Portal informativo de análisis político y social

Luis Moisés Romero Bravo, el dos veces mundialista, fundador del Posada Guadalajara

Luis Moisés Romero Bravo, el dos veces mundialista, fundador del Posada Guadalajara

May 17, 2014

Por Mario Ávila —-

Pocos inmuebles en el mundo pueden presumir de haber sido sedes oficiales de dos campeonatos del mundo de fútbol, y en esa pequeña lista en la que se encuentran en México el Estadio Azteca y el Estadio Jalisco, se distingue el nombre del Hotel Posada Guadalajara.

Luis Moisés Romero Bravo (QEPD) es el empresario que previo a la primera Copa del Mundo en la que Guadalajara fue anfitrión, tuvo la osadía de crear una empresa que se avocara a la prestación del servicio de hospedaje y que cumpliera con la doble función, es decir una empresa que aportara en lo social y que como negocio también brindara buenos resultados.

Fue así como se erigió esta majestuosa edificación estilo colonial de siete niveles y levantada en el corazón de la colonia Chapalita, considerada en aquel entonces como la zona residencial más atractiva de Guadalajara, la cual fue inaugurada y puesta en operación un 12 de marzo de 1970 con la intención de servir de sede oficial durante la Copa del Mundo de México ’70, situación se repitió en el Mundial de México ’86.

Sin embargo además de los nombres de los más grandes futbolistas del mundo, brasileños principalmente, han disfrutados de sus instalaciones artistas, políticos, personajes de relevancia mundial y particularmente hombres y mujeres que acuden a Guadalajara para combinar los viajes de negocios con el turismo y la recreación.

El Hotel Posada Guadalajara ubicado dentro de la categoría cuatro estrellas, pero sólo para el concepto de los precios ya que ofrece con servicios y atención de primer nivel, se ha distinguido por una renovación constante y permanente, ya que si bien se destaca de otros hoteles en Guadalajara por contar con un diseño arquitectónico en el que se mezclan toques coloniales con elementos modernos, además pone al servicio de sus clientes ocho salones de eventos, instalaciones con una gran alberca-fuente, gimnasio, restaurante, centro de negocios e Internet de alta fidelidad para huéspedes corporativos.

Asimismo cuenta con espacios en seis salones para la celebración de reuniones y eventos privados y ni qué decir de un total de 174 cómodas habitaciones equipadas con todos los servicios necesarios para una estancia de lo más relajada.

La amplia visión de negocios de Luis Moisés Romero Bravo (QEPD), se mostró en el sitio elegido para situar su Posada y la ubicación sobre la avenida López Mateos Sur resultó inmejorable, el inmueble con el paso de los años está rodeado de importantes centros comerciales como Plaza del Sol, la Gran Plaza, Plaza Galerías y Plaza Antares, además de que se encuentra a sólo cinco minutos de la Expo Guadalajara y a 15 minutos del Centro Histórico de Guadalajara.

A sus 44 años de edad, el Hotel Posada Guadalajara, aunque ya fallecido su dueño y fundador, ha sabido enfrentar con éxito la competencia de cadenas internacionales que lo mismo llegan y se van, porque no han sabido adaptarse como lo ha hecho este hotel de inversión netamente jalisciense, con la innovación de servicios, la calidad en la atención y ofertando siempre precios atractivos, aunque se tenga que sacrificar en un momento dado la utilidad.

De este suceso, los 44 años del Hotel Posada Guadalajara, habló con mucha satisfacción y orgullo el gerente general, Carlos Romero García, quien prácticamente toda su vida laboral la ha entregado a esta empresa, que hoy se ha convertido en un auténtico centro de negocios en Guadalajara.

Tan es así, que el Posada Guadalajara se ha convertido en la mejor opción por los servicios ejecutivos que ofertan entre la hotelería de Guadalajara. Entre ellos de manera gratuita se pone a disposición de los usuarios un centro de negocios totalmente equipado, Wi-Fi sin costo en el lobby y habitaciones así como salas de juntas para organizar reuniones y presentaciones con todas las comodidades que el mejor hotel en Guadalajara puede ofrecerle, además de servicio de máquina fotocopiadora, equipo audiovisual (TV, cañón, etcétera), renta de computadoras, salas de juntas, salón para eventos, acceso a Internet en el lobby y habitaciones, acceso a computadora gratuito en el lobby, servicio de café en el lobby, teléfono/ fax, caja de seguridad, casa de cambio/ cambio de moneda, servicio de renta de autos, amplio estacionamiento sin costo, servicio de llamada de despertador, servicio de lavandería/planchado/ tintorería y servicio a la habitación.

