Portal informativo de análisis político y social

JUAN MANUEL ESTRADA, PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN FIND, PREMIO “TENAMAXTLI”

JUAN MANUEL ESTRADA, PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN FIND, PREMIO “TENAMAXTLI”

Dic 14, 2013

Por José María Pulido —-

En su momento, Juan Manuel Estrada no fue tomado en cuenta para la elaboración de los protocolos para la Alerta Amber en Jalisco, pero no esperó mucho para que su capacidad fuera reconocida.

Su trabajo, consolidado, estaba demostrado con 20 años de experiencia en la recuperación de niños desaparecidos a través de la Fundación FIND, que él mismo creó en 1999.

A principios de mes fue informado de que recibiría el Premio “Francisco Tenamaxtli”, de manos del presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Felipe de Jesús Álvarez Cibrián, según acuerdo del Consejo Ciudadano que integra ese organismo.

La notificación la posteó en su página de Facebook, que ha resultado una herramienta importante junto con otras redes sociales, para alcanzar sus objetivos.

Dijo no esperarlo, como tampoco esperaba que el mismo día de la semana pasada, el Presidente Enrique Peña Nieto le otorgara a FIND una mención honorífica del Premio Nacional de Derechos Humanos por su trabajo a favor de las garantías individuales de niñas y niños.

Juan Manuel Estrada, tuvo que decidir por uno de los dos, se quedó en Los Pinos, y al acto local pidió a sus hijos Ana Paula y Ricardo que recogieran el premio, situación que no fue tomada a mal debido a que no todos los días se reconoce la labor de algún jalisciense a nivel nacional. Pocos son en realidad quienes han visitado la residencia oficial con ese motivo.

En su muro de Twitter se puede leer la labor que realiza cotidianamente, así como el reconocimiento que le hiciera el gobernador del Estado, Jorge Aristóteles Sandoval, porque “las historias personales de quienes hoy reciben el reconocimiento ‘Francisco Tenamaxtli’, de la CNDH, destacan por su humanismo y compromiso”.

Nació el 13 de mayo de 1956, hijo de Guillermo Estrada Cisneros e Irene Estrada Mendoza. Es ingeniero civil por la Universidad de Guadalajara, con actividades en el ramo de la construcción que dejó en segundo término para crear la asociación civil Fundación FIND el 21 de julio de 1999, dedicada a la defensa de los derechos humanos de las clases sociales más desprotegidas.

Fue vicepresidente de Conciencia Cívica, ex consejero del Cesjal, ex consejero de la Cruz Roja Mexicana en Guadalajara, ex consejero ciudadano y representante de dos partidos ante el pleno del Consejo General del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Jalisco.

Pero si bien cuenta con la profesión de ingeniero, las actividades lo han llevado a manejar el lenguaje de los abogados y no deja que pasen sobre sus derechos ni sobre los de las personas que defiende.

En alguna ocasión, se le criticó porque luego de una Alerta Amber sus redes sociales comenzaron a postear detalles de la posible localización de los menores, con varios detalles que dejaron mal paradas a las autoridades. Pidió derecho de réplica, pero no fue necesario, hoy los hechos le dieron la razón.

El tono de sus ruedas de prensa también se cargan de términos legales, como en una ocasión en que presentó un video que mostraba a funcionarias del Consejo Estatal de la Familia (CEF) induciendo a dos niñas a aceptar ser adoptadas por una pareja de italianos, pese a que un matrimonio mexicano, que además era tutor de las menores, inició antes los trámites de adopción.

“La manipulación dolosa del CEF hacia los menores a su cargo no es un hecho aislado; tampoco lo es la alteración de dictámenes médicos solicitados por la Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco al personal del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, con el único fin de ser comparsas en las tropelías y la fabricación de delitos que comete (la titular del CEF) Claudia Corona Marseille”, decía Juan Manuel Estrada.

A raíz de esa rueda de prensa, la diputada priísta Mariana Fernández pidió la destitución de Corona Marseille, en nombre de la bancada del Partido Revolucionario Institucional en el Congreso local.

Su labor ha resultado incómoda para muchos funcionarios y “escozor de otros tantos que, señalados por él, buscaron desprestigiarlo”, le publicó el diario Milenio con motivo del premio que recibió el pasado jueves.

Dijo también que ha sido “implacable cuando ha alzado la voz para denunciar desde redes de pornografía infantil hasta las mafias dedicadas al tráfico de menores; que se jacta de haberlas puesto al descubierto y acusa su operación en Jalisco, con la complicidad o el silencio de servidores públicos, incluidos gobernadores”.

Juan Manuel Estrada asegura que “no quería ser ingeniero. Mi vocación siempre fue el Derecho. Siempre fue la justicia. Siempre fue eso; pero era el mayor de cinco hermanos y mi padre que era ingeniero caminero quiso que siguiera sus pasos. Estudié Ingeniería Civil porque no tuve opción… Ejercí mi carrera alguna vez y tuve dos incursiones como empleado gubernamental. Se acabó.

“Me dediqué a mi negocio de materiales de construcción (Construrama Mosaicos Tecalitlán) vivo de eso y de las rentas de un patrimonio inmobiliario de mi esposa y del que hemos hecho en casi 27 años de matrimonio. Ahora mi hijo mayor es abogado. Qué bueno, mejor que él lo sea”, le dijo a Maricarmen Rello.

Su Fundación en una situación coyuntural, “los hermanos Aceves de leche La Pureza me invitaron a asesorarlos en el aspecto de Relaciones Públicas. Se nos ocurrió poner la fotografía de los menores desaparecidos en el envase de la leche e invitamos a una organización de la Ciudad de México para eso, pero como no se concretó, creamos la Fundación Nacional de Niños Robados y Desaparecidos (Find) hace 16 años. Al primer mes tuvimos el primer caso de una niña robada de El Zalate (Tonalá), de Sinahí Guadalupe Leaños Gutiérrez, y no sabíamos qué hacer. La empresa lechera prefirió hacerse a un lado porque era un compromiso muy fuerte. Me dejaron de presidente para hacerme cargo de todo. Agarré la causa y ahí empezamos. Fue una cuestión eminentemente coyuntural, estaba en mi destino”.

Gracias a su trabajo, se puso al descubierto la primera banda de pornografía y prostitución infantil en América Latina, “el caso más documentado de trata, una verdadera red” que publicó en el mismo periódico el periodista Lorenzo Saldaña.

Su primera “recomendación data del tiempo de Hidalgo Riestra (el primer Ombudsman de Jalisco) de un niño de Santa Paula que la señora Zerón, directora del Instituto Cabañas, entregó a un francés. Hicimos todo lo posible para recuperarlo a su familia. El maestro Hidalgo nos dijo ‘sólo les faltó ir por el niño a Francia’, porque documentamos todo. Y emitió una recomendación tipo testamento”.

Esa fue la primera recomendación y desde entonces su lucha suma más de 20 años, tarea que no deja, al principio no en una causa formal… después seguimos con el caso de Jaime Jonathan, que es el caso más emblemático, porque ahí empezamos la lucha contra el Consejo Estatal de Familia del DIF Jalisco (CEF). Tuvimos en un noticiario de televisión una confrontación con María Luisa de Obeso, secretaria ejecutiva del CEF, y ella se comprometió a entregar al menor. Si lo hubiera hecho, creo que no hubiéramos puesto al descubierto toda la serie de conflictos y todas las tropelías que se cometieron en contra de los menores en albergues.