Portal informativo de análisis político y social

Informe del rector de la UdeG: Cátedra de política bipolar

Informe del rector de la UdeG: Cátedra de política bipolar

Mar 27, 2011

El tercer informe de actividades de la Universidad de Guadalajara fue un resumen de buenas acciones y el reencuentro de dos acérrimos enemigos que protagonizaron nueve meses de confrontaciones por la disputa de recursos económicos para la Casa de Estudios. El Gobierno del estado dobló las manos y de ser el máximo crítico por la falta de transparencia en los gastos de la burguesía dorada, se convirtió en el paladín que lucha por conseguir más dinero para la universidad pública del Estado.

 

Las especulaciones sobre la asistencia del gobernador, Emilio González, al Paraninfo de la Universidad de Guadalajara para presenciar el resumen de logros del año 2010 del rector general, Marco Antonio Cortés Guardado, concluyeron al verlos entrar juntos al presídium y no ser objeto de rechiflas y arengas como las que se vivieron en las 50 marchas tanto en Palacio de Gobierno, la Secretaría de Finanzas y mayormente en Casa Jalisco.

 

Discurso con el que inició Cortés Guardado sin pudor alguno frente a más de uno de los participantes en entregar los cheques de escuetos recursos a los representantes universitarios, entre ellos el secretario General de Gobierno, Fernando Guzmán, cuando exigían pagos por 701 millones de pesos.

 

“Permítaseme hacer una valoración del hecho capital que marcó el 2010 y que fue el proceso de negociación que tuvimos con el Gobierno del Estado en torno al financiamiento de nuestra Alma Máter. La participación de los estudiantes, profesores, empleados y directivos fue muy significativa y sin precedentes…”. “Es necesario recordar que el Gobierno de Jalisco será más eficaz y más democrático si la comunidad científica universitaria ejerce a plenitud su función crítica estudiando sin cortapisas los problemas cruciales de la entidad y pronunciándose sobre los dilemas de la política pública”.

 

“El capital social de cooperación y consenso ha hecho posible que el año del que aquí se informa haya sido pleno en realizaciones a pesar de las dificultades encontradas. En el año 2010, alcanzamos una serie de logros que se refuerzan entre sí y propician un círculo virtuoso en los aspectos esenciales del quehacer institucional”, fue parte del discurso del rector general.


RECLAMOS OLVIDADOS

Los reclamos que se presentaron en el 2010 de parte del Ejecutivo en contra de quienes pugnaban por la poca transparencia en sus gastos quedaron en el olvido, las duras críticas a los directivos de la universidad, a los que calificó como “burguesía dorada” y de “lucrar” a costa de la Casa de Estudios se perdieron pese a que se consignaron meses atrás.

 

En opinión del gobernador, Emilio González Márquez, los directivos de la institución se han enriquecido con el presupuesto de casi siete mil 500 millones de pesos asignado para el año pasado.

 

“Para mí la UdeG no es Marco Antonio, no es Raúl Padilla, para mí la UdeG son los cientos de miles de jóvenes que están estudiando y los que no han podido entrar a nuestra universidad. A mí lo que me duele es que existan algunos poquitos que se han adueñado de la UdeG, que han lucrado con la universidad, que han generado una nueva clase: ‘la burguesía dorada’ dentro de la UdeG, porque tenemos dirigentes muy ricos y ex dirigentes muy ricos y una UdeG muy pobre, eso es lo que a mí me duele”, dijo en el mes de septiembre.

 

“Nos piden dinero para el Telmex, pero las ganancias del Telmex yo no sé dónde queden. Yo le pido a la comunidad universitaria auténtica que me ayuden en esta oportunidad que tenemos en Jalisco, de desenmascarar a los que son verdaderos universitarios que quieren la educación popular y lo que los utilizan para ganar más dinero; ¿dónde está el dinero del Telmex, en dónde está el dinero de la FIL?, ¿dónde está el dinero del Festival Internacional de Cine?”, agregó.

 

“La Biblioteca Pública es algo de lo que todos nos vamos a sentir orgullosos, yo estoy buscando dinero para la biblioteca, pero la biblioteca es un pretexto: el verdadero negocio está en el Telmex, que hasta ahorita ha tenido cinco eventos culturales, los demás son negocio; el centro [conjunto] de artes escénicas, ese está bien, es un teatro que hay que apoyar; esos dos, pero además hay un centro comercial en el proyecto, hay un Wal-Mart y yo lo vi, yo vi el proyecto y tengo copia. En el proyecto hay edificios de oficinas para corporativos que se van a rentar y vender, en el proyecto hay zonas para departamentos tipo Nueva York, para vivir en un distrito cultural. Me pregunto si el hacer esos negocios es el objetivo de la universidad”, subrayó.

