Portal informativo de análisis político y social

PRIMER DIRECTOR GENERAL DE IMEPLAN: ALBERTO OROZCO OCHOA

PRIMER DIRECTOR GENERAL DE IMEPLAN: ALBERTO OROZCO OCHOA

Mar 8, 2014

Por Manuel Cárdenas Mendoza —-
ALBERTO OROZCO OCHOA ES DESIGNADO PRIMER DIRECTOR DEL INSTITUTO METROPOLITANO DE PLANEACIÓN (IMEPLAN) CON EL VOTO UNÁNIME DE LOS OCHO CONSEJEROS QUE FORMAN LA JUNTA DE COORDINACIÓN METROPOLITANA, DONDE SE AGRUPAN SIETE ALCALDES PRIÍSTAS Y UNO DE MOVIMIENTO CIUDADANO.
EL DIRECTOR DE IMEPLAN SE ELIGIÓ POR CUATRO AÑOS ENTRE OTROS CINCO CANDIDATOS: EL ARQUITECTO JOSÉ DE JESÚS PLIEGO MARTÍNEZ, LA DOCTORA ANA LUCÍA GONZÁLEZ IBARRA, ARQUITECTO JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ IBARRA, EL DOCTOR ROBERTO ARIAS DE LA MORA Y EL DOCTOR MARIO SILVA RODRÍGUEZ.
QUIEN DIGA QUE SEA UN IMPROVISADO Y DESCONOCEDOR DEL TEMA DE URBANISMO Y PLANEACIÓN METROPOLITANA, ESTARÍA FALTANDO A LA VERDAD.
EN SU CURRÍCULA REGISTRA HABER SIDO CONSULTOR DE ONU-HABITAT. SE DESEMPEÑÓ COMO SECRETARIO TÉCNICO DE LA JUNTA DE COORDINACIÓN METROPOLITANA Y ASUMIÓ LA TAREA DE DEFINIR EL RÉGIMEN DE COORDINACIÓN METROPOILITANA DE IMEPLAN.

Tiene nombre de junior, bien podría ser “Alberto Orozco III”, pero a Alberto Orozco Ochoa, se le reconoce capacidad y sólida formación académica. Cuenta con maestría en Planeación Urbana, licenciatura en Administración y Finanzas por el TEC de Monterrey y estudió en la Facultad de Negocios y Economía de Melbourne, Australia.
Su abuelo don Alberto Orozco Romero fue ministro de la Suprema Corte de Justicia y gobernador de Jalisco. Se le recuerda con cariño, de hombre sencillo y político humanista. Su padre Alberto Orozco Bañuelos ha sido diputado local y empresario de la construcción.
Alberto Orozco Ochoa será el primer director general del Instituto Metropolitano de Planeación (Imeplan). Aunque su elección resultó por unanimidad, de ocho votos posibles de alcaldes metropolitanos, obtuvo los ocho, de una lista de cinco candidatos. Quien diga que sea un improvisado y desconocedor del tema de urbanismo y planeación metropolitana, estaría faltando a la verdad. En su currícula registra haber sido consultor de ONU-Habitat. Se desempeñó como secretario técnico de la Junta de Coordinación Metropolitana y asumió la tarea de definir el régimen de Coordinación Metropolitana de Imeplan.
Previo a su elección se registró un caliente debate en la opinión pública, líderes de organizaciones ciudadanas cuestionaron el método de elección y reprocharon que se trataba de un traje a la medida hecho por los propios alcaldes.

SERIAS PREOCUPACIONES
Redes de grupos ciudadanos alzaron lo voz contra la designación del nieto del ex gobernador Alberto Orozco Romero cuya sospecha es de intereses políticos sobre una imposición que se da desde la Junta de Coordinación Metropolitana.
Agrupaciones de ciudadanos como la Asamblea por la Gobernanza Metropolitana, el Parlamento de Colonias, Red Guadalajara de Todos, Observatorio Jalisco Cómo Vamos, Ciudad para Todos y GDL en Bici levantaron voces de inconformidades contra tal designación porque no se escucharon opiniones de la sociedad, ni de universidades.
Las críticas vertidas por activistas en temas de la ciudad fueron orientadas de la misma forma a un desorden añejo en movilidad, recolección de basura, inseguridad y agua potable que sufre la metrópoli y que son parte del escenario tan complicado en el que nace el Imeplan. La preocupación tacha al diseño institucional como vertical y sin credibilidad, según coincidieron en sus declaraciones Alejandro Mendo del Observatorio Metropolitano Guadalajara y Héctor Castañón de Red Guadalajara.
Se filtra la desconfianza desde la simple sospecha de quien queda al frente tras la forma en que se dio la elección, las reformas se deben plantear para implementar un sentido democrático y con verdadera autonomía, dijo Carlos Soto, otro de los inconformes.
Es importante que exista el diálogo de los temas trascendentales, que se cuente con el poder de ser activo y se involucren en la toma de decisiones, porque si no se toman, no vale la pena.
El Director de Imeplan se eligió por cuatro años entre otros cinco candidatos: El Arquitecto José de Jesús Pliego Martínez, la Doctora Ana Lucía González Ibarra, arquitecto José Carlos González Ibarra, el doctor Roberto Arias de la Mora y el doctor Mario Silva Rodríguez.

