Portal informativo de análisis político y social

RAÚL PADILLA LÓPEZ: EL PADRE DE LA FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO

RAÚL PADILLA LÓPEZ: EL PADRE DE LA FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO

Nov 30, 2013

Por José María Pulido —-

Esta semana festeja los 27 años de su hija más reconocida, la Feria Internacional del Libro (FIL). Y celebra, también, la llegada del equipo de fútbol Leones Negros a la final de la Segunda División que eufemísticamente llaman Primera “A”. Es Raúl Padilla López, quien a lo largo de su vida ha reunido a detractores, que lo han calificado como la “burguesía dorada” y lo quieren hacer “el padrino de todos los bautizos o el novio de todas las fiestas”, así como defensores que se rasgan las vestiduras en el nombre de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Para estos últimos, con el trabajo de descentralización y la integración de las dependencias por medio de los centros universitarios y la Red Universitaria de Jalisco, convirtió a la Universidad de Guadalajara en la Universidad de Jalisco y creó la única vinculación de la zona norte con el centro del Estado.

Otra más, con un presupuesto mucho menor, ha hecho y promovido más obra cultural que muchos de las administraciones y sexenios a los que ha trascendido.

La pura Feria Internacional del Libro que muchos quisieran ver como la feria de la lectura, es el escaparate de premios Nobel, líderes políticos, autores, agentes literarios, bibliotecarios, libreros y más de mil 935 casas editoriales de 40 países, así como más de 600 mil visitantes que se dan cita en la Expo Guadalajara a finales de año.

Pero no puede desdeñarse la construcción del Auditorio Telmex, la Biblioteca Juan José Arreola ni el Centro Cultural Universitario, que está en proceso de construcción y será el mejor en América Latina.

Raúl Padilla López nació en Guadalajara en mayo de 1954. Realizó sus estudios en el Colegio Cervantes, en la Escuela Preparatoria para Trabajadores “Licenciado José Parres Arias” y en la Facultad de Filosofía y Letras de la UdeG, donde se tituló como licenciado en Historia en 1977.

Fue presidente de la Federación de Estudiantes de Guadalajara, director del Departamento de Intercambio Académico, director del Departamento de Investigación Científica y Superación Académica.

Sus biógrafos lo citan como “un directivo cultural mexicano. Es hijo de un dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de los años 60, fue líder en la Escuela de Filosofía y dirigente de la Federación de Estudiantes de Guadalajara (FEG) de 1977 a 1979, bajo la tutela de Álvaro Ramírez Ladewig”.

Fue el primer ex presidente de la FEG que dijo no a una candidatura por el PRI, aunque más tarde logró ser diputado por el Partido de la Revolución Democrática, instituto político que ha convertido en la bisagra de muchas decisiones en el Congreso de Jalisco.

Puede leerse como parte de su currículum que “es autor de varios ensayos sobre temas educativos, políticos y culturales y en el 2006 recibió la Cruz de Sant Jordi del Gobierno de Catalunya, así como la condecoración Caballero Legión de Honor por decreto del entonces presidente francés Nicolás Sarkozy”.

El Rey de España le otorgó la medalla “Isabel La Católica” a través del consulado en Guadalajara, también por sus aportaciones en el mundo cultural y el entonces alcalde de Los Angeles, Antonio Villaraigosa, le otorgó otro reconocimiento oficial en el marco de la inauguración de la Segunda Edición de LeáLa, Feria del Libro en Español.

Hace un año, en un recuento de líderes de Jalisco que publicó Conciencia Pública, Gabriel Ibarra ubicó al jefe del Grupo Universidad como “el número uno del poder” y “el gran aliado del gobernador Jorge Aristóteles Sandoval”.

En un artículo de años previos, realizado en febrero de 2007 por Gilberto Pérez Castillo, también se le reconocía como cabeza “del grupo político más articulado de Jalisco” y lo colocaba entre el top ten de los políticos influyentes.

Hoy, con la reconfiguración del poder y el relevo en Casa Jalisco Raúl Padilla López “se encuentra en la cúspide de la pirámide de poder que ha construido en un cuarto de siglo en Jalisco. Ha enfrentado fuertes embestidas de los gobiernos emanados de Acción Nacional y las ha logrado superar”.

Agregaba Gabriel Ibarra apenas hace año y medio que “el poder que ha ido acumulando Raúl Padilla en su condición de jefe de la UdeG es creciente. La rebelión que viviera en el 2008 con el entonces rector de la Universidad de Guadalajara, Carlos Briseño y que terminó en su destitución, al final de cuentas vino a fortalecer el poder indiscutible en la UdeG de Padilla”.

Advertía que: “Hoy más que nunca tiene la mayor fortaleza, cuando el futuro gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval es su aliado”… y no estaba equivocado.

SEXENIO TRAS SEXENIO

Desde la toma de posesión de Raúl Padilla López como rector de la Universidad de Guadalajara (el primero de abril de 1989) han transcurrido 24 años, casi un cuarto de siglo. Desde entonces han pasado por Casa Jalisco, cinco jefes del Poder Ejecutivo del Estado: Guillermo Cosío (poco más de tres años); Carlos Rivera Aceves, como gobernador sustituto; Alberto Cárdenas Jiménez: Francisco Ramírez Acuña (al final dejó unos meses de sustituto a Gerardo Octavio Solís), Emilio González Márquez y ahora Jorge Aristóteles Sandoval.

Escribe Gabriel Ibarra que: “Padilla López no ha estado exento de choques con los gobernadores, a excepción de su relación con Guillermo Cosío donde hubo entendimiento y respeto de los roles de cada cual. Sin embargo, con el gobernador Carlos Rivera Aceves, el juego de vencidas se dio prácticamente durante los tres años que duró en el encargo. Padilla, con el apoyo de Manuel Camacho Solís, entonces operador del presidente Carlos Salinas de Gortari, logró que el Congreso del Estado reformara la Ley Orgánica de la Universidad de Guadalajara, a la que se oponía el gobernador Rivera Aceves, lo que le abrió la puerta para que se reafirmara como jefe máximo del Grupo Universidad y pudiera construir ese poder transexenal y que está por convertirse en transgeneracional”.

Al frente del Grupo Universidad “ha tejido una red de poder cuyos tentáculos alcanzan a los partidos políticos, principalmente al PRI y al PRD, donde militantes del Grupo Universidad han asumido diputaciones locales y federales y cargos partidistas de primer nivel”.

El Poder Judicial del Estado es otro espacio donde Raúl Padilla López tiene momentos de control. El anterior consejero de la judicatura, Luis Enrique Villanueva y actual director del Jurídico del Congreso del Estado, tiene la camiseta puesta de los Leones Negros; el nuevo consejero de la judicatura, maestro Alfonso Partida Caballero, es militante del Grupo UdeG, así como el magistrado del Tribunal Administrativo del Estado, Armando García Estrada es muy cercano al secretario General de la Universidad, Alfredo Peña Ramos, señalaba Gabriel Ibarra.

A pregunta expresa, el actual rector Tonatiuh Bravo Padilla contesta que es normal que la mayoría de funcionarios del gabinete sean de extracción udegeísta porque se trata de la mayor universidad de Jalisco. Pero lo político se puede guardar un poco, para su tiempo. Durante toda la semana, Raúl Padilla se paseará por la FIL, es su escenario.