Portal informativo de análisis político y social

PERSONALIDADES | Claudia Rebeca Reynoso

PERSONALIDADES | Claudia Rebeca Reynoso

Jun 18, 2016

Toda su vida, personal y laboral, ha estado rodeada de hombres. Esto le ha formado el carácter, dice. Nació en Guadalajara, orgullosa tapatía, chiva de corazón. Creció en una familia que fue de matriarcado, su madre sacó adelante a cinco hermanos, todos hombres, y a ella, la única mujer del hogar.

Es la periodista Claudia Rebeca Reynoso, los amigos le dicen «Becky», quien en su profesión también se rodea del género masculino. Los televidentes la ven en las noches como co-conductora del noticiero estelar de Televisa Guadalajara, y la escuchan por las mañanas en la emisora DK 1250 AM. Participa también en el programa Periodistas En Plural, es líder de opinión en Jalisco.

«Hay muchas mujeres valiosas en otras trincheras, en radio, en periódicos, yo tengo la oportunidad de estar en cámara. Pero, estoy acostumbrada a estar entre hombres, en reuniones donde van solamente caballeros, en toda la extensión de la palabra, caballeros que siempre me han respetado, eso me ha ayudado. Yo agradezco estar en un programa de análisis con grandes personalidades, que me ayudan a dar más a mí, por ellos yo trato de aprender, de estudiar temas, de leer más, por ellos, para tratar de no verme tan desnivelada y superarme», refiere.

 

La mejor decisión de su vida

Becky creció en las inmediaciones del Canal 4 de Televisa Guadalajara. Su madre pensó que ese era el motivo que la influenció a estudiar la Carrera en Ciencias y Técnicas de la Comunicación en la Universidad del Valle de Atemajac.

«Al decirle que quería estudiar Comunicación me decía que tenía la influencia del canal, que mejor estudiara otra carrera, como Computación que estaba de moda, entonces cuando fui a inscribirme y vi que costaba lo mismo, me quedé en Comunicación».

La comunicadora recuerda una infancia feliz, con una madre que con muchos sacrificios sacó adelante a sus seis hijos, sin que les faltara nada, ni se pasara por alto alguna festividad. Eso le causa orgullo. Entre sus mejores recuerdos está el poder convivir con sus hermanos, en su escuela, salir a la calle con los amigos. Cursó la primaria, secundaria y preparatoria en el Colegio Reforma. No fue la mejor estudiante, pero no reprobaba.

Al hacer una síntesis sobre si su madre tenía razón. Si aquella niña soñaba estar en Televisa, no lo sabe. Pero lo logró. «No sé si mi mamá tenía razón de que estaría en Televisa, pero creo que no me equivoqué en la carrera que elegí, mi instinto me ayudó, no sé cómo me hubiera ido en Computación, me encanta la tecnología, pero me encanta más mi trabajo. No me arrepiento, fue la mejor decisión que tomé, creo que mi mamá hasta la fecha piensa lo mismo que yo».

 

De los deportes a la política

La destacada trayectoria de Becky comenzó con un sueño: ser cronista de futbol. Es creyente de que si se hace lo que se ama, se hace con alegría. Así lo ha hecho, desde que su maestro, Juan María Naveja, la invitó a colaborar con Consuelo Parra y Delfina Reyes en un programa infantil, para que hiciera sus prácticas.

«Entro a este programa, como entran todos los que quieren acabarse el mundo, contestando teléfonos, duré un año; después participaba con algunos cuentos para los niños, después tomaban vacaciones las titulares y tenía la oportunidad de participar más activamente».

Su primer pago fue de cien pesos, nada más para los camiones, recuerda. Al recibirlos, dejó este programa para seguir su sueño en el periodismo deportivo.

«Me incorporé a programas deportivos, volver a empezar, sin recibir nada, combinar el estudio con programas deportivos, me quedé varios años, era la conductora que entraba, salía y leía llamadas. Quería ser periodista deportiva, pero las circunstancias te llevan a que desaparecen los programas deportivos donde colaboraba, pensé que mi mundo se acababa y me ofrecen incorporarme como reportera general».

De la fatalidad de dejar la fuente deportiva a encontrar su máxima pasión laboral. Así lo precisa. Encontró lo que ha sido gran parte de su vida.

