Portal informativo de análisis político y social

PERSONALIDADES | Roberta Jacobson

PERSONALIDADES | Roberta Jacobson

Jun 6, 2015

Diplomáticos y especialistas en América Latina describen a Roberta Jacobson como una estadista de duro profesionalismo, aunque acompañado de humor y calidez. Como secretaria asistente de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Jacobson supervisa a 10,000 empleados en 20 países, es la primera mujer en el cargo y fue la primera subsecretaria asistente regional del Departamento de Estado en elevarse a ese cargo sin haber sido primero una funcionaria del servicio exterior.

Apenas el pasado 30 de marzo, Jacobson juró como secretaria de Estado adjunta para el Hemisferio Occidental, la primera mujer en ocupar esa posición que tiene bajo su responsabilidad a más de 10,000 diplomáticos en 34 países del hemisferio.

Más allá de cuestiones de género o de la diplomacia con la que se acostumbra recibir a funcionarios de esta cartera, la noticia de que Roberta Jacobson será la primera mujer embajadora de Estados Unidos en nuestro país, considerada una de las embajadas más difíciles, ha sido recibida con buenos ojos, por dos motivos.

Junto con el asistente especial del presidente Barack Obama, Ricardo Zúñiga, fue parte del equipo que durante 18 meses negoció en secreto el acercamiento del país del norte con la isla de Cuba que se anunció en diciembre del año pasado.

Cuba y Estados Unidos rompieron relaciones desde octubre de 1960 y en 1962 se recrudeció con un embargo que incluía medicinas y alimentos. Para el 92 adquirió carácter de ley debido a que Cuba se negó a la democratización y el respeto a los derechos humanos, desde entonces no son pocos los años que han pasado, por eso que Jacobson le haya invertido año y medio al sorpresivo acercamiento se ve como un logro.

El otro punto es que la nueva embajadora no es ajena a México, ya que entre 2007 y 2010 sirvió como encargada del Departamento de Estado para asuntos del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN) para México y Canadá, y antes, de 2003 a 2007, fue directora de la Oficina para México del Departamento de Estado.

Por eso no es menor que se le conozca como «la mujer de los consensos».

De acuerdo al periódico The New Herald también «tiene una reputación de ser determinada y tener pericia en el Departamento de Estado, donde saltó etapas al lograr un inesperado ascenso desde el puesto de servidora civil de base a un papel que se ha descrito como la «domadora de caballos» de las Américas.

Debido a ello, diplomáticos y especialistas en América Latina describen a Roberta Jacobson como una estadista de duro profesionalismo, aunque acompañado de humor y calidez. Como secretaria asistente de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Jacobson supervisa a 10,000 empleados en 20 países, es la primera mujer en el cargo y fue la primera subsecretaria asistente regional del Departamento de Estado en elevarse a ese cargo sin haber sido primero una funcionaria del servicio exterior.

En general, algunos diplomáticos describen su ascenso en el servicio civil —no el más especializado en el servicio exterior— a secretaria asistente como «muy raro» y «prácticamente insólito».

Roberta Jacobson nació el 8 de marzo de 1962, es casada y tiene dos hijos. Habla español con fluidez, tiene una maestría en derecho y diplomacia por la escuela Fletcher con especialidad en las relaciones entre Estados Unidos y Latinoamérica.

También cuenta con una licenciatura en artes de la Universidad Brown. Trabajó para las Naciones Unidas de 1982 a 1984 en el centro para desarrollo social y asuntos humanitarios.

Su carrera diplomática la desarrolló en el Departamento de Estado en puestos ligados a América Latina.

En 1993 tuvo a su cargo la oficina de Asuntos Cubanos, antes estuvo adscrita al Consejo Nacional de Seguridad.

De 1996 al 2000 fue directora de Planeación Política de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, donde manejó temas de relaciones cívico-militares, derechos humanos, ayuda al exterior y política antidrogas.

A partir de 2000 y durante dos años, fue la segunda figura más importante de la embajada de Estados Unidos en Lima, Perú.

Es una de las principales impulsoras de la Iniciativa Mérida, un proyecto internacional de seguridad establecido por Estados Unidos en acuerdo con México y los países de Centroamérica para combatir el narcotráfico y el crimen organizado.

Entre 2007 y 2010 sirvió como encargada del Departamento de Estado para asuntos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Jacobson adquirió notoriedad a partir de enero de 2015, cuando viajó a La Habana para iniciar las negociaciones para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos.

Fue nominada por el Gobierno de Estados Unidos como la nueva embajadora de ese país en México, en sustitución de Anthony Wayne.

También fue directora de la Oficina de Planeación Política de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de 1996 a 2000, donde manejó temas de relaciones cívico-militares, derechos humanos, ayuda al exterior y política antidrogas.

Los primeros aplausos al nombramiento fueron del secretario de relaciones exteriores de nuestro País, José Antonio Meade, quien primero elogió el trabajo de Anthony Wayne, el todavía representante estadounidense en México con el que hubo avances importantes, se fortaleció la estructura del diálogo y se generaron iniciativas como la Frontera Siglo XXI, que México reconoce y agradece.

Meade resaltó el conocimiento de Jacobson sobre México, aunque sostuvo que el país se mantendrá respetuoso del proceso legislativo pendiente por el cual sería ratificada, por lo que formalmente sólo se manifiesta el beneplácito por su nominación.

En un comunicado, le reiteró que en los últimos años se han construido importantes mecanismos que dan nueva perspectiva a la relación entre ambos países, entre los que sobresalen el Foro Bilateral sobre Educación Superior, Innovación e Investigación (FOBESII) y la iniciativa del Estado mexicano Proyecta 100000.

Detalló que bajo el liderazgo del embajador Wayne se han fortalecido otras instancias de diálogo, entre ellas los trabajos al amparo de la Iniciativa Frontera Siglo XXI.

Las dos naciones han colaborado para dar vitalidad a los flujos lícitos de bienes y personas en la frontera común, así como para hacer de esa región un área de oportunidades y prosperidad compartida.

El canciller Meade subrayó que la designación de Jacobson permitirá mantener el avance en el cumplimiento de las prioridades que los presidentes Enrique Peña Nieto y Barack Obama han establecido para consolidar la asociación estratégica y profundizar los múltiples lazos que unen a las sociedades de los dos países.

El nombramiento de Jacobson grita desde Estados Unidos que con las relaciones bilaterales no se juega, pero nuestro país susurra desde el Paseo de la Reforma y cabildea el nombramiento de su homólogo en Washington.

Y es que mientras los vecinos anunciaron el cambio este lunes, por lo que habrá que esperar a que pase todo el protocolo, México tiene aún vacante el puesto de embajador ante Estados Unidos, luego de que Eduardo Medina Mora dejó el cargo en marzo para postularse como ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.