MIRAR PARA ADELANTE
“Hay que voltear para adelante, esto apenas está iniciando (…) Fue un voto por unanimidad, eso a mí me tranquiliza. Al final todos los alcaldes están manifestando un voto de confianza y una apuesta por la continuidad respecto a los dos años que venimos haciendo ya gestión para todo el tema de la Coordinación Metropolitana”, expresó Orozco Ochoa, después de asumir esta nueva tarea en su vida profesional de un organismo que ha sido tan esperado para que reoriente el desarrollo caótico de la metrópoli que parece haber perdido el rumbo.
Al alcalde de San Pedro Tlaquepaque, Alfredo Barba Mariscal se le endilgó haber sido el firme promotor de Alberto Orozco Ochoa para que se convirtiera en el primer director de Imeplan a lo que respondió: “Se pueden decir muchas cosas, aquí está la votación de los alcaldes y salió por unanimidad y no hubo una sola propuesta, se presentaron varios perfiles, creo que no podemos dudar de su capacidad técnica y que conoce el proceso de conformación del Instituto de Planeación”.
A su vez, el alcalde de Zapopan, Héctor Robles Peiro –quien había impulsado a Alfredo Henry Hidalgo Rasmussen, director de Proyectos Estratégicos del Municipio– que previo a la elección había expresado sus reservas en torno a Orozco Ochoa, finalmente cambió su percepción y reconoció su cartel académico, su preparación en universidades del extranjero y su conocimiento de la realidad de la ciudad.
Desde la óptica de Robles Peiro temas prioritarios en la agenda del municipio que el manejo de residuos sólidos, a propósito del tiradero de basura de Picachos, el cual es impugnado por vecinos de la zona por la contaminación que genera y que se convierte en problemática metropolitana.

A TRABAJAR
Tras que se diera a conocer su nombramiento, Alberto Orozco Ochoa, subrayó que de inmediato se tiene que trabajar y enunció los que serán los ejes fundamentales de la agenda de Imeplan: El depósito final de la basura, movilidad, medio ambiente, abasto de agua potable, seguridad y educación.
“El primer objetivo es sacar el programa de desarrollo metropolitano, que primero lo apruebe la Junta (General de Gobierno) y luego los ayuntamientos; tenemos el reto de tener un documento serio, técnicamente sólido y con toda la pauta para que vaya acompañada de la opinión pública, para que la ciudadanía lo avale, la planeación democrática jugará un papel importante”, declaró a los medios informativos.
Las oficinas administrativas de Imeplan estarán ubicadas en Niños Héroes y Agustín Yáñez, con oficinas administrativas a nivel estructural del organigrama general.
Una de las primeras tareas será sacar un Plan de Desarrollo Metropolitano, que está previsto en un Plan de Movimiento Territorial Metropolitano, entender el vocacionamiento lógico pero visto desde la metrópoli.
De la misma forma se tiene que instalar la Junta de Gobierno que lo integran alcaldes municipales o quienes ellos designen, la operación del programa es un Organismo Público Descentralizado (OPD), tiene autonomía propia, patrimonio propio, autonomía técnica de gestión.
Vaya tarea que tiene enfrente el primer director del Imeplan, un Instituto que llega tarde, en un escenario caótico, donde el Frankenstein urbano se agiganta, cuyos grandes problemas como agua y movilidad tienen cuando menos rezago de dos décadas.
¿Podrá Alberto Orozco Ochoa con ese enorme reto de influir en la reorientación del desarrollo metropolitano desde el Imeplan?
El tiempo dará la respuesta.