Portal informativo de análisis político y social

GUILLERMO AMADO ALCARAZ CROSS, PRESIDENTE DEL IEPC

GUILLERMO AMADO ALCARAZ CROSS, PRESIDENTE DEL IEPC

Oct 4, 2014

Aunque no es la primera ocasión que lo intentaba, Guillermo Amado Alcaraz Cross compitió para ser consejero electoral sin buscar la presidencia del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Jalisco que ahora ocupa, «pensaba en tener un buen proceso y tenía mucho ánimo de integrarme a la dirección de la institución, eso sí estaba en mi mente».

Ahora, designado luego de un enroque de última hora cuando el organismo se preparaba para recibir a su primera presidente, acepta que se sacó la lotería, «me siento en ese nivel de satisfacción, creo que para mí es muy atractivo estar en un espacio que me permite desarrollarme», dice.

En tono más bajo, dice que la presidencia tampoco era despreciable, tampoco estaba fuera por completo. «Uno comienza un proceso con moderación, limitando su aspiración para luego no caer en algún mal momento pero encantadísimo de ser presidente».

Casado, padre de dos hijos, «la parejita»: seguidor del Atlas, como su antecesor; le gustan los deportes extremos como el rafting, es de los que anhelan lanzarse en paracaídas y participa en competencias de triatlón, artes marciales, «con buen nivel», y últimamente le gustaba practicar el «vale todo».

Tiene actualmente 42 años, la mitad de los cuales se los ha pasado en actividades electorales en la calle Florencia y los próximos siete seguirá con el mismo tema, con cada vez menos espacios para escalar, a menos que continúe con su preparación, como lo hizo cuando llegó al Instituto Electoral y de Participación Ciudadana.

Se le recuerda que llegó en un carro grande, «de los gastones de gasolina», con su título de abogado y a la pregunta de por qué tan grandote el carro, respondía que no era lo mismo que te vieran llegar a litigar en un «vochito».

Pero caminó en busca de una maestría en impuestos y más tarde una maestría en derecho electoral que sí concluyó porque su camino ya estaba decidido y en lugar de recorrer tribunales recorrió el estado: es imperdonable una caminata al municipio de Talpa cada año.

En uno de esos recorridos rumbo a Talpa que iniciaba en el Bosque de la Primavera, por Mariano Otero, quiso llegar, en el mismo viaje, hasta Puerto Vallarta, pasando por San Sebastián del Oeste, acompañado de un GPS porque no había camino trazado, pero ahora es imposible pensarlo por las condiciones de inseguridad.

Su preparación en materia electoral le permitió visitar Honduras, Costa Rica, Perú y Guatemala como observador, así como Bolivia, como asistente técnico para un empadronamiento biométrico.

«Comencé coordinando una región electoral en la dirección de organización que para entonces dirigía Tomás Figueroa, quizás por eso se me vincula, me mantuvo ahí, Tomás dejó el cargo y yo me mantuve, después fui jefe y luego director del área, mi último cargo fue director general», dice en su rápido repaso.

No faltó el consejero que llamara «amarrarredilas» a quienes se desempeñaban en el área de organización, de donde salió Memo Cross, por dedicarse al transporte del material electoral, pero ahora ocuparán la oficina cuya remodelación en 2002 fue duramente criticada y desde donde se ven las cosas muy diferentes porque están al otro lado del edificio.

¿Tomas será tu sombra?

—«Por supuesto que no, continuidad, sí, ahí sí creo que hay cosas muy rescatables y hay que darles continuidad».

¿Tienes pensado hacer algún cambio?

—«Tenemos que cubrir las vacantes. Mario Ramos, que estaba en la dirección de Participación Ciudadana, y yo dejamos dos espacios libres que deberán ser cubiertos. No se trata de un cambio, yo apostaría que fuera gente de la propia estructura.

Ahora, como presidente, le están saliendo novias y responde con otra pregunta, les puedo mandar mi teléfono.

No niega su amistad con su antecesor y tampoco con el actual gobernador del estado, Aristóteles Sandoval Díaz, cuando se le pregunta si fue su compañero en la facultad de derecho, «porque de repente tratan de encontrarle a uno algún vínculo con algún personaje a través de esas coincidencias, pero de hecho ni compartimos la generación ni de grupo pero dentro del plazo que cada uno tuvimos en la etapa escolar sí coincidimos.

Se trata de esos señalamientos donde el término amigo se desvirtúa y quieren darle una connotación de afinidad que es más partidista que amistoso, yo creo que esa es la situación, como le ocurre con el anterior presidente, Tomás Figueroa, con quien trabajó desde que era coordinador regional de organización electoral y lo relevó en la dirección desde 1995.

«Tomás tiene una carrerota» electoral, reconoce por lo que no le disgustaría que fuera el próximo fiscal, aunque no aparezca en la terna propuesta por el Poder Ejecutivo, pero quienes aspiran reúnen perfectamente el perfil, dice, los tres son hechura del Instituto, que se ha convertido en un verdadero semillero.

Parece ser que llegó como presidente del OPLE (Organismo Público Local Electoral) gracias a esas jugadas de último momento, cuando se perfilaba la primera mujer para encabezar el organismo. «Vemos el desarrollo de la sesión y así parece, una la carambola».

No sabe qué ocurrió, dentro de todo el proceso hay una parte donde intervienen los partidos para observaciones, quizás alguna de ellas surtió efectos y generó el enroque. Yo lo vi como todos los demás».

¿Padrino? Sólo que sea el de bodas, contesta de botepronto.

En los partidos políticos no hay pertenencia, quienes aquí estamos no tuvimos alguna vez militancia. De repente se nos vincula por alguna relación amistosa con algunos actores, por la coincidencia en la vida escolar pero yo creo que ninguno tenemos un lazo más allá que eso.

Agrega: no existe un impedimento pero no los tengo.

Niega haber platicado con Beatriz Rangel, quien se perfilaba como presidente hasta que le llegó la llamada de Palacio de Gobierno para decirle que lo apoyarían, dicen los cercanos.

«Todos nos manejamos con moderación hasta que no se decidiera y creo que fue lo más inteligente. Ella fue muy inteligente, nos vimos hasta después del resultado».

%d bloggers like this: