Portal informativo de análisis político y social

PERSONALIDADES: Gustavo Arballo Luján; hacia un Plan Nacional de Infraestructura Estratégica

PERSONALIDADES: Gustavo Arballo Luján; hacia un Plan Nacional de Infraestructura Estratégica

Feb 11, 2017

Por Gabriel Ibarra Bourjac

«CUANDO HABLAMOS DE CONTENIDO NACIONAL EN UNA INDUSTRIA ESTRATÉGICA COMO ES LA CONSTRUCCIÓN TENEMOS QUE ESTAR CONSCIENTES DE ALGO, CUANDO EXISTA UNA CONSTRUCCIÓN, INDEPENDIENTEMENTE DEL NÚMERO DE TRABAJADORES, ES UNA FÁBRICA. SE EJECUTA CON MANO DE OBRA MEXICANA, CON MATERIALES MEXICANOS. LA IDEA ES CONSTRUIR UNA GRAN MATRIZ DE PROYECTOS, PORQUE ALGO QUE PADECE EL PAÍS ES LA FALTA DE PLANEACIÓN INTEGRAL, REQUERIMOS GENERAR SENTIDO DE LARGO PLAZO, POR ESO TENEMOS QUE COINCIDIR EN POLÍTICAS PÚBLICAS, EL POTENCIAL DE MÉXICO Y LAS REGIONES COMO JALISCO NO SE PUEDE NEGAR».

«MÉXICO OCUPA EL LUGAR 57 ENTRE 138 PAÍSES EVALUADOS POR EL FORO ECONÓMICO MUNDIAL EN MATERIA DE INFRAESTRUCTURA, POR LO QUE ES NECESARIO CONSTRUIR UNA GRAN MATRIZ DE PROYECTOS PARA CONTAR CON UNA PLANEACIÓN INTEGRAL CON VISIÓN DE LARGO PLAZO», PRECISÓ MANUEL ARBALLO LUJÁN.

Es sonorense de nacimiento y jalisciense por adopción, Gustavo Arballo Luján, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), quien se ha distinguido por haber logrado la presidencia de este organismo empresarial al salir con el brazo en alto en una elección para dirigirlo por un año (2015-2016) y posteriormente lograr la reelección por un año más con el 71% de los votos de los agremiados que participaron.

Junto con Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de México (Concamin), Arballo Luján es de los dos jaliscienses que en el mundo empresarial tiene un liderazgo nacional.

El nacido en Magdalena de Kino realizó sus estudios de licenciatura de Contaduría Pública en la Universidad de Guadalajara, así como estudios en administración, filosofía y alta dirección de empresas.

62 AÑOS SIN ELECCIONES

Tuvieron que pasar 62 años para que la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) realizara elecciones para elegir a su presidente en el que resultó triunfador Gustavo Arballo Luján, con una larga experiencia de 37 años en el ramo de la construcción, propietario de la empresa Maquiobras, especializada en la construcción y desarrollo de infraestructura en el occidente de México.

Ya al frente del organismo empresarial ha desdoblado su plan de trabajo que diseñó y que plantea la reingeniería de la planeación estratégica de infraestructura del país, así como atender las necesidades e intereses de todos y cada uno de los empresarios de la construcción.

Ante el impacto que tiene el sector de la construcción en la economía nacional, uno de los propósitos de su proyecto inicial fue consolidar a la CMIC como un interlocutor escuchado y respetable por las autoridades de gobierno, así como de organizaciones privadas, civiles y académicas que influyen en el desarrollo integral de México.

PLANEACIÓN DE LARGO PLAZO

Desde Guadalajara el sector empresarial, a través de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) y el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el sector privado ha dado el primer paso para hacer realidad la planeación estratégica que consiste en crear un Programa Nacional de Industria, Infraestructura Sostenible 2030, considerando la importancia que reviste la infraestructura para el desarrollo social y económico del país e inicia con foros de consulta que en total serán siete.

En su discurso inaugural, Gustavo Arballo Luján, presidente del Consejo Directivo Nacional CMIC y presidente de la Comisión de Infraestructura del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) resaltó la importancia de llevar a cabo foros de este tipo que expongan la necesidad que tiene el país de proyectos de infraestructura a largo plazo.

«Cuando hablamos de contenido nacional en una industria estratégica como es la construcción tenemos que estar conscientes de algo, cuando exista una construcción independientemente del número de trabajadores es una fábrica. Se ejecuta con mano de obra mexicana, con materiales mexicanos. La idea es construir una gran matriz de proyectos, porque algo que padece el país es la falta de planeación integral, requerimos es generar sentido de largo plazo, por eso tenemos que coincidir en políticas públicas, el potencial de México y las regiones como Jalisco no se puede negar».

«México ocupa el lugar 57 entre 138 países evaluados por el Foro Económico Mundial en materia de infraestructura, por lo que es necesario construir una gran matriz de proyectos para contar con una planeación integral con visión de largo plazo», precisó.

En el documento de diagnóstico Infraestructura 2030 que sirve de marco para los 7 foros que organizarán el CCE y la CMIC en el país, se hace hincapié que «uno de los principales determinantes del crecimiento económico es la inversión en infraestructura física estratégica. La infraestructura impacta favorablemente en la productividad de las empresas y de los trabajadores. La construcción de puertos, aeropuertos, vías férreas, terminales multimodales, carreteras, obras hidráulicas e infraestructura energética, contribuye a reducir los costos de producción al disminuir los precios de insumos estratégicos y los costos de traslado de mercancías y de personas».

«Esto eleva la rentabilidad de las inversiones y, por lo tanto, hace más competitivas y atractivas a las regiones y a los países para la inversión privada, lo que impulsa la creación de empleos, eleva los ingresos de las familias y mejora el bienestar social.

La evidencia empírica de las regiones de México y de otros países confirma que, en buena medida, altas tasas de crecimiento económico y bienestar están asociadas con un alto grado de desarrollo de infraestructura estratégica», se hace notar en el diagnóstico.

REZAGO DE MÉXICO EN INFRAESTRUCTURA

El campo del desarrollo y crecimiento de la infraestructura estratégica es enorme en México, considerando que nuestro país está en los primeros 14 lugares del mundo por el tamaño de su economía, pero posición 51 de 158 países evaluados en el índice de competitividad global, y 57 en el subíndice de infraestructura por debajo de nuestros socios comerciales y de países con un nivel de desarrollo similar.

El dedo en la llaga lo ha puesto Gustavo Arballo cuando ha señalado que para lograr acortar la brecha en el índice de competitividad global con sus principales socios comerciales, se debe aumentar la inversión del porcentaje del PIB nacional que actualmente es de 0.5%, considerando que algunos países de Asia y Europa tienen una inversión anual mínimo de 1% y hasta de 2.5%.

En un documento de diagnóstico que elaboró la misma CMIC, se establece que México tiene 357 mil kilómetros de carreteras de las cuales 50 mil kilómetros corresponden a carreteras federales, 10 mil carreteras libres y 40 mil carreteras de cuota. En total, más del 55 por ciento de carga nacional transita por esta red carretera y el 96 por ciento de pasajeros se mueve por esta misma ruta, que está basada en 15 ejes troncales que tienen como proyecto implementar nuevas rutas y tecnologías.

En red ferroviaria México se estancó, si recordamos que tan sólo durante el gobierno de Porfirio Díaz se construyeron 20 mil kilómetros de la red y 100 años después sólo se ha avanzado en poco más de 6 mil kilómetros, se dispone de 26 mil 727 kilómetros, y durante los últimos 15 años sólo se ha ampliado en 71 kilómetros, la mitad a vías principales y la otra mitad a vías secundarias, y en contrapartida la carga ferroviaria ha aumentado en los últimos años de 7 millones de toneladas a 120 millones, y es considerada el mejor costo eficiente en traslados largos. El transporte de pasajeros por vía férrea en el país se acabó durante el gobierno que presidió Ernesto Zedillo.

México le ha apostado al autotransporte de carga, dejando de lado el ferrocarril, que su uso representa en costo un 40% más bajo que el autotransporte.

Los cuellos de botella están en la conectividad de las terminales portuarias intermodales y multimodales. El promedio del ferrocarril de carga en México es de 27 kilómetros. Y a corto plazo no están contempladas inversiones en este ramo, conforme lo ha precisado la propia SCT.

HACIA LA PLANEACIÓN ESTRATÉGICA

Para revertir esta situación que le resta competitividad a México, el sector privado mexicano en el que inciden líderes jaliscienses como Gustavo Arballo y Manuel Herrera desde la plataforma de CMIC y Concamin, contribuyen con su trabajo e iniciativas para elaboración de la planeación estratégica y poder disminuir el rezago de infraestructura y aumentar la competitividad del país, siguiendo el camino que recorrieron los llamados Tigres Asiáticos (Corea del Sur, Singapur, Hong Kong y Taiwán) que invirtieron altos porcentajes de su PIB en infraestructura física, lo que junto a otros factores, les permitió lograr tasas de crecimiento promedio anual superiores al 7 por ciento, durante varias décadas y que México durante los últimos 25 años no ha podido superar el 2.5% anual.