Portal informativo de análisis político y social

GOBERNADOR DE JALISCO, EL HOMBRE DEL AÑO: JORGE ARISTÓTELES SANDOVAL

GOBERNADOR DE JALISCO, EL HOMBRE DEL AÑO: JORGE ARISTÓTELES SANDOVAL

Dic 21, 2013

Por José María Pulido —-
Por muchas razones puede considerarse a Aristóteles Sandoval como el hombre del año. Por ejemplo, porque personificó al PRI que logró sacar al PAN de Casa Jalisco luego de 18 años de mantenerse en el poder.
Ha logrado, también, sostenerse a pesar de una serie de divisiones internas en su gabinete y ha sacado las reformas legales que necesitaba para encaminar el rumbo de su administración; ha superado los escándalos que lo precedieron y entre las reformas destaca una que particularmente es aplaudida por la mayoría, la Ley de Movilidad que permite la operación del programa “Salvando Vidas”.
Para llegar a donde está, el año de la elección, Aristóteles Sandoval logró romper el maleficio de arrancar en primer lugar en las preferencias electorales y terminar derrotado, sino que habían padecido tres de sus antecesores, Eugenio Ruiz Orozco, Jorge Arana y Arturo Zamora, en una de esas odiosas comparaciones.
Gracias a ello, es ahora, desde hace nueve meses y medio, uno de los gobernadores más jóvenes en la historia, junto con Alberto Cárdenas, quien hace 18 años le ganó al PRI. Y no sólo sacó al PAN de Casa Jalisco, sino que regresaron las actividades gubernamentales al Palacio de Gobierno, que hacía tiempo dejó de usarse como tal.
Para muchos su mérito fue mantener la ventaja con la que arrancó, de hasta 20 puntos, pero el día de la votación se hacía humo al mediodía aunque no a manos del PAN, sino del partido Movimiento Ciudadano, que terminó a sólo cuatro puntos de distancia.
Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, quien nació en Guadalajara en 1974, ha sido un priísta desde la oposición porque desde que obtuvo su credencial para votar con fotografía, es decir desde que formalmente ingresó a la política partidista, iniciaron los 18 años del PAN al frente del Gobierno del Estado.
En su juventud participó en la Federación de Estudiantes Universitarios y en el Frente Juvenil Revolucionario. Incluso fue presidente de la Sociedad de Alumnos de la Prepa 7 de la UdeG, en donde fue amigo y compañero de pupitre del que posteriormente fue su adversario político, Jorge Salinas Osornio.
Es parte de una generación que incluye a los consejeros Víctor Hugo Bernal y Tomás Figueroa, a su coordinador de campaña Ricardo Villanueva y a su contrincante en el actual proceso, Enrique Alfaro y Clemente Castañeda, amigos todos.
Es licenciado en Derecho por la Universidad de Guadalajara y maestro en política y gestión pública por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente.
Inició su carrera en el sector público como regidor en el Ayuntamiento de Guadalajara en el periodo 2001-2003 y como diputado en la LVII legislatura local. Por cierto a la diputación llegó ganando en el distrito 9 en conde hizo campaña codo a codo con su papá que fue a la vez diputado federal en el mismo periodo.
Fue precandidato del PRI a la Presidencia Municipal de Guadalajara en 2006 pero declinó a favor de Leobardo Alcalá Padilla, quien perdió. Tres años más tarde en las elecciones estatales de Jalisco de 2009 ganó la presidencia municipal frente a Jorge Salinas Osornio del Partido Acción Nacional.
Fuera de la actividad política, ha ejercido como abogado, fue miembro de la Comisión de Empresarios Jóvenes Coparmex Puerto Vallarta, Jalisco; fue miembro de la Organización de Solidaridad con Cuba, Pueblos del Caribe y América Latina; en el 2007, fue el encargado de los Bufetes Jurídicos de Servicio Social de la Universidad de Guadalajara, y representante legal de las empresas Liverpool y Fábricas de Francia en Occidente.
Ahora tiene muchos amigos, más desde hace nueve meses.
En marzo que asumió el poder, dijo que encontró un Jalisco “ávido de justicia, ávido de oportunidades, de recuperar la tranquilidad, la paz y de salir sin miedo a sus calles”, por eso el reto no ha sido pequeño, más con el fantasma de los tapatíos, que no votaron por él en su mayoría.
Comenzó con una reingeniería administrativa que le hizo modificar la estructura de gobierno, desapareció secretarías y creó una supersecretaría, de cuyos resultados se espera todavía más.
En la política social los programas de “Bienevales”, que anteriormente se llamaban “Transvales”, y de “Mochilas con útiles” han sido su característica o su apuesta, pero acepta que falta corregir una serie de errores, sobre todo en su calidad y distribución, así como en los cuestionamientos por la forma en que compararon.
Aristóteles Sandoval ha mostrado apertura porque empujó la reforma, a través de sus diputados, la Ley de Libre Convivencia que venía propuesta por el Partido de la Revolución Democrática.
Pero en el terreno de las leyes destaca el operativo “Salvando Vidas”, medida que acompañó del respaldo de asociaciones civiles que le exige no dar ni un paso atrás y le sigue cosechando aplausos, sobre todo cuando se habla de la reducción de un 40 por ciento en el número de accidentes viales.
Sus detractores le señalan a Sandoval Íñiguez que le falta dar un “manotazo” en la mesa en el caso de Elisa Ayón, como aquel que terminó con el empleo del titular de la Comisión Estatal del Agua, José Luis Hernández Amaya, por contradecirlo en el tamaño de la cortina de la Presa El Zapotillo, aunque se defiende asegurando que las decisiones del partido las toma el partido.
Le señalan también que de las muchas denuncias por supuestos malos manejos, sólo haya habido consecuencias en una, con la detención de Rodolfo Ocampo, ex titular del SIAPA, pero señala que se sigue en las investigaciones con sigilo.
En veremos tiene los resultados del Mando Único, que arrancó actividades en la semana que termina con 400 elementos y sólo en zona metropolitana, pero que se triplicará y tendrá alcances en todo el interior del Estado.
En veremos se encuentra también el ajuste a las tarifas del transporte público, con la salida que le dejó puesta su antecesor, Emilio González Márquez, quien realizó las reformas necesarias para que tome una decisión un órgano más parecido a los masacotes de nombre Comisión de Tarifas.
Su riesgo, en los cinco años que le restan en el ejercicio del gobierno, se encuentra que trivialice la función pública y le falte respeto a su investidura, con actos como el aventarse a un brincolín como lo hizo el pasado 20 de noviembre durante el desfile deportivo porque la tentación es mucha para seguirle los pasos a Emilio González Márquez, que tenía por costumbre hacerlo un día y otro también.

One comment

  1. Patética inserción pagada: sean más creativos “conciencia pública”.