

“Hay que reconocer que uno está solo en la cancha y el hecho que tú tienes más de mil decisiones que tomar constantemente, te forma un carácter, te da seguridad, te da la forma de sentirte capaz de entrar a un reto”, me decía.

 

Pero hay un gran problema: la población no ha hecho suyas las sedes deportivas, no saben siquiera que son públicas. No se acercan porque piensan que son privadas y que no tienen derecho a usar espacios de primer nivel, sin pagar altas cuotas. Además es común que los empresarios no capten el potencial económico de apostarle a la cultura deportiva social. Insisto el verdadero reto viene después de los Juegos.

 

En el Polígono Panamericano de Tiro Deportivo observé a Alejandra Zavala –quien ha sido campeona nacional en 10 ocasiones– hablamos de si el clima violento del país, inhibe permisos de progenitores para que los niños convivan con las armas, aunque sea por deporte. Ella argumenta que el tiro deportivo “te vuelve mejor persona, aprendes valores, carácter, disciplina y sobre todo ves con respeto el arma”.

 

El complejo de Gimnasia para muchos jóvenes como Luis Alberto Sosa –atleta panamericano–, se volvió su casa; ahí llegó a entrenar hasta ocho horas diarias. Él abraza un deseo, que los jaliscienses logren triunfos deportivos a la par de los académicos que consigan becas para poder concentrarse en el deporte de alto rendimiento y no en buscar por necesidad un empleo que está peleado con el tiempo para entrenamiento.

 

Los Juegos Panamericanos se irán, pero el verdadero reto viene después, y es que se trata de que no tengamos elefantes blancos. Gobernantes, políticos, empresarios y ciudadanía en general, debemos hacer autosuficientes los edificios para garantizar su utilización pública.

 

Cómo quisiera que multiplicáramos en todos los ámbitos esas cualidades de los grandes atletas: apasionarnos, incitar a nuestros hijos a practicar deporte desde temprana edad, disciplinarse, trabajar concentrados, visualizar objetivos, perseverar hasta alcanzarlos aún en circunstancias adversas.

 

Si cada mexicano adquiriera ese “chip”, estaríamos dando vida a una nación triunfadora.

 

* Es periodista multimedia

Twitter @adrianalunacruz

analisis@notiemp.com

One comment

  1. Minerva /

    Y que ni niegue el gobierno que no tienen gusto por los elefantes blancos, el principal ejemplo esta frente a la Plaza Juárez, el edificio de Pensiones totalmente abandonado y destruido. Sin lugar a dudas es una tarea pendiente desde antes de los Panamericanos y para la población que no desaproveche sus espacios, que tanto dinero nos están costando.

%d bloggers like this: