Portal informativo de análisis político y social

Personalidades: Guillermo del Toro, el tapatío más famoso del mundo

Personalidades: Guillermo del Toro, el tapatío más famoso del mundo

Mar 12, 2018

Por Raúl Cantú //

En la biografía de los grandes personajes hay detalles simples pero que mucho dicen, con subidas y bajadas y que fueron moldeando su vida. Guillermo del Toro, el jalisciense más reconocido a nivel mundial en la historia moderna de esta entidad, fue cortado de un programa radiofónico de Canal 58 de Guadalajara porque a su dueño no le gustaba el cine y porque consideraba que aquel chavo hablaba demasiado.

La periodista María Antonieta Flores Astorga tenía al joven Guillermo del Toro en su programa para que hablara de cine. Y así lo recuerda:

Decirle felicidades a alguien colmado de dicha como lo está Guillermo del Toro esta noche, es inútil, nunca lo sabrá. Pero yo quiero hacer un “mea culpa”, porque tiempo ha pasado cuando trabajé en Canal 58, haciendo un programa de siete a nueve de la mañana, de lunes a viernes, tuve como colaborador a un chavo apasionado de Stephan King, de sus novelas, de sus historias, pero sobre todo del cine, él era precisamente Guillermo del Toro”.

Una vez a la semana estaba vía telefónica con sus comentarios, esos que transmitía con emoción, con voz apresurada y entusiasta, como solo la podía hacer un enamorado del séptimo arte. A mí me encantaba. Pero eran tiempos, donde a mí me pagaban por conducir en esa radio tan popular en aquellos ayeres, y no era la dueña del tiempo de la emisión. Así que tenía que apegarme a lo que el director-dueño de la radiodifusora, decidiera”.

¿Y qué creen que pasó? Que un día don Manuel López Agredano me llamó a su oficina, y serio y parsimonioso como era, me dijo: “ese muchacho habla demasiado, dígale que muchas gracias”, gulp! ¿Cómo decirle al futuro ganador de dos Oscar de la Academia, que ya no podía seguir en el programa? Sus espléndidos comentarios no interesaron en esa emisora, donde lo más importante era el futbol!”

Yo, no he olvidado esa parte, ni nunca supe qué decir para no ofender a Guillermo. Decir que “nadie es profeta en su tierra”, no cabe aquí, pero lo que sí cabe es que del Toro, es y ha sido un auténtico contador de historias permeadas por lo irreal y lo real. Fiel a sus delirios, esos que lo hicieron hoy llegar a donde está.
¡Que penoso caso!

LOS MEXICANOS MANDONES EN HOLLYWOOD

Contra lo que se diga de los mexicanos, lo que ha dicho y diga el magnate y Presidente de Estados Unidos Donald Trump, que ha externado su fobia hacia lo que huele a azteca, al descalificarnos irracionalmente al afirmar que los mexicanos somos asesinos, violadores, narcos y otros adjetivos más, por fortuna se le ha cerrado la boca cuando gente nuestra ha sido reconocida por su talento y creatividad.

Los directores y guionistas de cine son los contadores de historias. Y lo muy bueno, a pesar de Trump, es que son los mexicanos quienes le enseñan a escribir y contar historias diferentes a Hollywood. Durante los últimos cinco años son tres talentos aztecas que se han llevado el Premio del Oscar como mejor director: Alfonso Cuarón, Alejandro González Iñarritu (dos veces) y ahora en el 2018 Guillermo del Toro.

El influyente diario El País que se edita desde España para el mundo hispano, así lo resaltó: “El teatro Dolby y el mundo entero apenas podían contener la risa cuando Warren Beatty y Faye Dunaway salieron de nuevo a presentar el Oscar a la mejor película. Esta vez no hubo duda. La forma del agua, una historia de amor con un monstruo. Una protagonista muda y una ambientación siniestra, es la película del año para la Academia de las Ciencias y las Artes Cinematográficas”.

El 2018 es el año del director, guionista, productor y novelista jalisciense Guillermo del Toro Gómez. A 53 años del Toro ha logrado el sueño de los cineastas jóvenes y adultos: recibe el Globo de Oro como mejor director por su película La Forma del Agua. Un mes después se lleva dos Oscares: como Mejor Director y Mejor Película durante la 90 edición de los premios Oscar por la misma película.