 

A esas declaraciones del mandatario estatal se sumaron las de calificar de “barril sin fondo”, “eso es lo que me desespera, que por más dinero que le metemos estos directivos son un barril sin fondo”.


PARAUNIVERSITARIAS

En el mismo mes de septiembre, otra voz cuestionaba duramente a la Casa de Estudios era el diputado, Héctor Álvarez, quien en el pleno del Congreso presentaba una iniciativa para que se auditaran a las empresas parauniversitarias debido a que han tenido amplias ganancias en los recientes 10 años que no se vieron reflejadas en las finanzas de la Casa de Estudios.

 

“Estamos comprobando que las 21 empresas de la Universidad no cumplen con el compromiso de la transparencia, no rinden cuentas y no son una opción para la economía del estado. En nueve años han perdido casi 40 millones de pesos pero han ganado 331”. En sus declaraciones el diputado panista destacó que en el 2009, año electoral, reportaron disminución de utilidades, como el Auditorio Telmex, empresa que reportó pérdidas por seis millones de pesos en contraste con los 23 mil 700 pesos reportados en el 2008 y los 50 mil 830 del 2007.

 

Al hacer un comparativo sobre el uso de los 331 millones de pesos obtenidos por las empresas de la UdeG habrían servido para construir 16 preparatorias y el ingreso de 30 mil alumnos más.

El personal que labora para dichas empresas tiene un costo mensual para la UdeG de 8.2 millones de pesos, lo que al año significa 98.5 millones de pesos, según un listado de la plantilla de personal de las 18 empresas que conforman el corporativo, siendo la de mayor número de personal el Programa Universitario de Lenguas Extranjeras (Proulex), con un total de 353 trabajadores y una nómina mensual de 1.2 millones de pesos.

La empresa cuya nómina es más alta, según los documentos que presentó Álvarez Contreras es la Promotora Leones Negros, que maneja al equipo de futbol, que cuesta al mes 2.1 millones de pesos.

Pero aún con las ganancias que generan las empresas, indicó Álvarez Contreras, éstas están por debajo de la inflación, por lo que pudiera ser que no se estén reportando realmente las utilidades.

Entre los casos más delicados que presentó, está el de la agencia de viajes, que durante los nueve años en que ha operado ha registrado pérdidas por 1.2 mdp y tan sólo en 2009 presentó números rojos por 303 mil pesos.

La empresa IMPRO Promotora de Espectáculos y que aparentemente opera el Teatro Diana y el Auditorio Telmex, registra pérdidas por cerca de 3.8 millones de pesos durante 2009.

Las otras empresas que aportan a los pasivos por 39.6 mdp son Uniclub, Centro de Estudios de Opinión, Posta Zootécnica Rancho La Cofradía, Casa productora de cine, televisión, distribución y entretenimiento, Inmobiliaria Universitaria, Publicidad y diseño, y Empresa desarrolladora de software empresarial y de negocios.


¿GANANCIAS O PÉRDIDAS?

En la explicación del tercer informe se dio cuenta que el Auditorio Telmex tuvo 295 funciones que convocaron a un millón de asistentes, entre septiembre de 2007 y marzo de este año, que dejaron una derrama económica estimada en más de dos mil 208 millones de pesos, sin determinar si los eventos eran de corte cultural y cantidad de ingresos por cada uno.

 

Sobre la Feria Internacional del Libro sólo consignaron que tuvieron un ingreso récord de 609 mil 251 asistentes, sin mencionar las ganancias y la inversión, lo mismo pasó con el Festival Internacional de Cine y Papirolas.

 

Otro crítico, Mayo Ramírez Gutiérrez, actual regidor en Tonalá por el Partido del Trabajo y ex presidente de la Federación de Estudiantes de Guadalajara y del ala disidente universitaria se pronunció por transparentar los gastos de las empresas parauniversitarias. “Tenemos un auditorio que es para un particular, porque no rinde cuenta de cuánto se gasta allí, ni en todas las empresas parauniversitarias; me consta, lo sé, los martes se renta el Teatro Diana por la mañana, con un costo de 100 mil pesos en un evento de dos horas y si eso no es negocio que es, los fines de semana lo rentarán mucho más caro”.

