Portal informativo de análisis político y social

RICARDO RODRÍGUEZ JIMÉNEZ: “PANISTA INDEPENDIENTE”

RICARDO RODRÍGUEZ JIMÉNEZ: “PANISTA INDEPENDIENTE”

Feb 1, 2014

Por José María Pulido —-

Ricardo Rodríguez Jiménez comenzó a participar en el Partido Acción Nacional en el subcomité San Martín de Zapopan, en la elección de 1992 y un año después ya estaba en el juvenil del Comité Estatal como coordinador de organización cuando Jorge Salinas encabeza a los muchachos de entonces.

Eran los tiempos cuando todavía pocos volteaban a ver al PAN, cuando a los panistas jóvenes les causaba escozor hablar de sexo seguro y los condones en los medios de comunicación. Apenas superada la etapa cuando los perseguían por pegar propaganda del blanquiazul y debían superar acciones como el “Operativo Fiesta” en Zapopan para alcanzar el poder.

Pero mucho antes, Ricardo Rodríguez se identificó con el Partido Acción Nacional a raíz de un trabajo escolar que hizo en segundo de secundaria sobre Manuel Gómez Morín. Desde entonces buscó participar como militante pero tenía 13 años y todavía no existían las PANdillas en el comité Estatal.

Entonces no conocía a nadie y tuvo que esperar a cumplir los 17 en la elección, precisamente en 1992, cuando le pidieron a su mamá que fuera representante de casilla. La acompañó a las capacitaciones y se quedó participando.

Ahora, Rodríguez Jiménez enfrenta un proceso de expulsión de un partido en el que tiene un año sin participar, y lo tiene sin cuidado, de acuerdo a una carta que le envío a su presidente estatal, Miguel Ángel Monraz y en respuesta a Gildardo Guerrero, su coordinador y con quien no ha congeniado en ningún momento de la actual legislatura.

Ricardo Rodríguez Jiménez es licenciado en Economía por la Universidad de Guadalajara y maestro en Administración Pública y Política Pública por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, campus Ciudad de México.

Su actividad partidista, iniciada en 1992 incluye la Secretaría de Fortalecimiento de Estructuras Municipales, de 2005 a 2006, y secretario general del Comité Directivo Estatal Jalisco, del 2008 al 2011.

En la función pública ha trabajado como Jefe de Seguimiento de la Dirección de Programación y Evaluación del Ayuntamiento de Guadalajara (1999-2000); director general de Planeación de la Secretaría de Cultura (2000-2002), subsecretario de Gobierno para Asuntos del Interior de la Secretaría General de Gobierno (2002-2004) y director general de Comercio Interior de la Secretaría de Promoción Económica (2004-2005).

Fue diputado federal del 2006 al 2009, en donde se desempeñó como secretario de la Comisión de Hacienda y Crédito Público e integró las Comisiones de Economía y Seguridad Social.

Fue, además, coordinador de los diputados federales del PAN del Estado de Jalisco y en el Gobierno Federal trabajó como subprocurador de Servicios de la Procuraduría Federal del Consumidor en el 2011.

Actualmente es diputado local, preside el Comité de Relaciones Interparlamentarias y Asuntos Internacionales, pero desde que llegó a la actual legislatura se declaró como diputado independiente y la mofa de sus compañeros fue calificarlo como el “diputado pago por evento”, porque aseguraban que apoyaría al mejor postor.

Ahora apareció con el Partido Movimiento Ciudadano, en una rueda de prensa en la que presentaron una agenda legislativa común, motivo por el cual su partido le inició un procedimiento de expulsión, en un debate que les llevó más de media hora el martes pasado por la tarde, porque querían evitar que recurriera al Tribunal Electoral.

Su antecedente es Manuel Castelazo, quien también se declaró independiente cuando era diputado local y comenzó a trabajar con otros dos legisladores a los que se les conoció como los tres chiflados o los tres mosqueteros, según el cristal con el que se les mirara.

Su manifestación como diputado independiente y su integración al denominado G10 no son sino la prueba de los conflictos internos que vive el Partido Acción Nacional y su inconformidad con su dirigente estatal y su coordinador, Gildardo Guerrero, con quienes no dejaron de endilgarse adjetivos como “pillos” o parte de la “gusanera”.

A Ricardo Pero la decisión lo tiene sin cuidado, pero elucubra que lo quieren expulsar porque ha señalado que el PAN no puede permitir que les pongan precio a los candidatos que participan para distintos posiciones que el Congreso del Estado nombra, y que por cuota partidista le compete decidir al PAN.

“Pudo ser porque he hecho eco de las quejas que, a nivel nacional, destacados panistas han manifestado en el sentido de que no se puede permitir el diezmo en las negociaciones que se hacen del presupuesto, y que he pedido que eso no se replique en Jalisco.

“Pudo ser porque citando a un importante panista dije en tribuna que el presidente del PAN Jalisco, Miguel Ángel Monraz, debe investigar los presuntos actos de corrupción del PAN en el Congreso del Estado, porque dirigente que no investiga los actos de corrupción de sus subordinados, es cómplice o es jefe de la mafia”.

Conforme platica, sube de tono en las acusaciones y asegura que no es de su interés “participar en un Partido que está dirigido por corruptos; que está entregado al Gobierno del Estado por negociaciones económicas; que ha renunciado a la posibilidad de competir y de ganar electoralmente en el 2015 por sus acuerdos con el PRI y que su única misión es evitar que el PRI pierda las próximas elecciones”.

En el centro, entre Ricardo Rodríguez y la dirigencia estatal apareció la figura del ex candidato al gobierno del Estado por el Partido Movimiento Ciudadano, el dirigente de Alianza Ciudadana Enrique Alfaro, quien luego de la rueda de prensa donde los 10 diputados anuncian su agenda legislativa común.

“No estamos pensando en una alianza con el PAN porque hoy el PAN está secuestrado por un grupo de pillos que sólo piensan en sus intereses personales porque se han convertido en sirvientes del gobierno del PRI”, declaró Alfaro.

Los panistas reviran y aseguran que Ricardo Ramírez tiene negociada una regiduría en el Ayuntamiento de Zapopan con el PMC y le regresan el adjetivo de pillo porque “no se le permitió hacer negocios con la fracción del PAN, porque no se le permitió llegar a una coordinación o es pillo porque no respaldamos concertacesiones con algunos partidos que él hizo, como por ejemplo con el PRI”.

Así le espetó Juan Carlos Márquez, presidente de la Comisión de Responsabilidades del Congreso.

En medio de las elucubraciones, hay un dato que ninguno de las dos posturas podrá evitar y son los inicios de Ricardo Ramírez como panista hace 20 años. El reto lo aclarará el futuro cercano porque muchos aseguran que esa alianza con el MC en el Congreso durará como el otoño, como dice Joaquín Sabina, lo que tarda en llegar el invierno.