«Estuve en Radio Centro, después me voy a Promomedios Radio que arrancaba el proyecto de Triple A, que era una estación novedosa, con 24 horas en vivo; me mandó llamar Raúl Frías Lucio para el proyecto, pregunté quién sería el director, me dijo que Marcos Arana Cervantes, entonces me di por despedida porque antes había reporteado una nota de unos changos ilegales del zoológico cuando Marcos Arana era asesor de los propietarios, entonces creí tuvimos un conflicto. Al final de cuentas, fue un gran jefe Marcos Arana Cervantes, le aprendí muchísimo».

Posteriormente:

«Trabajé reporteando con un programa llamado Reporte, que atendía a la gente, estuve de 1992 a 1995, cuando me manda llamar Miguel Ángel Collado para integrarme a un noticiero vespertino que era en Canal 6. Cuando me habló Collado para que renunciara a Promomedios hablé con mis jefes, les dije de la oportunidad, me felicitaron, y se presenta una huelga en Canal 6, entonces me estaban buscando para que no renunciara pero ya lo había hecho, pero lograron que me quedara reporteando en Canal 4».

 

Su llegada a Televisa

Llegó a su casa editorial en stand by. En redacción, esperando una oportunidad, o que se solucionara lo de Canal 6, que se hizo con Miguel Ángel Collado como encargado, pero al fallecer el Director de Noticias de Canal 4

«Collado asume sus responsabilidades y me deja el paquete en Canal 6. Fue una experiencia bonita, porque con lo mínimo teníamos que sacar lo máximo, hicimos cosas interesantes, por ahí estuvimos años haciendo noticiero, y llegó un momento que Canal 4 nos pedía nuestras notas por lo bien hecho».

Al desaparecer Canal 6, se incorpora oficialmente a Canal 4 con José Antonio Fernández como co-conductora y reportera del equipo.

«Aquí sigo, él es el titular, llevo una excelente relación, somos una gran pareja laboral, estamos todas las noches en el noticiero, además en la mañana tenemos un programa radiofónico junto a José María Pulido, hemos hecho buena mancuerna, porque la manera de ser de José Antonio me ha ayudado a ser Becky Reynoso».

Subraya:

«Muchos me dicen que mi compañero tiene cara de miedo, pero bromea, cuenta chistes y es simpático. La gente me dice que por qué soy tan seria en el noticiero, pero no daré una nota de muertos riéndome, me ayuda que soy alegre y la paso bien, pero hay noticias que tienen cara amable, otras por más que quieras es imposible».

 

El compromiso con la gente

Si algo ha marcado a Becky Reynoso es el poder estar con la gente, conocer sus historias y desde su posición de periodista, por el contacto frecuente con las autoridades, ayudarlas. Eso representa una oportunidad, un compromiso y una enorme satisfacción.

«Cuando la gente me ve en la calle, me saluda, me pregunta, me pide que nunca deje de decir la verdad, es cuando ves el compromiso que tienes de manera directa o indirecta. Eso es, quizá, la meta de seguir siendo yo, de seguir diciendo lo que siento, dando una opinión que a lo mejor no le puede gustar a muchos, pero es la opinión que los años de experiencia en el periodismo te ha tocado decir, que lo haces con sinceridad, honestidad, sin pensar manipular las cosas. El reto es seguir siendo Becky Reynoso, con lo que me ha caracterizado hasta el momento».

Además del compromiso con la sociedad, también está el compromiso con el gremio periodístico, que considera ha sido severamente castigado.

«Cuando uno hace las cosas que le gustan, lo hace con alegría, muchos creen que el periodismo es igual a dinero, no es cierto. Hay compañeros que a lo mejor la gente no se da cuenta que luchamos por causas como respeto en salarios, en prestaciones, seguridad social, todo eso que luchamos por otras personas, nuestros compañeros no lo tienen. Sigue siendo un oficio, pero como diría Gabriel García Márquez, es el oficio más hermoso del mundo».

Es la historia de Claudia Rebeca Reynoso, quien afirma ha disfrutado su carrera, por estar en momentos históricos, momentos alegres, de dolor, le ha tocado la fortuna de viajar, logrando más de lo que ella misma imaginó en sus sueños, donde quería ser cronista de futbol.

«Pero en esto nunca estás satisfecho, siempre quieres más, siempre quieres dar un extra, siempre hay que estar aprendiendo, leyendo, siendo innovadora. Creo que todo lo que venga de aquí en adelante para Becky Reynoso ya es ganancia», puntualizó.