COBERTURA

En el documento presentado a los asistentes y a los medios de comunicación en el apartado de la cobertura que fue parte de los promocionales que presumió la universidad aseguraron que se admitieron en el nivel medio superior a cerca del 80 por ciento de los aspirantes.

 

“No es posible que en la universidad existan aulas con pizarrones deteriorados, baños en pésimas condiciones y que los salarios de los trabajadores sigan por los suelos, en ese sentido no hay mucho qué presumir y el rector da unas cifras que el aumentó la matrícula a 26 mil 540 nuevos espacios, pues ojalá nos explicara en dónde porque eso en tres años es completamente falso. Al igual que la universidad reciba más del 80 por ciento de sus aspirantes como lo señaló en su informe y lo vemos cada vez que hay trámites y salen las listas de admitidos, nunca han ingresado ese porcentaje, son medias verdades”, refirió Ramírez Gutiérrez.

 

“Sobre el Centro Universitario para Tonalá que lo toma como un triunfo, pues todavía está por verse que se construya ya que al parecer tiene problemas el terreno con los ejidatarios y hay un Amparo de por medio, por lo que en algunos años la universidad no podrá disponer de ellos por la situación como está y no cumplirá la promesa de tener para el próximo año a dos mil estudiantes. Son verdades a medias, cifras equivocadas, erróneas, que nos diga cuantas preparatorias ha abierto”.

 

En la UdeG no se habla del discreto lugar que ocupa en la tabla mundial de universidades elaborada por el Laboratorio de Cibermetría del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España, en ese ranking la UNAM ocupa el lugar 70 y es la más alta de Latinoamérica; mientras la UdeG está en el puesto 653, arriba de la Autónoma Metropolitana.


ACADÉMICOS

“También se ha hablado con cifras de muchos funcionarios universitarios que se han enriquecido con negocios millonarios a costa de la misma universidad. Lo que sí queremos saber los jaliscienses es por qué gastan tanto dinero en los salarios de los rectores, por qué Cortés Guardado trae un aparato de seguridad, donde trae de menos a nueve personas que lo custodian y lo pude ver en el informe del alcalde de Tonalá, Antonio Mateos, a qué le temen y por qué gastar el dinero que es para educación y no para seguridad”, sostuvo el regidor tonalteca.

 

De acuerdo a versiones periodísticas la “burguesía dorada” incrementó sus bienes inmuebles una vez que escalaron posiciones para llegar a las más altas esferas y no sólo por los altos salarios que perciben, sino por los negocios que a costa de la propia universidad se han concretado, personas que además de cobrar en la nómina son socios de empresas que durante varios años le vienen proporcionando servicios.

Los salarios ni de los académicos ni de los trabajadores fueron un tema que mereciera un apartado en el resumen.

MÁS ENFRENTAMIENTOS

Los temas polémicos entre la UdeG con autoridades estatales y municipales persistieron tras el informe, el rechazo del donativo de los terrenos adjuntos al Estadio Jalisco, en concreto el estacionamiento donde se pretendía desarrollar un amplio complejo comercial, proyecto que se había rechazado desde la administración de Emilio González como presidente municipal de Guadalajara, fue negado por la actual de extracción priísta.

 

“La universidad se tiene que concretar en lo que son el crecimiento de matrícula, que es lo que está haciendo. En el mejoramiento académico y en la divulgación de la cultura, que son las cosas que le tocan, y no en cuestiones inmobiliarias”, dijo González Márquez.

 

De la misma forma se abrió otro frente con el Ayuntamiento de Tlajomulco, encabezado por Enrique Alfaro tras el rechazo a la construcción de un centro universitario luego que se ofrecieron los terrenos que cumplían con las condiciones que impuso la Casa de Estudios. Alfaro señaló que la UdeG no aprueba los terrenos porque no podría hacer negocios en el lugar y por la oposición del líder político, Raúl Padilla. Ahora a unos días, los dos personajes principales de la lucha por la transparencia y rendición de cuentas llegaron juntos al Congreso a pedir una extensión de un posible préstamo por cinco mil millones de pesos para el Gobierno estatal de los cuales 812 millones de pesos serían para la Universidad de Guadalajara.