Portal informativo de análisis político y social

Ya Basta

Carta a mi hermano Germán, hombre que ha desquitado el oxígeno que respira

“Lo único que se empieza de arriba hacia abajo, es un hoyo”

Bueno Germán, yo también tomo vacaciones, ¿o qué?, ¿nomás tú?, nanches, yo también, no fueron vacaciones de playa ni de sierra, sino de pluma, pa’ observar pues, y hay te voy, Ya Basta, alguna vez te dije que si este país no hubiera existido, Walt Disney lo inventa, ¿cuál caja de Pandora?, México… México ¡ra, ra, rá!

Estaba muy nojado con los inches ingleses –ni que su chabela estuviera muy helodia–, que nos dijeron, bolsones, pedorros, comedores de vómitos fritos, pero ya no, esos se los dejo a Milio que ya es cuate de Rul, pa’que les mande una recordadita, toy muy cabreado, con tus paisanos Germán, si con los mexicanos, cada vez quiero más al país y cada vez, acepto aunque me duela, que la tragedia de México no han sido Alí Ba-Bá y los 40 ladrones, no, la tragedia de este país está en que sólo nos sentimos mexicanos cuando anuncian un chafa partido de futbol o cuando pelean los hijos de Julio César Chávez, sabes que carnal, o la sangre de nuestro mestizaje no ligó o estamos tumbados del burro, queremos ser compadres de todos, pero padrinos de naiden, eso, es un compromiso y nos faltan, para aceptarlo, y por eso digo Germán, Ya… Ya Basta.

Toy muy encamionado Germán, estas vacaciones han sido reflexionar e intentar aterrizar, encuentros, que no entrevistas, con los paisas, a los poderosos que los entrevisten otros, que al cabo siempre dicen lo mismo, mentiras, son los descubridores del huevo del conejo de pascua, y, sí, y… los conejos no ponen huevos ¿o sí?

El domingo venía por López Mateos como a las 11:30 de la mañana pensando cómo le haría para cruzar la Minerva por lo de la manifestación ciudadana a favor de la paz, ¿y sabes qué?, inches mexicanos, un grupo importante de organizaciones ciudadanas se dan a la tarea de convocarnos pa’ suplicar y exigir paz y cordura, y en un área de mas de seis millones de habitantes, acuden dos mil gentes, no manches, seme hace que los mexicanos somos aficionados a criticar, exigir, esperar que entre la Virgen de Guadalupe y papá Gobierno nos resuelvan nuestros problemas, pero somos indolentes para apoyar, trabajar y marchar hombro con hombro para mejorar las precarias circunstancias que hoy nos asfixian como nación y sociedad.

Al pasar por la glorieta del Milenio llegué a una tienda de esas de letreros rojos y amarillos y cuando estaba pagando se me ocurrió decirle a la cajera viendo hacia la calle llena de niños vendedores de chicles o pidiendo caridad, que estaba pensando que habrá racias para recogerlos antes de los Juegos Panamericanos, tenerlos encerrados en algún sitio durante los eventos, pa’ dar imagen de ciudad de primera y yéndose los turistas soltarlos pa’ no seguir pagándoles la manutención y Guadalajara después volverá a verse como ahora, cientos, miles de niños que por hambre tienen tomadas todas las esquinas con semáforo pa’ sacar pal taco, la cajera me oyó y me pidió con educación pero con energía que no los llamara niños de la calle, sino niños en la calle, en la calle por hambre, por irresponsabilidad, por falta de oportunidades, por contubernio de autoridades, algunos empresarios, algunos líderes espirituales, porque así les conviene a ellos –eso dijo ella– y yo lo creo, la calle no para niños, son niños en la calle, no niños de la calle, Ya Basta.

Germán, yo no culpo a los partidos políticos, estos existen sin existir, no tienen cara, culpo a los vividores que ocasionalmente se adueñan de ellos, tú sabes que tengo amigos en todos los partidos, eso sí, repruebo sus mañas y amafiamiento pa’ seguir teniendo al pueblo como peón de tienda de raya, jodido y sin esperanza y viendo todo lo que pasa todos los días en el país, agresiones, asesinatos, armas de guerra utilizadas contra la población, Ya Basta.

Vuélvanse políticos, grillos, se vale y se harán útiles, sirvan al país, ciudadanos tomen conciencia y apoyen las estrategias para recuperar la paz, recuerden, de Sonora a Yucatán todo es México…. Y se nos está cayendo a pedazos, YA BASTA.

Hasta la próxima hermano

E-mail: juanhernandezdistrito19@hotmail.com

P.D. Si los 105 millones que dice el INEGI tiene el país, no nos hermanamos, nos unimos, nos reeducamos, después…después no nos quejemos…Ya Basta.