Portal informativo de análisis político y social

Sigifredo Islas: El artista sonorense que conquistó Jalisco

Sigifredo Islas: El artista sonorense que conquistó Jalisco

Abr 9, 2011

Un diseñador único. A pesar de ser sonorense, Sigifredo Islas ha triunfado con su inigualable pasión por el arte y creatividad en las tierras jaliscienses.

Su creatividad, originalidad, y su gusto sofisticado han logrado imprimir su firma en los espectaculares eventos que ha creado.

“Mi reto he sido yo, he detenido mi proceso, compitiendo conmigo y en mi contra, sin embargo soy una persona con mucha sensibilidad y deseosa de hacer cosas trascendentes y diferentes, tengo diferente propuesta”, expresa. De pequeño, Sigifredo Islas no tenía en mente ser diseñador, sus elecciones eran muy dispersas, sin embargo la política, abogacía y la arquitectura eran carreras que le gustaron a muy temprana edad y que las consideró como una opción en su futuro.

Al término de la preparatoria, siendo un joven aguerrido, vivaz y con muchas ideas, decidió trabajar en una florería, en donde podía expresar, sin ser juzgado, su fascinación por el arte, la cultura y el diseño.

A los 24 años, Sigifredo Islas, tuvo la oportunidad de emprender, con su primer diseño de boda realizada en su lugar de nacimiento, Obregón, Sonora. Fue aquel momento en el que su trabajo dio frutos y pudo demostrar lo novedoso y artístico de su personalidad. “Empecé hace 25 años, la familia que me contrató por primera vez era muy conocida en Obregón (…) La señora me pidió diseñar la boda de su hija, fueron muy sorprendentes mis diseños porque la flor me llegó de Holanda y Tailandia. La boda fue una sorpresa para todos, porque fue algo muy diferente a lo que se había hecho años atrás”, recuerda el entrevistado. Esa boda, fue el parteaguas para el joven diseñador, todos los ojos estuvieron puestos en él, y su fama subió de nivel, por lo que le hablaron de diferentes ciudades para realizar bodas, como la que había hecho en su tierra sonorense.

“Al siguiente año me contratan en Guadalajara para un evento, aquí cautivé con mi primer trabajo, unos XV Años y aquí me quedé”, precisa.

Ahora con su exquisito gusto ha impresionado a varias celebridades en Jalisco y ha trabajado en diversos proyectos que han dejado el apellido Islas en alto.

Desde la boda de Michel Leaño, la boda de la actriz Anette Michel, el arreglo de la boda del personaje “Gaviota”, en la novela Destilando Amor, hasta el evento para Ricardo Salinas Pliego, han sido ejemplo del impresionante trabajo, estilo y propuesta de Sigifredo Islas. “Trabajé en un evento para el doctor Samuel Joaquín, apóstol de Dios de la Luz del Mundo, ha sido muy importante, fue un gran privilegio”, expresa.

 

“Quiero ganar el récord Guinness”

En el marco de los Juegos Panamericanos, el diseñador tiene ideado un plan que todavía no se concreta, el de hacer el arreglo floral más grande del mundo, con 30 metros de altura y 250 mil rosas de por medio. Por lo que espera ganar el premio Guinness.

Además del premio, Sigifredo Islas pretende crear conciencia a los ciudadanos con su monumental obra. “En esta época tan violenta, necesitamos un cambio, y este arreglo floral será una ofrenda para despertar en nuestro interior los valores que tanto nos han ido cerrando, y autodestruyendo”, explica.

Añade: “Pareciera que en México recibimos el peor de los castigos, en donde no sé cómo llamarle a la política que hoy se vive, no existe un verdadero político que quiera ayudar a la ciudadanía, el único que tiene la fuerza es Enrique Alfaro”. Otros de los grandes proyectos que Sigifredo Islas tiene en mente son diseños de monumento urbano. “Quiero mi firma puesta en muchos lugares, va a ser muy diferente a lo que se ha visto”, asegura.

 

“DIGO LO QUE SOY Y HAGO LO QUE QUIERO”

Al preguntarle sobre la competencia que existe entre diseñadores tapatíos, Sigifredo Islas advierte que hay mucha, sin embargo no existe una identidad que diferencie a los mexicanos diseñadores, ya que lo ven de manera global, de tal forma que se han copiado trabajos de Estados Unidos y Europa.

“Mi estilo es muy particular, al ver mi trabajo saben quién lo hizo (…) He visto que exponen a diseñadores sin propuesta en revistas de gran nombre y no le dan a espacios a diseñadores innovadores y únicos”, critica.

Además de la competencia, el entrevistado asegura que son pocas las oportunidades en México y que no se reconoce, ni se paga bien. “En muchos casos, sólo se cuentan las flores, y no el diseño. Otros casos ven mis diseños y van con otros para que lo copien y se los vendan más barato”, indica.

¿Se ha sentido decepcionado?, se le pregunta.

Responde: “Me decepciono a toda hora, pero no dejo tiradas mis ilusiones. Uno de los puntos más impactantes fue el asesinato de Luis Donaldo Colosio, cuando el PAN ganó en el 2000, y la pérdida de mi madre”. “Cuando entró el PAN al poder, no se impulsó al artista, tampoco ayudaron a los diseñadores, ni se difundió la cultura, ellos sólo se preocuparon por saldar cuentas, y pagar favores”, concluye.