Portal informativo de análisis político y social

Y, la salud mental del Presidente

Y, la salud mental del Presidente

Feb 19, 2011

Al parecer fue todo un éxito publicitario. Por varios días, la empresa televisora de la familia Vargas, léase MVS, ocupó los principales lugares en los medios impresos y electrónicos, aún en los mentideros de la política o donde debería hacerse la política y no dedicarse al chisme corriente y barato.

El señor diputado Noroña no dijo más, ni dijo menos, únicamente utilizó una vieja técnica para dar a conocer un rumor que ya tenía años circulando en el medio del periodismo y la política. Y es que, según recuerdo, fue la periodista Marcela Gómez Alce en el periódico Milenio, quien dio “pelos y señales”, sobre las fiestas en velero del Presidente de la República, sobre los mares del Puerto de Acapulco.

Pero, pasemos del drama o del show publicitario que podría esconder una estrategia política; muy similar al hecho que hace seis años, en la víspera de la sucesión presidencial de Vicente Fox, hizo estrella de Televisa al payaso Brozo, en ese entonces el susodicho payaso, colaborador en la “competencia”, contaba con un alto rating y sobre todo con credibilidad indiscutible.

Nos encontramos ya cerca de la esperada sucesión presidencial de Felipe Calderón, y por tanto del recrudecimiento o fortalecimiento en materia de censura o control de medios de comunicación. Como ya lo hemos dicho en esa misma materia, la clave estaría a partir de la toma de posesión del poblano Rafael Moreno Valle y la salida del “precioso” Mario Marín Torres, quien parece seguir gobernando en el estado de Puebla con toda impunidad.

La “Ley Mordaza” enviada al Congreso del Estado en días recientes, sólo es un ejemplo de lo que pudiera venir en el contexto nacional. De pronto a los políticos parece preocuparles lo que se diga sobre su vida personal, cuando está también se paga con recursos públicos y por tanto debiera formar parte de las líneas ágata o los impulsos electrónicos que hoy cubren las principales notas en el ámbito internacional.

La salud física o la enfermedad que pudiese afectar a un Presidente de la República debiera ser un tema motivo de debate nacional y no quedarse simplemente en la exposición de una o dos mantas que sólo denotan frustración y desesperación ante la posibilidad de una alianza PAN-PRD en las elecciones para gobernador en el Estado de México. Y es que, “el dueño del perro” que se lanzó a la yugular de Felipe Calderón es sólo eso, es lo único que sabe hacer y lo ha venido haciendo desde hace algunos años y meses.

El tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, no quiere ni desea establecer alianza alguna con el PRD, su soberbia y vanidad no le permiten pasar a un segundo plano y menos desaparecer de la escena nacional hacia el 2012. El y su grupo, encabezado por Alejandro Encinas, van por el segundo lugar en el Estado de México ya que saben y tienen conocimiento que en el Distrito Federal o Ciudad de México son el número uno. El diputado Noroña sólo hizo lo que tenía que hacer sobre la base de un viejo rumor o comentario del dominio público y que bien pudiese tener antecedentes hereditarios. Un documento mutilado que pudiera decir muchas cosas al respecto.

Sobre las enfermedades y padecimientos de nuestros gobernantes poco o nada sabemos, siempre es cosa que se maneja como si fuesen seres inmortales o venidos de otros mundos. Hasta una simple gripe o un mal de estomago son motivo para manejarlo como “secreto de Estado”. Entiéndase pues que todo ese tipo de chismes y rumores parten de un mismo lugar y con la debida “autorización”. Son parte de una estrategia sexenal y no forman parte de la casualidad.

En política no existen las casualidades. Hoy, gracias a MVS tenemos un medio critico y contamos con una periodista a la cual habrá que seguirle como posible sucesora en el papel que hace seis años protagonizó el payaso Brozo sobre uno de los presidenciables. Hoy el video se ha convertido en una poderosa arma política.

Más allá de la pronta reincorporación de la periodista Carmen Aristegui a su espacio periodístico en Multivisión (MVS), se me ocurre preguntar por la salud mental del Presidente de la República. Y es que, cuando un policía mata a un criminal, siempre tiene que ir al psicólogo para superarlo.

El señor Presidente de la República es y será el único responsable de los miles de muertos sembrados en todo el territorio nacional durante su sexenio. Luego entonces sería bueno saber el nombre de su médico o psicólogo. Y más aún, la pregunta debiera extenderse a los precandidatos a la Presidencia de la República, por el bien y salud mental de toda una nación y no quedarnos varados únicamente en el escándalo y el chisme.