Del Toro por fin conquistó con su talento la élite de Hollywood, con la narrativa de una fábula que no se había hecho nunca, como lo bromeó desde el escenario. “Soy un inmigrante, como mis compadres y como muchos de vosotros”.

SU ADOLESCENCIA EN GUADALAJARA

Desde la adolescencia empezó a filmar en su natal Guadalajara, Memo del Toro, desde que estaba en el Instituto de Ciencias en la capital de Jalisco. Fueron diez años que estudió en diseño de maquillaje y formó su compañía Necropia, que antecedió a convertirse en productor ejecutivo de su filme a los 21 años. De la misma forma fue cofundador del Festival de Cine en Guadalajara y formó la compañía de producción Tequila Gang.

Del Toro creció en un hogar católico y estudió séptimo arte en el Centro de Investigación y Estudios Cinematográficos de la Universidad de Guadalajara.

El cineasta mexicano se distingue por imprimir una estética y ambientación espectaculares a sus películas, construyendo ambientes tétricos y agobiantes, o situaciones mágicas o fantásticas, como se subraya en su biografía. Su estilo está marcado por su gusto por la biología y por la escuela de arte simbolista, su fascinación por el mundo fantástico desde el mundo de encuentros de hadas y su proclividad por mundos oscuros. Sus obras consideran con frecuencia monstruos o seres fantásticos.

Las películas que llevaron a la Meca del Cine a del Toro son El espinazo del diablo y El laberinto del fauno. Y ahora la culminación del reconocimiento a su talento se da con La forma del agua. El Laberinto del fauno obtuvo 6 nominaciones para el Oscar, incluyendo mejor película de habla no inglesa.

La forma del agua fue proyectada en la sección de competición principal de la 74 edición del festival Internacional de Cine de Venecia y se estrenó el 31 de agosto del 2017, fue galardonada con el León de Oro a la mejor película, previo a llevarse el Oscar.

EL CINE TRES VECES LE SALVÓ LA VIDA

Antes de recibir el Oscar, del Toro fue entrevistado por El Diario Excelsior de México. – ¿Alguna vez soñaste con ganar el Oscar? – Se le preguntó-. “Lo que pasa es que el género que he escogido a veces es mal mirado. Y yo de terco desde Cronos, apostándole a que ahí hay poesía; oscura, pero poesía. Entonces los premios normalmente se cuecen aparte. Pero aquí estoy por segunda vez desde el Laberinto del fauno, o sea que hay continuidad y coherencia”.

Del Toro comentó en esta entrevista que La forma del agua representó la tercera ocasión en la que el cine le salvó la vida, y subrayó que la ganadora del León de Oro es su apuesta más arriesgada en 25 años de carrera. “Por mil motivos la forma del agua es una película que era vital hacer para mí. Llevo media década y pico (luchando por ella), pero la traía emocionalmente desde chamaco, esperando contarla como historia de amor correspondido algún día”.

El cineasta tapatío –hijo de don Federico del Toro, quien se dedicaba a vender autos en Guadalajara antes de exiliarse a San Antonio Texas después de sufrir un secuestro, y de Guadalupe Gómez, actriz-, en esta entrevista con Excelsior, aceptó que fue muy arriesgado de su parte apostar por una película que mezcla géneros como el thriller, el musical, la comedia y “el amor físico con dimensión sexual”, en la que el resultado era tan ambicioso como impredecible.

En el 2011-2012, cuando arrancamos, ya con la premisa que conoces, nadie sabía qué iba a pasar, y menos por los 19.3 millones de dólares –que eran apretados por la ambición de la cinta y luego de tono muy difícil- o sea, lo que valida (las nominaciones al Oscar) es ese riesgo, ¿sabes? Valida poderse equivocar o acertar pero siempre arriesgar, mano”, expresó del Toro.

¿Y cómo sentía la presión del Toro previo a que se diera la decisión de la academia de quién recibirían los premios al Oscar?

Así lo externó: “Mira, habiendo pasado por esto en El laberinto del fauno, te digo que no se sabe qué pasa al final. Siento sorpresa por el futuro y agradecimiento por el presente, y ya”, dijo emocionado. Y que se lleva dos premios Oscar con esta película “La forma del agua” en la que muestra que le sobra imaginación de amor y monstruos.

%d bloggers like this: