Portal informativo de análisis político y social

Personalidades: Porfirio Cortés Silva, fundador de Palmac; el político humano y generoso

Personalidades: Porfirio Cortés Silva, fundador de Palmac; el político humano y generoso

Feb 7, 2018

Por Raúl Cantú //

Los hombres públicos son hijos de su entorno social, sus obras son huellas que dejaron para la posteridad. La tenacidad es la fuerza motriz de sus ideales y Porfirio conjugó ideales y tenacidad al servicio de la sociedad. Él ha entendido a la política como una oportunidad de dar, de servir, de ser útil a los demás. Solamente así se entiende su incesante afán de crear y sostener programas de carácter social, laboral, educativo, cultural, deportivo”.

Así lo escribió Félix Flores Gómez en abril de 2013, sobre quien fuera gran amigo de Porfirio Cortés Silva al prologar el libro “Servir a México”, y quien paradójicamente cuatro meses después partiría a la otra vida en agosto de ese mismo año. Félix Se le adelantó a Porfirio cuatro años.

Porfirio Cortés Silva, líder sindical y parte de una generación que viviera el sindicalismo corporativo, pilar del partido único, falleció a los 87 años el pasado 30 de enero. Fue un personaje singular, sui generis, quien tuvo el talante para superar su modesto origen para convertirse en un hombre importante y poderoso que logró trascender al campo de la política, como lo muestran haber sido el personaje con mayor número de diputaciones federales y locales acumuladas durante su vida, nueve en total.

Como legislador se distinguió entre todos los que han pasado por la Cámara Federal y la Cámara Local de Jalisco por donar íntegramente su sueldo para construir escuelas y/o apoyar programas sociales.

Resalta Félix Flores Gómez que Porfirio se sentía orgulloso de su modesto origen, y más aún la forma como se fue convirtiendo en un hombre importante. “A Porfirio sólo se le pueden acreditar beneficios sociales en sus diferentes facetas de su trayectoria pública, tratándose de un hombre que entregó sus mejores años, como todo jalisciense bien nacido, al sindicalismo y a la política”.

Hablar de él en Jalisco es hablar de un guía social, de un gestor gremial y de un generador del bienestar comunitario, de las mejores causas de los trabajadores y de los jóvenes, y que siempre ha alentado la educación, la cultura, el deporte. Lo que ha aportado a la comunidad está a la vista”, relató el amigo Félix Flores.

EL REFUGIO Y EL ATLAS PARADERO

Un aspecto notable que distinguió a Porfirio Cortés Silva como presidente municipal de Tlaquepaque, lo refiere en ese prólogo Flores Gómez: “ Su paso como alcalde pueden resumirse en un antes y un después de su gestión por la calidad, cantidad y trascendencia de sus obras, proyectos y gestiones. Mención especial merecen las adquisiciones del Centro Cultural El Refugio y El Atlas Paradero”.

De igual forma destaca en su servicio a la comunidad como legado de Palmac, su organización gremial y social, que fue la plataforma para hacer su contribución a la sociedad, principalmente a los sectores de menores ingresos. Su gran obra para beneficio de niños y jóvenes lo significó el Centro Recreativo de Tonalá, que desde su apertura operó sin cobrar cuota o derecho alguno a los usuarios.

FUNDADOR DE PALMAC

Porfirio Cortés Silva nació en Guadalajara el 27 de agosto de 1930. Toda su formación educativa la cursó en planteles públicos. Fue abogado por la Universidad de Guadalajara. Fundador de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) en Jalisco de la que fue secretario del Trabajo y Conflictos. Fue notario público.

A lo largo de su carrera política fue representante popular durante nueve ocasiones. Formó parte de las Legislaturas al Congreso de la Unión en las Legislaturas XLIV (1958-1961); XLVIII (1970-1973); L (1976-1979); LIII (1985-1988). Al Congreso del Estado formó parte de las Legislaturas XLIV ( 1965-1968); XLIX (1979-1982); LII (1989-1992) y LV (1998-2001.

Fue presidente municipal de Tlaquepaque, entre los años 1983 y 1985.

En su curriculum registra que en 1972 fundó la organización sindical Presidente Adolfo López Mateos, A.C., (Palmac) que presidió hasta su desaparición física.

