Portal informativo de análisis político y social

GRUPOS DEL PAN QUIEREN COBRAR FACTURA DE LA DERROTA Y CALIENTAN EL RELEVO

GRUPOS DEL PAN QUIEREN COBRAR FACTURA DE LA DERROTA Y CALIENTAN EL RELEVO

Jun 27, 2015

En el Partido Acción Nacional no han revisado los factores de la derrota del pasado siete de junio y ya tienen otro conflicto enfrente: el relevo de la dirigencia estatal, mismo que se decidirá en el marasmo del grupismo que lo aqueja desde hace varios años.

Al interior existen voces extremas que proponen que ninguno de los actuales panistas sea el próximo presidente, como dice Herbert Taylor, quien llegó a llamarse el «gobernados» en el sexenio de Emilio González Márquez, y que les dejen el partido a los jóvenes, como lo propone Fernando Guzmán Pérez Peláez, excandidato a la gubernatura del estado.

El punto de vista coincidente es el enemigo a vencer, el panista jalisciense más encumbrado a nivel nacional en su papel de senador, José María Martínez Martínez, a quien buscan cerrarle la puerta de la presidencia y quien consensúa las voluntades, hasta el momento, es Miguel Ángel Martínez Espinoza, exsecretario de Educación y gente cercana al exgobernador Francisco Ramírez Acuña.

«Lo que hoy necesitamos es menos declaraciones, menos mensajes a través de terceros, los mensajes pueden ser directos y los vamos a resolver adentro del partido, qué ganan con salir a desprestigiar más al PAN, yo creo que las declaraciones le pueden hacer más daño que el propio resultado de la elección», dice el presidente interino Gustavo Macías, quien sin embargo no logró detener la carnicería verbal de algunos de sus militantes.

«A mí que un candidato venga y me diga no me ayudaste, no hiciste lo que tenías qué hacer, hasta ahora ningún candidato me lo ha dicho porque hicimos lo que teníamos qué hacer», se defiende, aunque sabe que algunos actores lo han saludado un día y al siguiente se han dedicado a ofender cuando nunca se les vio en campaña.

Ellos dicen que deben de irse ustedes porque así ganan todos los panistas porque necesitan gente fresca, no gente con intereses, no gente que busque la chamba para los parientes.

Seguramente cada quien tendrá qué responder, el asunto es que habrá qué revisar el actuar de muchos en el PAN, de los funcionarios públicos, de los que ocuparon cargos importantes y sentarnos a ver qué vamos a hacer con el partido, pero todos, no sólo le tocará a la dirigencia, no sólo le tocará a los que hoy son protagonistas en esta guerra de declaraciones sino en general el panismo de todo el estado», contesta.

La renovación de la dirigencia inició con una reunión a la que el mismo presidente interino convocó para dejar en claro que «no estaré buscando la reelección» y sólo concluirá el periodo actual si así se lo piden porque Miguel Ángel Monraz, el presidente con licencia, tampoco regresará a bajar la cortina.

 

Emilio, no

Emilio González y PAN

¿Tocaron fondo?

—«Yo espero que sí, porque no podemos escarbar, lo único que nos puede pasar».

O sea que solamente si escarban, ¿y serían capaces? Porque hay muchos panistas de uña larga.

—«No, yo creo que no, comenzamos con una reunión muy interesante con los exgobernadores Francisco Ramírez Acuña y Alberto Cárdenas Jiménez; la gente que genera liderazgos de todo el estado iniciando lo que será el trabajo de reconciliación aquí en Guadalajara».

Alberto Cárdenas y Francisco Ramírez, ¿a Emilio ya no lo invitaron?

—«No lo consideramos, él tiene un proceso de sanción dentro del partido, de expulsión dentro del partido, ya no lo consideramos, pero hay gente de todas las corrientes, iniciamos la discusión, los diálogos, iniciamos por buscar lo que le conviene a esta institución. Vamos a buscar las soluciones, buscar la candidatura si es posible, buscar una candidatura de unidad, si es posible buscar lo mejor para presidir el partido.

A partir de esas reuniones, el PAN determinará la ruta a seguir para la renovación de la dirigencia estatal.

En principio se pensó en realizar la renovación estatal el mismo día del relevo en la dirigencia nacional, que es el 16 de agosto próximo, pero además necesitamos renovar dirigencias municipales. Para mí se me hace que los tiempos que está marcando la dirigencia nacional son anticipados porque hay muchos temas pendientes que no hemos abordado, por ejemplo los temas ante el INE, los temas de cuentas de los candidatos»

¿Cómo que es un error?

—«Por ejemplo, en la Tesorería es cuando están revisando todo el tema de lo que fueron los recursos para los candidatos. Viene la resolución del INE, de quién se excedió en las campañas. Viene todo este tema de impugnaciones que estamos llevando, de referencia de los triunfos que obtuvimos. Creo que no es el mejor momento porque descuidaríamos la parte importante de lo que hoy se tiene, de cualquier forma los tiempos vendrán y tendrán qué darse antes de que termine el año, que tendrá qué renovarse la dirigencia, eso es indudable.

Necesitamos que la gente que va a estar por lo que resta hasta el 2018, pues ya llegue y se ponga a trabajar, a generar los consensos, los acercamientos. Viene la recuperación del PAN, de eso no nos queda duda. Insisto, tenemos 22 municipios, ganamos 8 municipios más, estamos en pláticas con algunos otros de otros partidos políticos que puede ser que se sumen con nosotros».

Señala también que viene a levantar el ánimo entre la militancia, que:

«es necesario tomar acuerdos, es el llamado que yo haría a los militantes en general a través de las redes sociales, a través de los medios de comunicación, abonarle al partido, abonarle a la imagen de la institución y ser positivos en la construcción de este partido, la renovación de la dirigencia nacional seguramente ayudará en mucho a generar esa frescura».

¿Pueden hacer la renovación en las mismas fechas?

—«Sí, aunque se me hace muy complejo porque necesitamos además renovar 10 dirigencias municipales. Hay varios municipios que ya se les venció como el caso de Guadalajara, que es delegación, y algunos otros municipios más, son casi 50 municipios los que tenemos que renovar que ya se les venció. Podría ser en paquete, podría ser la dirigencia estatal junto con las dirigencias municipales para generar esa renovación y que se trabaje no sólo en la estatal, sino que se trabaje también en las municipales».

¿Están dispuestos a que sea una fecha distinta de la nacional?

—«No nos van a dar los tiempos porque necesito convocar al Consejo, se requieren 45 días para llevar a cabo una elección de partido, son 30 días».

¿Entones no van a ser simultáneos?

—«No, no alcanzamos».

 

Las dos visiones de Gustavo

Los comportamientos particulares de nuestros militantes no podrán pasar sin consecuencias cuando afecten la imagen y vida de nuestro partido”. GUSTAVO MADERO/ PRESIDENTE NACIONAL DEL PAN

Tras los resultados del siete de junio, el dirigente estatal del PAN ve dos posiciones distintas del PAN: una zona metropolitana y otra al interior del estado, donde ganamos 29 municipios, tenemos cerca de 150 regidores de representación proporcional más otro tanto de mayoría, tendremos 5 diputados en el Congreso del Estado y estamos peleando uno más que también es lo que vamos a impugnar, tendremos 3 diputados hasta hoy también en el Congreso Federal y yo creo que es el relanzamiento del PAN en una campaña que tendrá que ser ya iniciada en este momento para el 2018, pero este tema de la guerra de declaraciones, el denostar, el descalificar cuando hicimos lo que teníamos qué hacer, hicimos planeación, capacitamos a nuestros candidatos, fueron horas y horas de capacitaciones, elegimos buenos candidatos.

¿Por qué no se ha podido resolver el problema hacia adentro?, pareciera que no han resuelto la derrota del 2009 todavía, no se han podido poner de acuerdo.

—«Es cierto, es el primer mensaje que los ciudadanos nos mandaron, no estaba Morena en aquel tiempo y la ciudadanía dijo no estamos de acuerdo con como llevan las cosas en el estado y ahí está el resultado de la derrota en la zona metropolitana de Guadalajara y a raíz de ahí se genera el conflicto, se acordarán de la toma del comité estatal, luego algunos van a Casa Jalisco y ahí inician los conflictos en el PAN y es hora que no se han resuelto del todo, seguimos abonándole, yo creo que algunos hasta de mala fe hacen declaraciones como para que le siga yendo mal al PAN».

¿Por qué, presidente, por qué no se han podido poner de acuerdo?

—«Ha faltado esa voluntad, ha faltado esa generosidad seguramente de todos los liderazgos».

Hay muchos grupos que piden su salida…

—«A mí que un candidato venga y me diga no me ayudaste, no hiciste lo que tenías qué hacer, hasta ahora ningún candidato me lo ha dicho porque hicimos lo que teníamos qué hacer. Me gustaría haberlos visto en las campañas, haberse partido el alma en las campañas con los candidatos como lo hicimos muchos en la dirigencia estatal, porque fueron unas campañas difíciles y del partido sí participaron».

¿A qué se le atribuye la derrota?

—«Por lo que viene arrastrando el PAN. Creo que hicimos las cosas como teníamos qué hacerlas, los candidatos eran los que la gente nos pedía, digo nadie puede negar que Poncho en Guadalajara era un excelente candidato, las encuestas al inicio de las campañas así nos lo decían, en Zapopan Martínez Mora igual, muy muy buen candidato, o sea también las encuestas nos decían que era el candidato ideal y así pudiéramos ir mencionando los municipios, fueron procesos internos, la militancia eligió a los candidatos, se hizo capacitación, se les apoyó o sea la dirigencia hizo lo que tenía qué hacer.

Yo llego en octubre a suplir a Miguel Ángel Monraz como presidente estatal, hicimos lo que humanamente pudimos, recorrimos los municipios, apoyamos a los candidatos, les dimos los pocos recursos que tuvimos, se les entregó, se les apoyó en todos los aspectos, hasta hoy ustedes lo pueden documentar, no hay ningún candidato que haya venido a pedir, por ejemplo, la renuncia de la dirigencia, o sea quien ha pedido la renuncia de la dirigencia es la gente que no trabajó, que no apoyó las campañas, que no se sumó o que contribuyó a que el PAN le haya ido mal».

¿Tendría el presidente del PAN un balance de Guadalajara?

—«Sí, por la situación y por el trabajo que, hay qué decirlo, venía desarrollando Enrique Alfaro, él todo mundo sabía que iba a ser el candidato desde hace muchos años, desde que perdió la gubernatura inmediatamente se perfiló para ser el candidato, nosotros tardamos, fuimos el último partido que eligió al candidato a presidente municipal y elegimos a los candidatos a presidentes municipales, llegamos tarde a una contienda que venía desde hace tiempo con pocos recursos, insisto, con el desgaste de ser gobierno y prueba de ello, insisto, está en Jalisco, a la gente no le gustaron estos 3 años del gobierno del PRI ni le gustaron los gobiernos municipales, ahí está el resultado.

Otro factor, además de los conflictos internos, es que el PAN viene arrastrando la imagen de gobierno, «la gente no se molesta con un partido por el hecho de ser un partido político, se molesta por acciones de gobierno, la gente no está enojada con el PAN por el PAN mismo o con la dirigencia, está enojada por acciones que no le gustaron o en el Congreso del Estado o por cosas como ésas, por el gobierno que se hizo.

Cada uno seguramente de los que hemos ocupado cargos públicos hemos contribuido para dañar la imagen del instituto político porque un partido con excelente ideología, con principios, con doctrina, un partido de 65 años de historia en este país y viene, tiene todo para ser uno de los mejores partidos de este país, pero la gente no se molestó por la ideología del partido ni se molestó por los métodos de elección de los candidatos, no, la gente está molesta por algo que dejamos de hacer, seguramente».