El gerente del inmueble propiedad del Grupo Hotelero Mexicano, S.A. de C.V. expuso: “A mí me entusiasma mucho, trabajar en una empresa tan noble, en donde las oportunidades de crecimiento se dan para todos los trabajadores y se piensa en su seguridad y la de su familia, pero a la vez en donde se atiende al cliente a precio de hotel de cuatro estrellas, pero con servicios y calidad como si se tratara de cinco estrellas o de gran turismo.

Sobre la situación de la hotelería en Guadalajara, Carlos Romero García admite que han tenido que agudizar su labor en el renglón de la mercadotecnia, para mantenerse vigente por casi medio siglo, sobre todo cuando Guadalajara ha dejado de ser lo atractiva que era en años anteriores para el turista nacional y el internacional.

Una remembranza importante para todos los empleados del hotel, a propósito del retorno de los Leones Negros de la UDG, es el hecho de que justamente 20 años atrás cuando el equipo universitario jugaba en el máximo circuito del fútbol mexicano, el Posada Guadalajara siempre fue su casa, ahí fue siempre su sede, ese fue su albergue en las concentraciones, es más esa fue una extensión de su hogar para entrenador y jugadores de la talla de Nogueira, el “Nene” López Zapián, Fernando Quirarte y el “Vikingo” Dávalos, entre muchos otros. También seguramente desde dónde se encuentre el fundador del hotel, Luis Moisés Romero Bravo, seguramente presume también la anfitrionía de eventos importantes como aquella competencia deportiva de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1995 en particular en la disciplina de natación.

Por su parte el gerente Carlos Romero García recuerda que hace más de tres décadas, el turismo que llegaba era principalmente de Estados Unidos y hoy se atiende casi de manera exclusiva al turismo nacional que viene cuando mucho uno o dos días y no encuentra atractivos para quedarse más tiempo.

Pero al mismo tiempo lamenta que Guadalajara no haya crecido como muchas otras ciudades del país y hayan descuidado la necesidad de brindarle atractivos permanentes al turismo, de tal manera que la capital jalisciense ha quedado solo para la visita de turismo de negocios.

Y justificó su comentario recordando que a diferencia de Guanajuato, Zacatecas, León y Aguascalientes, entre otras, son ciudades que han encontrado en sus fiestas y sus ferias un motivo importante para atraer gran cantidad de turistas de todo el país y del extranjero.

“En cambio aquí las Fiestas de Octubre desde hace muchos años no le interesan a nadie, será una fiesta local, pero no trae turismo, aquí siempre es el mismo espectáculo, no hay cambios significativos, son poco atractivas y sólo es vendimia y comedera, sin algo realmente que le pueda interesar al turista nacional o al extranjero”, dijo el gerente del Hotel Posada Guadalajara, quien confía en que para este 2014 las fiestas no sólo cambien de sede, sino que cambien desde su concepción, desde su esencia, desde su raíz, para darle algo realmente interesante al visitante.

Finalmente sobre lo que a su juicio debería hacerse en Guadalajara para regresar al vocacionamiento turístico de la ciudad que durante muchos años la caracterizó, además de transformar radicalmente las Fiestas de Octubre, sería reactivar las actividades deportivas. “Nosotros nacimos para un evento deportivo en el Mundial de 1970, refrendamos nuestra hospitalidad en el Mundial de 1986, servimos con eficiencia en los Juegos Panamericanos del 2011 y estamos ansiosos porque llegue el 2017 cuando se celebrará en Guadalajara el Mundial de Natación y Clavados. Lo ideal sería que las autoridades se aboquen a traer todo este tipo de eventos nacionales e internacionales”, concluyó diciendo el gerente General del Hotel Posada Guadalajara, Carlos Romero García.

—-

CONCEPTOS:

GRAN VISIÓN

Desde el momento que se determinó que México sería sede del Mundial de México 70 con gran visión empresarial Luis Moisés Romero Bravo se abocó a la tarea de construir el Hotel Posada Guadalajara. Tres lustros después renovaron el inmueble para repetir como sede oficial en el Mundial de 1986.

EMPLEO

El Grupo Hotelero Mexicano, S.A. de C.V., empresa propietaria del Hotel Posada Guadalajara apoya con determinación en su carrera laboral a los más de 70 empleados que con su eficiencia han posibilitado que la empresa perdure pese a la ruda competencia. 

TRANSFORMACIONES

Radicales ha sufrido Guadalajara con el paso de los años, ya que mientras tres décadas atrás el fuerte de sus visitantes eran turistas internacionales, hoy la afluencia se centra preferentemente en el turismo de negocios, quienes combinan la visita con la recreación.