Laboró en el Departamento Legal del Gobierno de Jalisco y formó parte del Comité de Defensa del Lago de Chapala creado en 1953 para evitar que este embalse fuera desecado. Integró la Junta de Mejoramiento Moral, Cívico y Material de Guadalajara. Fue maestro de la Facultad de Derecho de la Universidad de Guadalajara y fue el presidente vitalicio de la generación de abogados Alberto G. Arce 1951-1956 de su Alma Mater.

PRIÍSTA DURANTE 6 DÉCADAS

Militó en el PRI durante más de 60 años. Integró el Consejo Político Nacional y el Centro de Estudios Políticos Económicos y Sociales del CEN. En el Comité Directivo Estatal fue orador oficial, Secretario de Acción Social, presidente de la Comisión de Justicia Partidaria y fue miembro del Consejo Político Estatal y la Comisión Política Permanente. Fue uno de los presidentes de la asociación civil Legisladores Priístas Jaliscienses de la cual fue también presidente honorario vitalicio.

En todas las ocasiones que fue diputado presentó iniciativas de ley y varias se aprobaron. Entre sus obras jurídico-legislativas presentadas a los Congresos de la Unión y Congreso de Jalisco se encuentra la iniciativa de ley de adiciones y reformas a los artículos 51, 76 y 81 de la Ley Federal del Trabajo, referente a las vacaciones de los trabajadores, y la reforma a la Constitución General de la República en su artículo 123, fracción IX, incisos A y F del apartado A a la Ley Federal del Trabajo en su artículo 117: “Los trabajadores tendrán derecho a una participación en las utilidades de la empresa”.

Como alcalde de Tlaquepaque sentó un precedente por el manejo escrupuloso del erario lo que permitió que el Ayuntamiento realizara grandes obras sin tener que endeudarlo. Se remodeló El Parián, se adquirieron terrenos e inmuebles en los que se construyeron la Plaza Pila Seca, el Núcleo de Ferias Valentín Gómez Farías, el Centro Cultural El Refugio, el Hotel Social, así como la compra del terreno del Club Atlas Paradero.

Otro precedente de Porfirio Cortés Silva es que no cobró los salarios que por ley devengaba como presidente municipal.

LA OBRA SOCIAL

En el ámbito educativo-social, sus aportaciones son significativas. Contribuyó con el Gobierno del Estado y la Universidad de Guadalajara en la construcción de escuelas primarias y preparatorias, habiendo donado para ello terrenos como lo hizo con la Biblioteca “Flavio Romero de Velasco”. En el ámbito deportivo fue presidente del Club Deportivo Nacional que auspició la CROC en la Primera y Segunda División del futbol profesional mexicano, y PALMAC auspicia al Nacional que participa en la Tercera División.

Cumplió con su cometido de ser útil a los demás y servir al pueblo, al realizar múltiples programas diseñados por él mismo, ya sean de carácter social, cultural, deportivo, recreativo. Costeó de su patrimonio sorteos de casas y programas de dignificación de vecindades, abrió el Centro Recreativo de Chapala que benefició a cientos de familias de escasos recursos, innovó los comedores populares cuando fue alcalde de Tlaquepaque y en 1986 creó el Centro Recreativo Palmac de Tonalá.

NUNCA PERDIÓ UNA CASILLA

La generosidad fue un rasgo que distinguió a Cortés Silva, quien si algo tuvo fue su calidad humana. La política se convirtió en el instrumento para mostrarlo. Félix Flores dejó su testimonio que precisamente esa generosidad que lo identificó en su trayectoria en la política y el sindicalismo lo llevó a innovar conceptos de servicio que eran inusuales –o inexistentes-, en estos ámbitos , como donar terrenos para vivienda entre las familias de su distrito, los sorteos de casas para gente de escasos recursos: fue de los primeros candidatos a cargos de elección popular en México que obsequiaba en sus campañas electorales desde despensas de víveres hasta libros para fomentar la lectura.

El resultado fue la empatía que logró Porfirio con su electorado, con el pueblo como él lo denominaba, y que redundó en otro record inédito en la política nacional: nunca haber perdido una casilla en nueve elecciones en las que participó de 1958 a 1998”.

¡Descanse en paz Porfirio Cortés Silva!, un hombre de origen humilde que escaló altos niveles de la política para dejar huella en la sociedad con su generosidad y su capacidad de dar a los demás. Porfirio Cortés Silva, ejemplo del político humano al servicio de la sociedad.