Portal informativo de análisis político y social

MARCO MARTÍNEZ SORIANO

MARCO MARTÍNEZ SORIANO

Jul 26, 2015

«López Dóriga me la pela (…) Loret de Mola es un pendejo…en serio, no lo ve nadie, nadie ve a ese puto».

Ja ja ja ja… ¿Ya estamos al aire?

¡Avísenme!, andaba yo diciendo maldiciones!

  • ¿Qué se vio al aire? ¿Qué se vio al aire?
  • Ninguna maldición…tres maldiciones…

Así se mostró el conductor de televisión de Coahuila, Marco Martínez Soriano, quien de la noche a la mañana se convirtió en un personaje tan célebre que primero se sorprendió, luego se asustó, para terminar espantado, cuando sus comentarios que creía estaban fuera del aire, los escuchaban decenas de miles o cientos de miles de televidentes.

El conductor de televisión no hallaba cómo esconder la cabeza, algo así como ¡trágame tierra!, que a más de uno nos ha tocado vivir en algún momento de nuestra vida, como si hubiéramos hecho lo peor.

Al día siguiente, convertido en todo un personaje de las redes sociales, ídolo para aquellos que le profesan odio jarocho a Televisa, el conductor de televisión puso la cara desde la pantalla chica para tratar de explicar lo que dijo y que no quería decir, pero que lo dijo, ofreciendo una disculpa: «El pasado viernes 10 de julio durante una transmisión de este programa cometí al aire una grave indiscreción, cuando bromeaba con un grupo de invitados que tenía aquí en el estudio (…) De manera involuntaria un fragmento de esta conversación que tuve con ellos fue emitido al público, situación que de inmediato me apenó mucho, porque sobre todo se perdió el contexto de lo que yo decía antes, y porque fue precisamente una broma».

Y sigue el conductor apenado: «ese mismo día de inmediato cuando regresé al aire y tan pronto tuve una oportunidad ofrecía una primera disculpa al público y a quienes se sintieron ofendidos. Al final del programa repetí una vez más mi disculpa al público y a quienes se sintieran ofendidos. Al público porque no merece el lenguaje que utilicé, según yo fuera del aire. El día de ayer, cinco días después del mencionado hecho, un fragmento de este programa del viernes se viralizó en redes sociales. Por supuesto con consecuencias totalmente fuera de mi control ya que Internet es un territorio libre y hay que alabarlo y hay que apoyarlo. Y estoy totalmente de acuerdo con la libertad de expresión y el Internet».

Y sobre lo dicho (en broma, aclara) sobre López Dóriga (me la pela y es un ignorante) externó: «Sin embargo estas consecuencias totalmente fuera de mi control sirvieron para satanizar a dos reconocidos periodistas, a ellos les sostengo nuevamente que lo lamento, fue mi error».

«Y lo lamento por dos cosas que siempre he dicho: primero he señalado que el periodismo es un oficio de muy alto riesgo, cualquier agresión a un periodista, haya sido en redes sociales, por mi comentario mal hecho o por cualquier razón, cualquier agresión a cualquier periodista debe de alertarnos (…) Nunca fue mi intención dañar a nadie ni a nuestro oficio y por supuesto, ni a mi empresa. Apenado por los hechos que mi dicho generó y que me demuestra que evidentemente nadie tiene control de las redes sociales (…) Por tercera ocasión ofrezco nuevamente una disculpa al público y a quien se haya ofendido por lo que dije».

Hasta aquí con Marco Martínez Soriano.

¿Y cómo reaccionaron los susodichos aludidos por el periodista de la televisión de Coahuila?

Lo tomaron a guasa…

Presentan la imagen del personaje norteño de las redes sociales cuando se muestra sorprendido, diciendo «¿Y estamos al aire?», avísenme…avísenme. Y ambos (López Dóriga y Loret) sueltan la carcajada».

Loret de Mola presenta una toma con Marco Martínez Soriano, expresando éste que «están entrando al programa más importante de la televisión de Coahuila».

«No, pues me va a multar Gobernación…Tan bien que hablo yo del chino Chong…Chino Chong, te quiero (…) Vas a ser Presidente de este país».

EL PODER DE LA RED DE REDES

Esto es internet. La red de redes. Marco Martínez Soriano era un total desconocido hasta el pasado 10 de julio. Una expresión que creía quedaba en un pequeño círculo alcanzó a millones de personas, convirtiéndose en un tema de chunga, chiste, comentario, hilaridad.

Y esto es lo que son las redes sociales. Es lo que ha venido a cambiar a la sociedad de hoy. Con una gran herramienta de intercomunicación y con una velocidad asombrosa, como sucedió con este locutor desconocido para la mayor parte de los cerca de 120 millones de mexicanos, pero que cuando menos pensó y sin buscarlo, tuvo sus tres minutos de celebridad.

Lo que aconteció con este locutor, muestra lo que es la aldea global con el desarrollo de la tecnología, de un mundo sin fronteras.

La experiencia que ha vivido Marco Martínez Soriano seguramente le cambió la vida, pero este tipo de sucesos de micrófono abierto, no es la primera ocasión que sucede, hay tantos osos o comentarios «políticamente incorrectos» que hacemos los periodistas o comunicadores en esa circunstancia, la diferencia es que con la red de redes es factible que todo se conozca.

El escritor inglés George Orwell (Eric Arthur Blair, su verdadero nombre) en su concepto de «El Gran Hermano», ya visualizaba lo que vivimos hoy, cuando llegamos a una sociedad vigilada, en la que nada escapa a los ojos del que todo lo quiere controlar.

EL IMPACTO EN LA SOCIEDAD

El impacto que genera la red de redes en la era de la aldea global representa el gran cambio que se hace realidad con las nuevas generaciones, con el quiebre de los sistemas de control que ejercía el poder. Hoy son nuevas formas de comunicación, con códigos distintos a los tradicionales, cuyas consecuencias, no los alcanzamos a visualizar sobre lo que viene en los próximos años.

Hoy vivimos una nueva realidad que marcan las redes sociales con una mayor intercomunicación y que impacta a los grupos tradicionales como se ha desarrollado esta sociedad, cuando las instituciones tradicionales se ven sacudidas y hasta rebasadas, cuyos efectos desconocemos.

Lo vivido por el locutor de Coahuila es una anécdota más de la fuerza de las redes, expresión de las nuevas formas de comunicación e intercomunicación. Hoy sucedió con personajes del Grupo de Televisión más poderoso de América Latina, pero lo que hemos visto en estos años sobre la irrupción de las redes sociales, no es nada a lo que se vivirá en el futuro.

Y ojalá que esta tecnología pueda ser utilizada para hacer el bien, para proteger a la sociedad y sea menos vulnerable ante la irrupción de la criminalidad.